Jueves, 29 Diciembre 2016 00:00 Mundo

Comunidades rechazan presencia de mandataria

Mapuches tendrán representación legislativa

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, reunida con la comunidad nativa de los mapuches en la Araucanía.
La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, reunida con la comunidad nativa de los mapuches en la Araucanía. Foto: Enfoque

Bachelet visitó la zona de la Araucanía, donde tiene lugar el largo conflicto con la comunidad nativa que enfrenta el país.

Alejandro Tapia, corresponsal en Santiago de Chile

Es un asunto que se complica. No por nada es uno de los mayores dolores de cabeza del Gobierno: el conflicto mapuche en el sur del país.

Pero el lunes pasado, la presidenta Michelle Bachelet realizó su cuarta visita a la región de la Araucanía, donde viven diversas comunidades del pueblo mapuche, los habitantes originarios colonizados por los españoles a partir del siglo XVI. De aquella época se arrastra un conflicto no resuelto, especialmente por la demanda de tierras por parte de los mapuches.

Ningún Gobierno desde el retorno a la democracia en 1990 ha resuelto este tema. Al contrario, cada año se agudiza más el conflicto, especialmente por la posición radical de algunos mapuches, quienes han optado prácticamente por la vía armada por sus reivindicaciones, con atentados y quemas de vehículos y casas. A su vez, organismos de derechos humanos han denunciado una serie de abusos contra los mapuches por parte de Carabineros (Policía).

En este marco, Bachelet visitó la zona, donde afirmó que “es necesario el reconocimiento constitucional de los pueblos indígenas”. Pero el anuncio que fue más destacado tiene que ver con el hecho de que la mandataria propuso una “especial atención presupuestaria” para la región y representación política en el Congreso para los pueblos originarios. Actualmente, pueblos como el mapuche no tienen participación alguna en el Poder Legislativo. “Eso es necesario”, agregó.

Eso sí, la mandataria dijo que el marco de trabajo seguirá siendo una comisión especial (Comisión Asesora Presidencial). El problema es que esa instancia genera rechazo no solo de las organizaciones mapuches, sino también de los empresarios agrícolas y las grandes forestales que operan en la Araucanía.

Mientras las comunidades indígenas aspiran a una reivindicación territorial a la que el Gobierno se niega, las compañías y empresarios estiman que hace falta mano dura para poner fin a los ataques.

Aunque para muchos chilenos los problemas de la Araucanía están literalmente lejos de Santiago -la distancia entre la capital y la ciudad de Temuco es de casi 700 kilómetros- el conflicto se ha mantenido como uno de los principales temas de la agenda nacional. De hecho, la visita de Bachelet coincidió con la huelga de hambre que inició la semana pasada la machi (suerte de chamán) Francisca Linconao, procesada junto a 10 “comuneros” mapuches por la supuesta autoría de un asalto con incendio en que un matrimonio de agricultores de la zona, de avanzada edad, fallecieron calcinados en su hogar en 2013.

Pero Linconao, de 60 años, ha dicho que ella es víctima de una suerte de montaje. No obstante, la justicia ha determinado que la líder mapuche representa un peligro para la sociedad. Linconao se encuentra hospitalizada cerca de Temuco. Preguntada por la situación de la mujer, Bachelet dijo que “para toda persona que entra a una huelga de hambre el sistema de salud tiene que preocuparse de las consecuencias posibles. Con respecto al tema de la justicia, no nos pronunciamos. Eso está en sede judicial y va a continuar lo que corresponde”.

A su vez, a través de un video, Linconao le dijo a la Presidenta: “Le exijo que venga a verme, yo tomé la huelga de hambre, estoy sufriendo y usted entenderá, como mujer y doctora. Usted tiene que apoyar a la mujer, soy inocente, injustamente llevo encarcelada nueve meses, usted tiene que hacer algo”.

Comunidades mapuche criticaron la visita de Bachelet. El dirigente Iván Reyes Alcamán explicó que la visita “nos deja a las comunidades un sabor a carabineros fuertemente armados, hoy en la mañana todas las salidas de las comunidades a la Ruta 5 estaban llenas de Fuerzas Especiales, ‘guanacos’, ‘zorrillos’, helicópteros dando vuelta”.

“Son esos mismos funcionarios que se han hecho famosos porque son los que le disparan por la espalda a los comuneros”, añadió Reyes. (I)

DATOS

El lunes hubo una protesta que derivó en represión en la región de Araucanía y con disparos de granadas de gas lacrimógeno y chorros de agua en Santiago de Chile.

Dos carabineros chilenos fueron arrestados el pasado martes en sus domicilios bajo la acusación de haber herido de bala a dos mapuches durante la protesta.

El pueblo mapuche, que representa al 10% de la población chilena, lleva una larga lucha por la devolución de tierras ancestrales y generó múltiples acciones de protesta que a menudo terminan con enfrentamientos con los carabineros y detenciones.

Luego de visitar a los mapuches en Araucanía, la mandataria partió a la isla de Chiloé para constatar los daños causados por el terremoto de magnitud 7,6 en la escala de Richter, del pasado domingo.

ENLACE CORTO

Twitter

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense