Jueves, 17 Agosto 2017 00:00 Mundo

La diputada electa del Parlasur saldrá en libertad cuando un juez firme la medida

Milagro Sala, en régimen de prisión domiciliaria

Milagro Sala, en régimen de prisión domiciliaria
Foto: AFP
Marcelo Izquierdo, corresponsal en Buenos Aires

Sin puertas, sin ventanas, sin luz ni agua y tampoco sanitarios. Pero libre al menos entre cuatro paredes de una ‘mansión’ saqueada. Milagro Sala (foto), la polémica dirigente social de origen indígena en prisión desde enero de 2016, acusada de corrupción y considerada por el kirchnerismo como la primera presa política del gobierno de Mauricio Macri, fue beneficiada por un régimen de libertad domiciliaria.

La presión internacional finalmente tuvo efecto. El juez Gastón Mercau, titular del Juzgado de Control en lo Penal número 3 de la provincia de Jujuy, fronteriza con Bolivia, le otorgó a Sala la prisión domiciliaria de acuerdo a lo dispuesto por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Este organismo reclamaba en forma insistente por la liberación de la líder del movimiento social Túpac Amaru, cercano al kirchnerismo, o al menos que se la beneficiara con un régimen domiciliario mientras dure el proceso judicial en su contra. Su detención se convirtió en un problema político internacional para el Gobierno argentino.

Sala, diputada electa del Parlasur, saldrá en libertad solo cuando el otro juez que conoce las numerosas causas que la involucran, Pablo Pullen Llermanos, firme la medida y la familia de la dirigente social acondicione la casa donde el magistrado ordenó trasladarla y que se encuentra completamente destruida, tras ser saqueada poco después de su arresto.

La CIDH no fue la única en reclamar su liberación. En el último año y medio lanzaron advertencias a Buenos Aires o pidieron por la libertad de Sala el departamento de Estado estadounidense, el secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro; el premier canadiense, Justin Trudeau, y las organizaciones Amnistía Internacional, Human Rights Watch, entre otras.

Líder y referente social del kirchnerismo

Milagro Sala fue una importante referente social del kirchnerismo durante la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015).

Amada y odiada con la misma intensidad por sus seguidores y detractores, la dirigente indígena llevó adelante ambiciosos proyectos para la construcción de viviendas sociales, escuelas y centros de recreación en la provincia de Jujuy, una de las más pobres del país austral. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Twitter

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense

 

Twitter ET