Domingo, 20 Noviembre 2016 15:49 Mundo

OEA preocupada por líderes comunales en Colombia, tras denuncias de homicidios

AFP

La Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia de la OEA expresó este domingo "su preocupación" por la seguridad de líderes comunales del país, ante un reporte en que organizaciones de acción comunal advirtieron del homicidio de 33 de sus miembros durante 2016.

"La Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia de la Organización de los Estados Americanos (MAPP/OEA) expresa su preocupación por las difíciles condiciones de seguridad que enfrentan los integrantes de organizaciones de acción comunal, movimiento históricamente afectado por el conflicto" armado interno, dijo el ente en un comunicado.

"Preocupa a la MAPP/OEA el reporte público presentado recientemente por las directivas de organismos acción comunal ante el Ministerio del Interior, que advierte sobre 33 homicidios, dos casos de desaparición forzada y múltiples situaciones de amenaza de comunales en todo el país, en lo corrido de 2016", añadió el texto.

En los últimos días, organizaciones comunales y de defensa a los derechos humanos han denunciado varios asesinatos y atentados contra sus líderes, especialmente en el departamento de Caquetá, ubicado en el sur del país.

La prensa local recoge al menos cuatro casos de asesinatos en las dos últimas semanas en Caquetá y otro en el Meta (centro).
Precisamente este domingo, el negociador de paz de las FARC Pablo Catatumbo dijo en su cuenta de Twitter que la guerrilla condena el "asesinato sistemático de líderes campesinos".

"Exigimos aplicación inmediata Acuerdo Garantías de Seguridad. Vuelve la guerra sucia", escribió el líder guerrillero, refiriéndose al pacto para su desmovilización que forma parte de los acuerdos de paz negociados con el gobierno.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) alcanzaron hace una semana en La Habana un segundo acuerdo de paz con el gobierno de Juan Manuel Santos, luego de que el primero fuera rechazado en un plebiscito el 2 de octubre.

Para la OEA, el asesinato de líderes sociales "no sólo supone una revictimización del movimiento comunal, sino una fuerte afectación a las comunidades y las iniciativas que representan".

Por tanto, el organismo llamó a las autoridades a esclarecer los hechos y disponer de "todos los recursos necesarios para garantizar plenamente la vida e integridad de los comunales".

El conflicto armado colombiano de más de medio siglo ha involucrado a guerrillas, paramilitares y agentes estatales, con un saldo de al menos 260.000 muertos, 60.000 desaparecidos y 6,9 millones de desplazados. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO