Martes, 01 Noviembre 2016 00:16 Mundo

OEA aprueba presupuesto sin fondos adicionales a órganos de derechos humanos

La Asamblea General, reunida en Washington, redujo en más de 10 millones de dólares el aporte de los países respecto al año anterior.
La Asamblea General, reunida en Washington, redujo en más de 10 millones de dólares el aporte de los países respecto al año anterior. Foto AFP
AFP

La Organización de Estados Americanos (OEA) aprobó este lunes su presupuesto para 2017, que reduce en más de 10 millones de dólares el aporte de los países respecto al año anterior y niega urgentes fondos adicionales a sus órganos de derechos humanos.

En una Asamblea General especial en la sede de la OEA en Washington, la mayoría de los 34 países miembros se unió a favor de desembolsar 73,5 millones de dólares para el fondo regular del ente.

"Agradezco especialmente el esfuerzo de ustedes por rescatar a la organización hoy de su crisis financiera", dijo el secretario general del organismo continental, Luis Almagro, al final de una maratónica jornada de más de diez horas.

La aprobación in extremis del presupuesto, en la última fecha prevista por la OEA, ocurrió luego de más de tres meses de discusiones, y no antes de un último desacuerdo sobre el aumento de las cuotas de los países al organismo, a lo que se opusieron Canadá, Venezuela y Brasil.

Año y medio después de que Almagro prometiera renovar la OEA, el organismo cortó 10,5 millones de dólares de su presupuesto, principalmente mediante la reducción de personal y la eliminación de algunos programas, sin afectar el sistema de derechos humanos.

Pero los pilares de derechos humanos de la OEA, la Comisión Interamericana (CIDH) y la Corte Interamericana, exigen una duplicación de recursos para superar una crisis estructural que los atosiga.

Una propuesta conjunta del comisionado James Cavallaro, presidente de la CIDH, y Roberto Caldas, presidente de la Corte, elevó el monto requerido para ambas instituciones a 18,2 millones de dólares, y México y Argentina presentaron ideas para cumplir esas necesidades.

"Corresponde a los Estados responder", dijo más temprano a la AFP Cavallaro, fuera del salón Simón Bolívar de la OEA, donde se reunió la Asamblea General.
                  
 "Decisión política"

Pero la mayoría en la OEA tenía otra idea: en 2017 la Comisión, con sede en Washington, recibirá 5,6 millones de dólares y la Corte, que sesiona en San José, otros 2,7 millones, según un borrador del presupuesto.

"Es un monto exiguo", reclamó el embajador de Argentina, Juan José Arcuri --que aprobó con reserva el presupuesto--, acusando a los países de tomar "una decisión política" para no desembolsar más recursos a la CIDH y la Comisión.

"El sistema interamericano deberá seguir mendigando su supervivencia", lamentó Marco Albuja, el representante de Ecuador, que rechazó aprobar el presupuesto.

La CIDH y la Corte, los dos principales órganos de derechos humanos en las Américas, piden duplicar el fondo regular de la OEA para limitar su dependencia de contribuciones voluntarias de los Estados y otros organismos, que este año se desplomaron.
                 
No a las cuotas

La Corte debió reducir sus sesiones, mientras que la CIDH suspendió visitas a los países, y casi la mitad de su personal y la realización del periodo de sesiones de la segunda parte de este año estuvieron amenazados hasta que fueron cubiertos por donaciones de último minuto.

El embajador mexicano Luis Alfonso de Alba no descartó llevar su propuesta, que implica alimentar la CIDH y la Corte con recursos nuevos al fondo regular de la OEA, a la siguiente Asamblea General ordinaria en México el próximo año.

Venezuela, Brasil y Canadá intentaron bloquear, en un voto separado, el incremento en 3% de las cuotas de la OEA, que ya había sido aceptada en la Asamblea de República Dominicana. Pero la medida se aprobó con 29 votos a favor.

Brasil, el segundo mayor financiador de la OEA, adelante de Canadá y solo superado por Estados Unidos no puede aportar más debido a sus "problemas internos", dijo su embajador José Luiz Machado e Costa.

De su lado, la representante alterna de Bolivia criticó los altos salarios, los eventos y "viajes suntuosos" del secretario general y su equipo cercano, denunciando "gastos innecesarios". (I)

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense