Martes, 04 Octubre 2016 00:00 Mundo

El “No” se impuso en las partes urbanas y el Sí” en las periferias

Los habitantes fronterizos de Carchi sienten descontento con los resultados

En el Consulado de Colombia, en Tulcán, los colombianos residentes en la zona norte ejercieron su voto. El cónsul, Juan Colorado, dijo que se instalaron 4 mesas.
En el Consulado de Colombia, en Tulcán, los colombianos residentes en la zona norte ejercieron su voto. El cónsul, Juan Colorado, dijo que se instalaron 4 mesas. Foto: Carlos Jiménez / El Telégrafo
Noticias relacionadas:
Carlos Jiménez, corresponsal en Carchi

La negativa a la refrendación de los acuerdos de paz del gobierno colombiano con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) aún genera incertidumbre y sorpresa en habitantes fronterizos que conviven cercanos a Carchi.

Efrén Tarapues, indígena del Resguardo de Cumbal, en Nariño, sostuvo que el resultado obtenido en el plebiscito del domingo refleja el rechazo, aunque no muy diferencial, a la fórmula de los acuerdos negociados en La Habana.

Por ejemplo, que a la guerrilla se le concede no pagar cárcel y que otro sector del pueblo colombiano está preocupado por una reforma tributaria que afectaría a la canasta familiar, algo que señaló, ha tocado el sentimiento de los colombianos.  “No fue un rechazo total, pero sí fue con poca diferencia”, acotó.

Es de conocimiento público el anuncio del primer mandatario colombiano de que se continuaría con el proceso de paz, Tarapues agregó que deben estar expectantes de lo que suceda en los siguientes meses.

Para el gobernador indígena de Chiles, Segundo Malte, el resultado les trae descontento a los pueblos de frontera que se han visto afectados por la violencia de los grupos alzados en armas, cree que la desinformación jugó en contra y la socialización del proceso quizá no fue la adecuada.

El representante añade que la decisión tomada en las urnas es respetable, pero es necesario que se deba retroceder y recoger de nuevo el proceso para promulgar la paz y unión colombiana.

“Los grandes líderes del país deberían dejar de lado las rivalidades, que no hagan política con un tema importante como la paz”, enfatizó.

“Nos sentimos mal que haya ganado el No”, puntualiza la ipialeña María Andrade, quien acudió a las urnas en su ciudad para votar por el “Sí”, ahora desconoce qué pasará con los acuerdos pactados entre su gobierno y la guerrilla, “esperamos que arreglen de nuevo”.

Indicó que en Nariño sí le apostaron a la paz y votaron a favor, pero piensa que en los departamentos donde votaron en contra se dejaron convencer por el expresidente y actual senador Álvaro Uribe.

Mientras que el exsenador Ramiro Estacio dijo que lo promulgado en el plebiscito fue un espacio democrático donde los colombianos decidieron aportar con su decisión, pero el resultado alcanzado denota que quienes decidieron no fueron víctimas de la violencia, “decidieron gentes que no han sufrido los embates y fuego cruzado y como las mayorías hay que respetarlas, el No ha ganado”.

Considera que lo resuelto es una oportunidad para hacer acercamientos en favor de la paz, la idea no es polarizar el asunto, sino de reflexionar para determinar qué están haciendo por el bienestar del país.

A su criterio, en el llamado del presidente Juan Manuel Santos a dialogar entre todos los sectores políticos, se verá la voluntad de las partes.

En tanto que en Tulcán, el analista Luis Almeida dice que no entender la vivencia del conflicto pudo ser determinante, por cuanto la opción del “No” se impuso en las zonas urbanas y el Sí” en las periferias. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO