Viernes, 06 Octubre 2017 00:00 Mundo

El Gobierno español estudia un decreto ley para la salida de empresas

Los grandes bancos retiran su sede social de Cataluña

Una mujer retira dinero en efectivo del cajero automático de un Banco Sabadell, en Barcelona.
Una mujer retira dinero en efectivo del cajero automático de un Banco Sabadell, en Barcelona. Foto: AFP

CaixaBank y Sabadell han registrado pérdidas del 5% por la incertidumbre que genera la crisis política independentista.

Redacción y Agencia AFP

Barcelona.-

Las grandes empresas catalanas irrumpieron ayer en la crisis política entre Madrid y Cataluña, cuyas autoridades no cejan en su empeño de declarar la independencia.

Los dos principales bancos de Cataluña -CaixaBank y Sabadell- trasladarán su sede social tras sufrir caídas superiores al 5% en la Bolsa y pérdidas de más de 3.000 millones de euros en capitalización bursátil. Además, por la inseguridad que tienen sus clientes y las masivas retiradas de fondos a otros bancos como Santander y BBVA.

El Consejo de Administración de Sabadell, segundo banco de Cataluña después de Caixabank, resolvió ayer cambiar el domicilio social de la entidad a Alicante.

El traslado se produce ante la incertidumbre política y económica que  originó la celebración, el pasado domingo, del referéndum independentista suspendido por el Tribunal Constitucional (TC). La medida fue tomada con el objetivo de proteger a la clientela y garantizar la seguridad jurídica que proporciona el marco regulatorio del Banco Central Europeo (BCE), informaron a Europa Press fuentes del mercado.

Ese cambio de domicilio social garantizaría a la entidad mantenerse bajo el paraguas de supervisión del BCE y asegurar la conexión con el Eurosistema, además de que el pago de impuestos de la sociedad se llevará a cabo en la ciudad que albergará a la nueva sede del banco, en este caso Alicante.

En cualquier caso, los servicios centrales de Banco Sabadell seguirán ubicados en Barcelona, ya que el cambio de domicilio social constituye una acción prácticamente simbólica, tal y como ocurre en otras entidades como Banco Santander, Bankia o BBVA, cuyas sedes sociales se encuentran en Santander, Valencia y Bilbao, respectivamente, a pesar de que sus oficinas centrales están en Madrid.

El grupo que preside Josep Oliu cuenta con más de 11 millones de clientes en España, Reino Unido, Estados Unidos y México, cuyo negocio en el extranjero representa más del 30% y el 70% el conjunto de España. Cataluña representa el 15% del total del balance de la entidad.

En tanto, CaixaBank, el principal banco de la región, piensa sumarse al Sabadell en el traslado de su sede fuera de Cataluña, aunque no podrá hacerlo en 48 horas porque tiene que pasar por la aprobación de la junta de accionistas para que sea efectivo.

Se especula con Baleares como nuevo domicilio social de CaixaBank, por la cercanía con Barcelona, tanto geográfica como emocional. Instalarla en Madrid podría suponer una ruptura demasiado grande con parte de sus clientes de Cataluña. Se trataría de un cambio administrativo, sin impacto para la nómina.

CaixaBank, que preside Jordi Gual, es uno de los principales bancos de España, con una red de más de 5.400 oficinas de las cuales 1.390 están ubicadas en Cataluña.

Para ello cuenta con 15,8 millones de clientes, correspondiendo unos dos millones al Producto Interno Bruto (PIB) y aproximadamente 37.336 trabajadores.

La entidad, que obtuvo un beneficio de 839 millones de euros en el primer semestre de 2017, el 31,6% más que en el mismo período del año anterior, gestiona recursos de clientes por cerca de 350.000 millones de euros.

CaixaBank, con más de 100 años de historia, tiene su sede en Barcelona. Es uno de los grandes bancos del país, junto con el Santander y BBVA.

En ambos casos el cambio no tendrá efectos en la actividad ni afectará a los ahorradores, pese a que en el contexto actual “mucha gente tiene miedo” y hay “mucho ruido”, estimó Xavier Puig, profesor del Departamento de Economía de la Universidad Pompeu Fabra (UPF).

El Gobierno español estudia aprobar un decreto ley que haría posible la salida de empresas de Cataluña sin necesidad de que organicen una junta de accionistas. Es una medida que facilitaría el traslado a compañías como Caixabank, cuyos estatutos no permiten el cambio de sede con un mero acuerdo del consejo de administración, sino que requieren la aprobación de los accionistas.

El consejo del Banco Sabadell sí ha podido aprobar el traslado a Alicante debido a que sus estatutos lo permiten. Consultado por el diario El País, el ministro de Economía Luis de Guindos no ha querido emitir comentarios sobre este posible decreto.

Suspenden sesión catalana

El Tribunal Constitucional español suspendió ayer la sesión prevista para el próximo lunes en el Parlamento regional catalán, donde podría declararse unilateralmente la independencia de Cataluña, indicó una portavoz del alto tribunal.

La resolución llegó poco después de que el Jefe del gobierno español, Mariano Rajoy, exigiera de nuevo al  presidente catalán, Carles Puigdemont, suprimir “a la mayor brevedad” su proyecto de declaración de independencia. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Twitter

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense

 

Twitter ET