Jueves, 22 Septiembre 2016 06:24 Mundo

Peña Nieto culpa a Donald Trump de la devaluación del peso mexicano

 Peña Nieto arrastra aún los efectos de la catastrófica visita de Trump el 31 de agosto.
Peña Nieto arrastra aún los efectos de la catastrófica visita de Trump el 31 de agosto. Foto: AFP
Agencia AFP

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, responsabilizó este miércoles -entre otros factores- al controvertido Donald Trump de la fuerte depreciación que atraviesa el peso, y reconoció que fue una "decisión acelerada" el haber invitado al país al candidato republicano a la Casa Blanca.

Ante la caída esta semana de la moneda mexicana más allá de la barrera psicológica de las 20 unidades por dólar, hasta alcanzar las 20,17 este miércoles, Peña Nieto argumentó que el desplome de los precios internacionales del petróleo y la especulación sobre una eventual alza en las tasa de interés en Estados Unidos.

Pero también esgrimió el efecto Trump, quien ha amenazado con bloquear las remesas que los mexicanos en Estados Unidos envían a su país de origen para hacer que México pague su proyecto de una infranqueable muralla fronteriza.

"El posicionamiento que particularmente el candidato Trump ha tenido sobre México y este escenario incierto de lo que resulte en la elección de Estados Unidos da lugar a que haya incertidumbre sobre México", estimó el mandatario en entrevista con Radio Fórmula.

Algunos analistas coinciden con esta postura.

"Hablar con el diablo" 

Además de la decepcionante economía mexicana, que se desplomó 0,3% en el segundo trimestre, Peña Nieto arrastra aún los efectos de la catastrófica visita de Trump el 31 de agosto.

Un 15% de los mexicanos consideró que el recibimiento de Trump, quien ha llegado a calificar a los inmigrantes mexicanos de "violadores", es "el máximo error" de Peña Nieto desde que asumió el mandato en diciembre de 2012, según un sondeo del Grupo GEA-ISA.

Este sondeo, realizado entre 990 personas del 3 al 5 de septiembre, también arrojó que para un 75% de los consultados la invitación al republicano fue "inconveniente".

"La respuesta sorpresiva (del magnate Trump) de aceptar el diálogo y de venir a México (...) me llevó a aceptarla y quizá nos apresuramos", reconoció el mandatario.

"Quizá nos faltó ponderar la reacción social que se iba a presentar en México. Pero yo me sostengo, y me sostengo como quizá tomar una decisión acelerada pero correcta en la ruta de buscar un espacio de diálogo", añadió.

De su lado, el secretario de Economía Ildefonso Guajardo Villarreal, dijo en un foro celebrado en Nueva York que el desempeño de México está tan ligado al destino de Estados Unidos que, ante la posibilidad de que Trump llegue a la Casa Blanca, "no puede permitirse" afectar los lazos bilaterales.

"Si tenemos que hablar con el diablo para garantizar la seguridad y el futuro del pueblo mexicano en México y Estados Unidos, hablaremos con el diablo", dijo.

La fugaz visita de Trump culminó en una conferencia de prensa hombro a hombro con el presidente, en la que el magnate volvió a defender su muro mientras Peña Nieto denunció tibiamente los improperios del candidato contra los inmigrantes mexicanos.

Según un sondeo de GEA-ISA, casi siete de cada diez consultados, es decir, un 69%, desaprueban la gestión del mandatario mexicano y sólo 26% la aprueba, su nivel más bajo desde que asumió.

"El error que más rechazo provocó fue la invitación" a Trump, señaló la firma, pero también incidieron otros "errores de gestión", como la pobreza, la perenne violencia ligada al narcotráfico y escándalos de corrupción y abusos de poder. (I)

ENLACE CORTO

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense