Sábado, 16 Septiembre 2017 00:00 Mundo

El gobierno británico amplía la presencia policial

Londres aumenta a crítico grado de amenaza terrorista

Policías vigilan una plataforma en la estación del metro subterráneo de Parsons Green, en Londres.
Policías vigilan una plataforma en la estación del metro subterráneo de Parsons Green, en Londres. Foto: AFP

Un atentado con un artrefacto casero en el metro de Londres deja al menos 20 heridos, la mayoría con quemaduras leves.

Leonardo Boix, corresponsal en Londres

Una bomba casera detonó en la mañana del viernes en un vagón del metro de Londres, y provocó heridas a una veintena de personas, en su mayoría lesiones por quemaduras leves, aunque no hubo muertos.

La explosión de menor escala ocurrió a las 8.20am en un vagón de la línea District que se detenía en la estación de Parsons Green, al oeste de Londres, cuando decenas de personas se trasladaban a sus trabajos.

Se trata del quinto atentado terrorista en el Reino Unido durante 2017, y el único en el que no hubo muertos. Los previos atentados registraron 36 muertos en total.

Por su parte, el asistente para el Alto Comisionado de la Policía Metropolitana, Mark Rowley, confirmó que se trató de un atentado terrorista y dijo que cientos de detectives, que trabajan para los servicios de Inteligencia MI5, investigan el hecho para tratar de atrapar a los responsables.

El explosivo casero fue trasladado a un laboratorio del centro de la ciudad, donde será analizado por expertos forenses.

“Esta mañana se produjo una explosión en la estación del metro de Parsons Green”, afirmó Rowley horas después del hecho.

“Esta detonación provino de un dispositivo casero. La zona permanece acordonada y la investigación continúa”, agregó.

Rowley confirmó además que se ampliará la presencia policial en Londres, en especial en la red de transporte de la ciudad, incluidos vagones del metros, autobuses y trenes.

Al respecto, pidió a la población “estar vigilante”, aunque “no alarmarse”.

El portavoz de Scotland Yard  confirmó que el artefacto usado fue un "cubo bomba" a modo de dispositivo casero "improvisado" que falló posiblemente en el momento de la explosión. Según la BBC, el 'cubo bomba', tenía un temporizador.

La policía busca al parecer un segundo explosivo y ha extremado las precauciones en las líneas del metro.

El vice-comisario de Scotland Yard Neil Basu ha confirmado entre tanto que la Unidad antiterrorista se ha puesto al frente de la investigación. Unas 22 personas fueron trasladadas a distintos hospitales de la ciudad, en su mayoría por quemaduras leves.

Las primeras imágenes publicadas en las redes sociales mostraron que la bomba casera estaba dentro de un tarro blanco de plástico, envuelto en una bolsa de supermercado, de la que salían varios cables. Al sitio de desplazaron dos dotaciones y alrededor de 50 bomberos.

En tanto, la primera ministra británica, Theresa May, emitió un mensaje a través de su cuenta de Twitter, en la que elogió la respuesta de los servicios de emergencia. “Envío mi apoyo a todos aquellos heridos en Parsons Green, y también a los servicios de emergencia que respondieron con valentía a este incidente terrorista”, indicó la mandataria.

May encabezó luego una reunión de emergencia Cobra en su residencia oficial de Downing Street, a la que participaron las autoridades de la Policía, los bomberos y la plana mayor del Ejército.

El alcalde de Londres, el laborista Sadiq Khan llamó a la calma, y dijo que la ciudad “nunca será intimidada por el terrorismo”, en tanto que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que Londres “fue afectada por otro atentado de un terrorista fracasado”.

Varios testigos han asegurado que las víctimas sufrieron heridas en la cara después de que explotó una caja blanca que iba oculta dentro de una bolsa del Lidl y que causó una "bola de fuego" dentro del vagón.

Tras la explosión se desencadenaron escenas de pánicos, con pasajeros huyendo y saliendo del metro londinense, lo que provocó, al parecer, una estampida.

Peter Crowley, que estaba sentado en el vagón donde estaba la bomba, dijo que vio como el dispositivo “explotó creando una bola de fuego”.

“Vi a varias personas quemadas. Escuché gritos. Fue algo horrible”, afirmó el hombre.  

Otro testigo, identificado por la BBC como Luke, dijo escuchar “una explosión muy fuerte”.

“Ocurrió cuando el tren se detenía en la estación y la gente se amontonaba para subir a los vagones. Había mucho olor a quemado”, dijo el joven.

Las autoridades británicas confirmaron que se trata del período de mayor actividad terrorista en Inglaterra desde que el Ejército Republicano Irlandés (IRA) lanzó una campaña de atentados en el país a comienzos de los años 70.

Scotland Yard confirmó que en los últimos meses logró desbaratar al menos seis atentados terroristas en el país, y agregó que muchos de los detenidos enfrentarán la justicia.

El ministro de Exterior británico, Boris Johnson, pidió "calma" a la población. "La información que tenemos es limitada y es importante no especular en estos momentos", dijo Johnson, ex alcalde de Londres.

"La gente debería mantener la calma y seguir adelante con sus vidas de la manera más normal posible. Estamos al corriente de un incidente en la estación de metro de Parsons Green. Policías están en el lugar", escribió la policía en la red social Twitter. (I)

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Twitter

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense

 

Twitter ET