Lunes, 18 Septiembre 2017 00:00 Mundo

Entrevista / Joan Berni Blanch / presidente de la asociación de catalanes en Quito

“¿Por qué no podemos tener una confederación de estados ibéricos?”

“¿Por qué no podemos tener una confederación de estados ibéricos?”
Foto: Marco Salgado / EL TELÉGRAFO

España vive una crisis política por un referendo secesionista en Cataluña. El presidente de la comunidad catalana en Quito está por el ‘sí’ y da sus razones.

Redacción Mundo

España vive una crisis sin precedentes. Las autoridades de la región autónoma de Cataluña, cuya capital es Barcelona, han convocado a un referendo secesionista. El gobierno de Mariano Rajoy hace todo lo posible para evitarlo, por lo que un choque de trenes se avecina.

En ese contexto las comunidades catalanas en todo el mundo se han activado para defender el referendo. En Quito, Joan Berni Blanch preside la Casal o la Asociación de catalanes. Él expone su postura.

¿Qué opciones de éxito puede tener el referendo sin reconocimiento internacional y unilateral?

Depende de qué se puede considerar éxito. Hemos aprobado la Ley de Referendo porque durante años intentamos que se nos escuche, en pactar un referendo acordado.

Este malestar se remonta a tres siglos, pero hay un momento culminante: en 2006 Cataluña aprobó el nuevo estatuto, nuestra pequeña Constitución dentro del estado español, con el 80% de los diputados regionales, luego pasó por un cepillado de las cortes españolas y ya cuando todo el mundo dijo que sí, se sometió a un referendo, en el que fue aprobado.

Pero al Partido Popular, que son los hijos del franquismo, no le gustó. Puso un recurso ante el Tribunal Constitucional, el cual, en 2010, anuló 14 artículos. Entonces hay una manifestación multitudinaria, un mes después, que se ha sucedido cada año cada vez con más fuerza. Porque fue la nueva humillación que nos hizo el estado español. Desde este momento hemos intentado acuerdos con el Estado y hemos recibido noes.

A partir de la sentencia de 2006 ha habido un retroceso en el nivel de autogobierno, una recentralización de las competencias.

¿Qué les han quitado?

Una competencia muy sensible; han recurrido la Ley del Catalán. Esa norma fija al catalán como lengua vehicular y fue reconocida por la Unión Europea como un modelo de integración social. La ley está recurrida.

¿Esa ley prohibía la enseñanza del español?

No la prohibía, se enseñaba como lengua, tenía dos horas de clase. El profesor tenía una cierta autonomía de dar clases en castellano. Cuando una lengua está en peligro de extinción, que es el caso del catalán, tienes que apostar por un modelo educativo integrador. El hecho de que haya una lengua principal ha hecho que todos los alumnos que han estudiado en Cataluña sepan catalán y castellano, ambas.

Esto se ha hecho para proteger al catalán porque de los 50 canales de televisión solo hay 5 o 6 en catalán, los demás son en español. En Cataluña no hay ningún problema con la lengua. Mi esposa es ecuatoriana y ha ido a Barcelona; ella ha podido hablar perfectamente en castellano y le han contestado en castellano. No hay problema. Esto es lo que venden desde Madrid.

Si gana el ‘sí’, ¿cómo haría Cataluña siendo un estado sin reconocimiento internacional?

Eso está por verse. Se envió a las cancillerías un informe de expertos de universidades internacionales sobre el derecho a decidir de Cataluña. Sobre el reconocimiento internacional, lo que está diciendo ahora la comunidad europea es lo que tiene que decir. Quien manda en la comisión europea es Jean-Claude Juncker, que es del Partido Popular Europeo, amigo de Mariano Rajoy (presidente español).

Pero también se han pronunciado Ángela Merkel, Emmanuel Macron...

Los grandes estados como Alemania, España, Francia, tienen  problemas regionales también. Merkel, Rajoy y Juncker son del Partido Popular Europeo. Pero ¿qué dicen los anglosajones, Letonia, Lituania, los países bálticos, los de la antigua Yugoeslavia? El mundo anglosajón no entiende por que no se puede votar o decidir si un matrimonio se quiere separar.

La izquierda española ha propuesto un estado confederado donde puedan vivir juntos catalanes, vascos, gallegos.

¿No es posible eso?

Durante tantos años hemos demandado esto y no se nos ha escuchado. Ahora que ven que hay la posibilidad de que nos independicemos esto es posible. ¿Por qué no se ha hecho esto antes, cuando hemos intentado negociar? No hay confianza. La izquierda española es ambigua. El anterior presidente fue José Luis Rodríguez Zapatero, quien dijo que defendería el estatuto que aprobara el pueblo de Cataluña y mira cómo acabó.

Si se acepta el referendo, luego vendrán los vascos, los gallegos. ¿Estaríamos ante el fin del estado español?

Es que este debería ser el inicio. España, históricamente fue una unión de coronas pero no de pueblos. Nunca quisieron que fuera un estado confederado de pueblos. España pudo haber sido como Suiza, que es una confederación helvética. ¿Por qué no podemos tener una confederación de estados de la península Ibérica?

Hay una amenaza de detención a los alcaldes que ayuden al referendo, ¿cómo va a reaccionar el independentismo?

Desde que hemos intentado una mejora de nuestra participación en España, el gobierno ha dejado de hacer política. Esto que era de fácil resolución política ha derivado en un tema judicial. Están utilizando a los tribunales. 706 alcaldes han aprobado el decreto de referendo. Hay 948 municipios en cataluña. El 74% de los municipios ha dicho que sí.

¿Incluida Barcelona?

Barcelona está en suspenso (actualmente el municipio ha dado un apoyo parcial al referendo). El 74% del número de los municipios, pero solo el 45% de la población porque Barcelona representa el 21% de la población.

Pero esta situación fortalece la posición española de que una minoría impone el independentismo al resto de la sociedad catalana, que se encuentra cómoda en España...

Esto de que sea una minoría lo contradigo. La mayoría del parlamento está ahí. La mayoría del pueblo catalán, en 2015, dio un mandato, que apostaran por el referendo. Y esto es lo que han hecho.

Pero la lista Junt pel sí no obtuvo la mayoría absoluta que se buscaba...

Fue un 48%. El sí fue un 48%. Lo que no pueden hacer quienes apoyan el ‘No’ es apuntarse el 11% de ‘Cataluña Si que es pot’, que es una coalición de Podemos con el partido de la alcaldesa de Barcelona, no pueden apropiarse de ese 11%. Ahora, en la votación para aprobar la Ley de Referendo, este partido se abstuvo, pero sí están a favor, lo que no querían era que fuera unilateral. Pero no pueden apropiarse de la mayoría. Los de Podemos han dicho que irán a votar, el representante de Podemos en Cataluña va a votar y votará ‘no’. (I)     

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Twitter

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense

 

Twitter ET