Miércoles, 12 Octubre 2016 00:00 Mundo

Las negociaciones iniciarán el 3 de noviembre en Quito

Los gestos humanitarios trazarán diálogos con el ELN

El empresario agroindustrial, Nelson Alarcón (izq.), fue liberado el lunes por el ELN en una zona rural de Saravena, departamento de Arauca, Colombia.
El empresario agroindustrial, Nelson Alarcón (izq.), fue liberado el lunes por el ELN en una zona rural de Saravena, departamento de Arauca, Colombia. Foto: AFP

A cambio de la liberación de rehenes, el Gobierno podría excarcelar a guerrilleros.

Rafael Croda. Corresponsal en Bogotá

Aunque la instalación de la mesa de diálogos entre el Gobierno colombiano y el insurgente Ejército de Liberación Nacional (ELN) se realizará el 27 de octubre en Quito, las negociaciones formales entre las partes iniciarán en la misma capital ecuatoriana el 3 de noviembre, informó ayer una fuente oficial.

El delegado de paz del gobierno colombiano, Frank Pearl, quien participó en la etapa exploratoria de negociaciones con el ELN, pero que ya no estará en la nueva fase, dijo a periodistas que desde el 3 de noviembre se comenzarán a discutir con esa guerrilla “gestos humanitarios recíprocos” que pudieran crear un clima favorable a la paz.

El arzobispo de Cali, Darío de Jesús Monsalve, un facilitador de los diálogos con el ELN, señaló que a cambio de las liberaciones de secuestrados, que ya comenzó a hacer esa organización insurgente, el Gobierno podría contemplar la excarcelación, por razones humanitarias, de guerrilleros de ese grupo.

El Gobierno condicionó el inicio de la fase pública de negociaciones con el ELN a la liberación de los secuestrados en poder de esa guerrilla. El lunes fue liberado el empresario agroindustrial Nelson Alarcón y se espera que antes del 27 de octubre el grupo armado haga lo mismo con otros dos civiles que tiene retenidos, uno de los cuales es el exrepresentante Odín Sánchez.

Fuentes del Gobierno colombiano dijeron a EL TELÉGRAFO que el país sede de las negociaciones será Ecuador, aunque figuran como bases alternas Venezuela, Cuba, Brasil y Chile. Todos estos países son, junto con Noruega, garantes del proceso de paz con el ELN.

El presidente colombiano Juan Manuel Santos agradeció la noche del lunes a su colega ecuatoriano, Rafael Correa, su permanente disposición para servir como anfitrión de la fase pública de negociaciones.

El Mandatario ecuatoriano señaló que, pese a que triunfó el ‘No’ en el plebiscito sobre el acuerdo con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), estas nuevas conversaciones significan “retomar el impulso” y que la paz “es irreversible”. Ayer, en un conversatorio con medios de comunicación en Manabí, Correa expresó su deseo de que las conversaciones con el ELN sean “cortas, contundentes y exitosas” para “sellar la paz definitiva”.

Afirmó que Ecuador, como sede las negociaciones, está a las órdenes de Colombia. “No hemos presionado, nadie busca figurar, solo buscamos servir y esto fue absoluta y libre decisión del gobierno colombiano y el ELN”. “Había mucho peligro de que retroceda la paz y las FARC tomen nuevamente las armas, pero en lugar de eso, se anunció la extraordinaria noticia de que el ELN se sienta en las mesas de diálogo, esa es una gran noticia”, puntualizó.

El historiador de la Universidad Nacional (UN) especialista en el ELN, Carlos Medina Gallego, señala que el cambio del equipo negociador de esa guerrilla es “positivo” para esta nueva etapa de negociaciones que se inicia.

Entre enero de 2014 y marzo de 2016, periodo durante el cual se prolongó la fase exploratoria, el equipo de los negociadores guerrilleros estuvo encabezado por Antonio García, un comandante guerrillero considerado por los delegados del Gobierno “inteligente y muy duro” y cuyo lugar será ocupado ahora por el comandante Pablo Beltrán.

Medina dice que Beltrán es “conciliador, abierto y flexible, lo que facilitará la negociación con el Gobierno”. También el equipo de negociadores del Gobierno tendrá modificaciones pues, toda la fase exploratoria estuvo liderada por Frank Pearl, quien ahora participa en los diálogos con los opositores a los acuerdos de paz con la guerrilla de las FARC, los cuales ganaron el plebiscito del 2 de octubre e intentan modificar esos pactos mediante la concertación política.   

Para Medina, el inicio de negociaciones formales con el ELN es fundamental para Colombia porque “una paz completa en este país solo es posible con esta guerrilla”.

Las FARC y el ELN son las dos únicas guerrillas de peso que quedan en el país, aunque en el nororiental Catatumbo subsiste un reducto del Ejército Popular de Liberación (EPL) involucrado con el narcotráfico.

El ELN y el Gobierno colombiano negociarán una agenda de seis puntos, tres de los cuales establecen que la sociedad participará en el proceso de paz, que se realizará un debate nacional sobre los problemas del país y que se adoptarán acuerdos con base en ese mecanismo de consulta.

El exguerrillero del ELN y analista político, León Valencia, sostiene que la negociación con ese grupo insurgente será compleja por su estructura horizontal y cultura deliberativa. “No son una organización monolítica y vertical, como las FARC, sino que favorecen la consulta a sus bases sociales y a sus estructuras armadas. Y todas las decisiones las toman los miembros del Comando Central por consenso. Por eso su insistencia en incluir en la agenda de negociaciones un proceso de consulta a la sociedad”, señala.

Valencia sostiene que lo más importante en la primera fase de negociaciones, que incluirá, además del punto número uno, “Participación de la sociedad en la construcción de la paz”, un acuerdo humanitario, es que las partes avancen rápido hacia un cese bilateral del fuego. (I)

La agenda de los diálogos

El ELN y el Gobierno colombiano negociarán una agenda de seis puntos:   

1.- Participación de la sociedad: Será por medio de propuestas sobre los temas de la agenda, que hagan viable la paz.

2.- Democracia para la paz: Se realizará un debate para examinar las decisiones de la sociedad en los problemas que la afectan.

3.- Transformaciones para la paz: Las propuestas que se desarrollarán en este punto se sustentarán en el ítem dos.

4.- Víctimas: Tanto el Gobierno como el ELN buscan la construcción de una paz duradera que reconozca los derechos de las víctimas a la verdad, justicia, reparación y garantía de no repetición y no olvido.

5.- Fin del conflicto: En este punto se busca propiciar un escenario adecuado para el tránsito del ELN a la política legal.

6.- Implementación de lo acordado: Estará definida por un plan general de ejecución. Dicho plan contará con un cronograma.

-----------------------------

Pide ‘alivio judicial’ para militares

Uribe plantea 8 años de cárcel para guerrilleros

El ultraderechista partido Centro Democrático, del expresidente Álvaro Uribe, ya puso sobre la mesa de diálogos con el Gobierno una propuesta de renegociación de los acuerdos de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que hace énfasis en la inconveniencia de asumir compromisos con esa guerrilla “más allá de las posibilidades fiscales y financieras del país”.

También pide que los acuerdos con las FARC preserven “la confianza de inversión del sector privado” y que no afecten a “propietarios o poseedores honestos” que adquirieron de “buena fe” tierras despojadas a campesinos por grupos paramilitares.

Uribe plantea que los jefes de esa guerrilla que hayan cometido delitos graves deben cumplir penas privativas de la libertad de entre 5 y 8 años en sitios alternativos, como granjas agrícolas.

En cambio, para los militares que han cometido crímenes de lesa humanidad -entre ellos los responsables de unas 3.000 ejecuciones de civiles para presentarlos como bajas guerrilleras- reciban “alivio judicial”.

El ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, uno de los delegados del presidente Juan Manuel Santos en el diálogo con los opositores a los acuerdos, dijo ayer que lo importante es que las partes ya comenzaron a discutir propuestas concretas.

Pero aclaró que el uribismo no ha entregado aún un documento formal con los puntos de los acuerdos que, a consideración deben ser modificados, lo que está dilatando el diálogo político.

El Centro Democrático se comprometió a presentar el documento que le ha solicitado el Gobierno este miércoles y el jueves se volverán a reunir las partes.

Posteriormente, los delegados del gobierno de Santos ante las FARC, presentarán a esa guerrilla los planteamientos del uribismo y de otros promotores del ‘No’ a los acuerdos de paz en el plebiscito del 2 de octubre. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO
Lectura estimada:
Contiene: palabras
Modificado por última vez:
Martes, 11 Octubre 2016 23:41

Banner

Últimas noticias

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense