Jueves, 05 Enero 2017 00:00 Mundo

El dirigente político fue imputado por enriquecimiento ilícito cuando fue gobernador

Opositor venezolano está a favor de establecer acuerdos con Gobierno

El líder opositor Manuel Rosales (centro) saluda a sus simpatizantes tras salir de la corte en Caracas.
El líder opositor Manuel Rosales (centro) saluda a sus simpatizantes tras salir de la corte en Caracas. Foto: AFP

Manuel Rosales -liberado la víspera de Año Nuevo- respalda el diálogo con el presidente Nicolás Maduro. La MUD está dividida e insiste en la revocatoria.

Agencia AFP

El excandidato presidencial opositor Manuel Rosales, liberado en víspera de Año Nuevo tras más de un año preso, aseguró ayer que es necesario establecer “acuerdos mínimos” con el gobierno de Nicolás Maduro para solucionar la crisis política y económica de Venezuela.

“Si queremos recuperar a Venezuela hay que establecer condiciones y acuerdos mínimos, hacer concesiones, ceder y conquistar espacios en los dos bandos”, declaró Rosales, en la puerta de un tribunal en Caracas, en compañía de opositores.

El dirigente político de 64 años, detenido el 15 de octubre de 2015 tras regresar de seis años de exilio en Perú, tiene prohibido salir del país y debe presentarse cada 15 días ante la justicia, aunque le fueron restituidos sus derechos políticos.

Rosales, quien estaba bajo arresto domiciliario y fue liberado junto con otros seis opositores encarcelados, evitó opinar sobre si la oposición debe acudir el 13 de enero a una nueva ronda de diálogo que la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y el Gobierno instalaron el 30 de octubre, con auspicio del Vaticano y la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

“Es un tema que lo definen los actores que integran ese proceso, lo que sí estoy claro es que en la discusión los acuerdos mínimos son fundamentales”, subrayó el político.
La coalición opositora congeló las conversaciones en diciembre, acusando al Gobierno de incumplir lo pactado. La agrupación está dividida entre quienes apoyan y rechazan el diálogo.

El secretario ejecutivo de la MUD, Jesús Torrealba, quien acompañó a Rosales en las gestiones de su liberación, aseguró que aún no se determina si acudirán a la próxima ronda del diálogo, pese a la excarcelación de 17 opositores desde el inicio de las negociaciones, el 30 de octubre.

La MUD exige la excarcelación de  los dos dirigentes de mayor peso: Leopoldo López, condenado a casi 14 años de prisión acusado de incitar a la violencia en las protestas de 2014, y el alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, bajo arresto domiciliario.

Rosales, líder del partido Un Nuevo Tiempo -que apoya el diálogo-, confía en que la oposición, pese a sus divisiones, logrará un cambio de Gobierno, si se convoca a elecciones.

“Vamos a asumir el poder (...), pero pensar que eso significa que vamos a destruir y acabar a la otra posición es una mentira”, afirmó el también exgobernador del estado de Zulia (oeste), exalcalde de Maracaibo -segunda ciudad del país- y exdiputado.

Con el diálogo, la MUD pretendía reactivar el referendo revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro -suspendido el pasado 20 de octubre- o adelantar las elecciones presidenciales de 2018, lo cual fue descartado por la bancada oficialista en la Asamblea Nacional.

El poder electoral, acusado por la MUD de servir al Gobierno, anunció comicios de gobernadores y alcaldes para 2017, sin precisar la fecha.

“Los políticos no podemos estar pensando solamente en la silla. Hay que pensar en las alternativas para salir de este desastre”, manifestó Rosales ante consultas de la prensa sobre si buscará de nuevo la gobernación de Zulia.

El dirigente político fue imputado por enriquecimiento ilícito cuando fue gobernador (2000-2008) pero, según él, su liberación confirma que esa acusación es falsa. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense