Martes, 10 Octubre 2017 00:00 Mundo

La mujer fue acusada de resistirse a la detención, conducta desordenada y molestar a la paz

Musulmana embarazada denuncia agresión racial de aerolínea de EE.UU.

Anila Daulatzai habla en la ABC sobre su incidente en un vuelo de Southwest Airlines. Al costado la captura del video viral.
Anila Daulatzai habla en la ABC sobre su incidente en un vuelo de Southwest Airlines. Al costado la captura del video viral. Foto: Captura de YouTube.

La catedrática Anila Daulatzai, de 46 años, declaró que fue maltratada en Maryland. La compañía aérea alega que la separaron del vuelo por alergia.

Redacción Mundo

Maryland.-

La musulmana que protagoniza un video viral que muestra cómo es arrastrada por la policía para que abandone un vuelo de Southwest Airlines, en Maryland, denunció que fue expulsada por su religión, mas no porque tenga alergia a los perros que amenazó su vida, como argumentó la aerolínea.

La profesora universitaria Anila Daulatzai, de 46 años, en una entrevista con la ABC, en el programa ‘Good Morning America’, demandó públicamente que fue maltratada - incluso golpeada- en un vuelo el pasado 26 de septiembre con destino a Los Ángeles bajo la excusa de que ella dijo a la tripulación que era alérgica a los perros, que estaban ubicados en la cabina y al contrario considera que fue discriminada porque era “una mujer morena con sudadera y capucha”.

“-Ella- sobrevivió al sexismo, el perfil racial y la brutalidad policial ese fatídico día”, reza la declaración de Hall & Sethi, una firma de abogados con sede en Reston, Virginia, que se especializa en casos de lesiones personales. “Su maltrato fue particularmente angustiante porque está actualmente embarazada de su primer hijo.”

Este comunicado recalca que la profesora Daulatzai fue profetizada, maltratada, interrogada, detenida y sometida a informes falsos y “al trauma de un público racista y vitriólico que se avergüenza precisamente porque es una mujer, una persona de color y musulmana”.

El diario The Washington Post detalla que el video muestra a los oficiales sacándola de su asiento. Ella les grita: “No me toquen”, mientras es arrastrada por el pasillo.

Más tarde, de acuerdo a los que abordaron el avión, la mujer fue arrestada y acusada de conducta desordenada, de no obedecer una orden razonable y lícita, de perturbar la paz, de obstruir y obstaculizar a un oficial de policía y de resistirse a la detención.

De acuerdo al diario The New York Times, la tripulación de la aerolínea alegó que la desembarcaron porque no pudo presentar un certificado médico que probara que podía viajar con seguridad con animales a bordo. No obstante, la catedrática explicó que solo mencionó su alergia a la tripulación, mas nunca dijo que su enfermedad sea crónica o pidió que los perros salieran del avión y agrega que nunca le solicitaron un certificado médico.

Por su parte, Bill Dumas, el pasajero que registró el incidente y lo subió a YouTube, agregó a la cadena NBC News que aunque la policía era “demasiado agresiva”, Daulatzai era combativa y “no estaba dando -a los oficiales- mucha opción”.

La profesora del Instituto de Arte de Maryland se ha presentado en actuaciones masivas en la Universidad de Brown y en la Escuela de Divinidad de Harvard. Incluso, este último centro de estudios describe a la catedrática en su biografía oficial como “una antropóloga sociocultural con proyectos de investigación activa tanto en Afganistán como en Pakistán”.

La semblanza también recalca que sus “intereses actuales circulan principalmente alrededor de los temas de la guerra y el humanitarismo, así como los relacionados con la violencia y la atención”.

Por otra parte, sus abogados indicaron que el motivo de su viaje a California era para cuidar a su padre enfermo. No obstante, la firma Hall & Sethi no respondió un correo electrónico del The Post sobre los próximos pasos que darán en este procedimiento judicial.

Abogados denuncian acoso

Tras el bochorno público, los abogados de Daulatzai denunciaron que el calvario de su defendida no terminó después de que fue sacada del vuelo. Desde entonces, afirmaron, recibe correos de odio, amenazas de violencia y mensajes racistas.

También alegaron que después de que la Policía de la Autoridad de Transporte de Maryland la arrastró fuera del avión la desacreditaron, la acusaron de mentir sobre su embarazo y le hicieron comentarios racistas, luego procedieron a darle una bofetada con una serie de acusaciones criminales “que no tienen mérito”.

Pero la Southwest Airlines no está de acuerdo y respondió también a través de un comunicado: “A pesar de su claro intento de resistir a un agente de la ley, la Sra. Daulatzai fue retirada profesionalmente de la aeronave dentro de las directrices de la Policía de la MDTA”.

Según los registros judiciales, Daulatzai fue acusada de resistirse a la detención, conducta desordenada y molestar a la paz, entre otros cargos, que mencionaron los propios compañeros de vuelo de la catedrática en televisión.

Este incidente ocurre solo unos meses después de que otro video viral que muestra cómo David Dao, médico de Kentucky, fue arrastrado y golpeado para que abandone un vuelo de United Airlines y darle su asiento a otro pasajero local.

El vietnamita-estadounidense, de 69 años, tuvo una fractura de nariz, conmoción cerebral y perdió dos dientes. Sin embargo, la investigación del Departamento de Transporte concluyó que no encontró ninguna razón para multar a la compañía, tal como informó en una carta dirigida United, con fecha 12 de mayo.

La extensa carta del Departamento de Transporte (DOT, por sus siglas en inglés) fue dada a conocer por un grupo de derechos de pasajeros, Flyers Rights, que la obtuvo a través de una solicitud por la Ley de Libertad de Información.

En esta ocasión la aerolínea de Chicago se negó a entregar a Dao y a su esposa una copia escrita de las normas federales sobre cómo las compañías aéreas pueden proceder cuando los vuelos están sobrevendidos. Finalmente llegaron a un acuerdo económico. (I)

Facultades de las aerolíneas

Vender más billetes de los disponibles, es una práctica legal. Y, además, bastante común. En caso de que esto ocurra, las aerolíneas acostumbran a pedir voluntarios que se ofrezcan a ceder sus asientos y ser reubicados en otros vuelos posteriores.

Pueden detener a la persona que se niegue a cumplir las órdenes de la tripulación o se muestra violenta. También a las personas en estado de embriaguez o bajo la influencia de alguna droga.

Las aerolíneas pueden anular el billete de vuelta de un pasajero si este no utilizó el de ida o si se perdió uno de los vuelos. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Twitter

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense

 

Twitter ET