Martes, 17 Enero 2017 11:57 Mundo

Nuevo amotinamiento en cárcel de Brasil

Los amotinados buscaban refugiarse en los techos de los pabellones o sacaban muebles y colchones para bloquear un eventual avance de las tropas.
Los amotinados buscaban refugiarse en los techos de los pabellones o sacaban muebles y colchones para bloquear un eventual avance de las tropas. Foto: AFP
Agencia AFP

La policía brasileña disparaba el martes balas de goma contra presos amotinados en la cárcel de Alcaçuz, en Natal (noreste), donde el fin de semana un ajuste de cuentas entre detenidos dejó 26 muertos, informaron periodistas de la AFP.

Los agentes disparaban desde los muros que rodean el establecimiento en dirección de los amotinados, que buscaban refugiarse en los techos de los pabellones o sacaban muebles y colchones para bloquear un eventual avance de las tropas.

El caos se extendía al exterior, donde las mujeres de los presos lloraban y gritaban a cada detonación, precisaron los reporteros.

El feroz enfrentamiento entre el poderoso Primer Comando de la Capital (PCC) de Sao Paulo y el Comando Vermelho (CV) de Rio de Janeiro por el control de las rutas de la cocaína en este país de tamaño continental incendió las cárceles brasileñas desde el comienzo del año.

En lo que va del año, 134 presos fueron asesinados en varias exhibiciones de violencia extrema, según datos del ministerio de Justicia citados por el diario Folha de Sao Paulo.

"Es un momento dramático porque el PCC está desafiando no solo al Estado, sino también a los sindicatos [carteles] regionales del crimen para comandar el tráfico de drogas.

Es una guerra de facciones y destruyeron todo el presidio", afirmó el gobernador de Rio Grande do Norte, Robinson Faria, tras reunirse este martes con el ministro de Justicia en Brasilia.

Durante un sangriento motín de 14 horas, 26 presos fueron salvajemente asesinados, la mayoría decapitados en Alcaçuz. La tensión estalló en la tarde del sábado, cuando miembros del PCC y del Sindicato do Crime -grupo disidente del PPC nacido en las prisiones de Rio Grande do Norte- lograron salir de sus pabellones en este penal con capacidad para 620 reclusos, pero que alberga a 1.083.

"Fue una barbarie que nunca vi en mi vida. Hicieron una hoguera con cabezas de seres humanos", añadió Faria.

La mayoría de los internos muertos en Alcaçuz, donde las rejas de las celdas están arrancadas desde un motín en 2015, eran miembros del Sindicato do Crime, más cercano al CV, según la prensa brasileña.

"Seis presos ya fueron sacados de la cárcel, luego de que el PCC amenazase con incendiar la capital del estado [Natal]. Otros cuatro están identificados en otras unidades.

Uno de ellos es el jefe de todo el nordeste", informó el gobernador.

De acuerdo a Faria, que también se reunirá con el presidente Michel Temer, las autoridades trabajaban para evitar una fuga masiva. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO
Lectura estimada:
Contiene: palabras
Modificado por última vez:
Martes, 17 Enero 2017 12:04

Twitter

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense

 

Twitter ET