Miércoles, 04 Octubre 2017 00:00 Mundo

El embargo económico mantiene a la población sin luz eléctrica

Palestina abre paso a la reconciliación en Gaza

El premier de Palestina, Rami Hamdallah (c), rodeado de los líderes de Hamas en Gaza y del mediador egipcio.
El premier de Palestina, Rami Hamdallah (c), rodeado de los líderes de Hamas en Gaza y del mediador egipcio. Foto: AFP

Las condiciones de la franja se han visto deterioradas en la década que ha estado bajo el mandato de Hamas.

Agencia AFP

Gaza.-

El primer ministro palestino, Rami Hamdallah, realizó ayer una visita histórica a la Franja de Gaza, donde aseguró que la Autoridad Nacional Palestina (ANP) recuperará las riendas de este territorio, controlado por el movimiento islamista Hamas desde hace 10 años.

Acompañado por otros funcionarios de la ANP y del movimiento nacionalista Al Fatah, Hamdallah llegó a la Franja de Gaza por el cruce de Erezz, con el objetivo de poner en marcha la reconciliación mediada por Egipto, lo que representa la primera visita de un funcionario palestino, desde que el grupo islamista tomó el territorio.

“Estamos aquí para pasar la página de la división y restituir al proyecto nacional su rumbo correcto, que es la creación de un Estado palestino”, declaró Hamdallah ante sus ministros reunidos bajo los retratos del líder histórico Yaser Arafat y del actual presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abas.

La visita de Hamdallah marcaría la reconciliación entre los dos grupos rivales después de una década de enemistad. Debe, asimismo, preparar el terreno para transferir progresivamente las responsabilidades -al menos civiles- de Hamas a la Autoridad Palestina.

Las condiciones en Gaza se han deteriorado en la década que ha estado bajo el mandato de Hamas. Además, el movimiento considerado como terrorista por Israel, Estados Unidos o la Unión Europea y que tampoco tiene las simpatías de países árabes, expulsó a la Autoridad Palestina de Gaza en 2007.

Fue el precio de un conflicto casi civil contra Fatah, su gran rival laico y moderado y que domina la Autoridad Palestina, una entidad reconocida internacionalmente y que en teoría es la prefiguración de un futuro Estado palestino.

Desde entonces, la Autoridad solo ejerce su poder, y de manera limitada, en Cisjordania, un territorio ocupado por Israel desde hace 50 años y separado de Gaza por pocos kilómetros.

Oportunidad para la paz

Los desacuerdos entre palestinos están considerados como uno de los principales obstáculos para resolver el conflicto israelopalestino y una de las causas de las condiciones de vida extremas en la Franja de Gaza, donde la población es víctima de la guerra, el bloqueo de Israel y Egipto, el desempleo y la escasez de agua y electricidad, entre otros problemas.

La última vez que hubo un gobierno palestino de consenso nacional, formado por tecnócratas, fue en 2014, tras un conflicto entre Hamas e Israel. Pero la unidad estalló en 2015.

El pasado septiembre, sin embargo, Hamas aceptó el retorno de la Autoridad Palestina a Gaza, bajo presión de Egipto y también por la presión económica de Abas, que dejó de pagar las facturas de la electricidad israelí que abastece a Gaza.

El presidente de la Autoridad Palestina aseguró este lunes a la cadena CBC que estas medidas se levantarán, “pero solo cuando el Gobierno sea capaz de asumir sus responsabilidades”, también en materia de seguridad y de control de pasos fronterizos con Egipto e Israel.

Una de las cuestiones clave es saber si Hamas, que dispone de una fuerza armada estimada en unos 25.000 hombres, está dispuesto a ceder el control de la seguridad.
“Será un solo Estado, un solo sistema, una sola ley y una sola arma”, dijo Abas.

Al Fatah y Hamas se reunirán la semana que viene en El Cairo, aunque la reconciliación tomará tiempo, advirtió Abas.

Israel rechaza la reconciliación

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, rechazó ayer cualquier tipo de reconciliación que no suponga el desarme del brazo armado del movimiento islamista Hamas, así como el fin de sus relaciones con Irán y el reconocimiento del Estado de Israel.

“A los que buscan una reconciliación les decimos que reconozcan al Estado de Israel, desmantelen el brazo armado de Hamas y corten sus relaciones con Irán, que pide nuestra destrucción”, dijo Netanyahu en un comunicado.

En este momento los palestinos de Gaza y de Cisjordania están separados física y políticamente. La falta de diálogo interno también es un obstáculo para hacer avanzar cualquier negociación con Israel.

En paralelo, los palestinos cuentan con Egipto, un actor históricamente clave en Gaza, para sellar la reconciliación.

El presidente egipcio, Abdel Fatah Al Sisi, transmitió un mensaje de apoyo a los palestinos y dijo ver en la reconciliación una oportunidad de hacer la paz en la región.

Según la ONG Gishá, que cita datos oficiales israelíes, en 2016, al menos 14.000 palestinos salieron de Gaza vía Israel y este año la cifra será probablemente inferior. En 2000, el número superaba el medio millón de personas. (I)

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Twitter

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense

 

Twitter ET