Miércoles, 11 Octubre 2017 00:00 Mundo

ONU vacuna contra el cólera a los rohinyás en Bangladés

Una mujer refugiada rohinyá descansa, con sus hijos, en el campo de refugiados de Thangkhali de Balukhali, en Bangladés.
Una mujer refugiada rohinyá descansa, con sus hijos, en el campo de refugiados de Thangkhali de Balukhali, en Bangladés. Foto: AFP
AFP

Una gigantesca campaña de vacunación contra el cólera iniciaron ayer las agencias de las Naciones Unidas y el Ministerio de Sanidad de Bangladés para inmunizar a 650.000 refugiados rohinyás llegados de Birmania, por las condiciones de vida insalubres se teme que haya una catástrofe sanitaria.

Es la campaña de vacunación contra el cólera más importante desde la que se hizo en Haití en noviembre de 2016, con 800.000 personas inmunizadas.

“La mayoría de esa gente no tiene las infraestructuras elementales, principalmente aseo, agua. En este tipo de condiciones puede aparecer una epidemia de cólera”, declaró Sakil Faizullah, miembro de la Unicef en Bangladés. La campaña incluye 900.000 dosis de vacuna.

Más de medio millón de rohinyás, una minoría musulmana apátrida, huyeron del estado birmano de Rakáin hacia Bangladés después de que el Ejército lanzara una campaña contra ellos, como represalia por ataques perpetrados contra comisarías el 25 de agosto.

El éxodo registró una desaceleración, pero se reanudó esta semana con miles de nuevas llegadas.

Los rohinyás explican que el Ejército birmano les impide el acceso a sus fuentes de aprovisionamiento.

En tanto, decenas de miles de birmanos participaron ayer de una gran manifestación “interreligiosa” co-organizada por el partido en el poder, preocupado con deshacerse de la imagen de una Birmania budista intolerante, a quien se responsabiliza por la crisis de los musulmanes apátridas rohinyás.

“Esta ceremonia debe mostrar al mundo que todas las religiones en nuestro país cohabitan de manera pacífica”, explicó Win Maung, electo por la Liga Nacional para la Democracia (NLD), del partido de la dirigente Aung San Suu Kyi.

Entre los presentes que se reunieron para “rezar por la paz”, con carteles en mano con la imagen de Aung San Suu Kyi, había budistas así como cristianos y musulmanes, religiones ultraminoritarias en Birmania. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Twitter

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense

 

Twitter ET