Sábado, 04 Febrero 2017 00:00 Mundo

No hay suministro de agua potable en unos alojamientos

Las FARC inician la cuenta regresiva para entregar las armas a la ONU

El comandante de las FARC, Jorge Torres, alias Pablo Catatumbo (2° izq.), lidera una columna guerrillera que llega al municipio de Buenos Aires, en el departamento de Cauca, Colombia.
El comandante de las FARC, Jorge Torres, alias Pablo Catatumbo (2° izq.), lidera una columna guerrillera que llega al municipio de Buenos Aires, en el departamento de Cauca, Colombia. Foto: AFP

El 80% de los 6.300 combatientes de esa guerrilla colombiana ya están en los 26 campamentos. La recolección del armamento se realizará en tres fases y concluirá en junio próximo.

Rafael Croda. Corresponsal en Bogotá

Las tropas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que en su mayoría ya están concentradas en 26 campamentos donde harán su tránsito a la vida civil, comenzarán su proceso de desarme en los próximos días, anunció ayer el jefe de la misión de observadores de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Javier Pérez Aquino.

En rueda de prensa, el general argentino señaló que, en principio, personal de la ONU hará la identificación y monitoreo de las armas de los guerrilleros y después comenzará la recepción del armamento.

Según los acuerdos de paz suscritos por las FARC y el gobierno colombiano el pasado 24 de noviembre, la recolección y almacenamiento de las armas de los insurgentes se hará en tres fases.

En la primera y la segunda, que concluirán a principios de abril, la guerrilla tendrá que entregar el 60%, y en la tercera, que terminará en mayo, el restante 40%.

El proceso de desarme tendrá que concluir a principios de junio -180 días después de la entrada en vigencia de los acuerdos de paz-, con el retiro, por parte de personal de la ONU, de todos los pertrechos de guerra que reciba de los insurgentes, desde fusiles hasta morteros y material explosivo.

“Nuestro compromiso es cumplir con los 180 días que se han indicado. Nosotros no estamos interesados, como algunos consideran, en quedarnos con las armas. Ya tomamos la decisión de donar las armas”, aseguró Marco Calarcá, representante de las FARC en el Mecanismo de Monitoreo y Verificación (MM&V) del cese del fuego que coordina la ONU y en el que también participa el gobierno colombiano.

El delegado guerrillero sostuvo que el compromiso de las FARC es cumplir los acuerdos de paz, “con sacrificios, pero con convicción”.

Precisamente los primeros guerrilleros en entregar las armas serán los delegados de las FARC en el MM&V.

El general Pérez Aquino, quien coordina la MM&V por parte de la ONU, dijo que solo faltan por llegar 1.300 miembros de las FARC a los 26 campamentos donde las tropas de esa guerrilla harán el desarme e iniciarán el tránsito a la vida civil.

Esto quiere decir que el 80% de los alrededor de 6.300 combatientes de esa insurgencia ya están en los campamentos.

Aunque el comisionado de paz del gobierno colombiano, Sergio Jaramillo, había dicho que ayer concluiría el traslado de las tropas de las FARC a esos puntos, problemas logísticos causaron retrasos en el desplazamiento de columnas guerrilleras, las cuales terminarán de llegar a los 26 campamentos “en los próximos tres días”.

Pérez Aquino afirmó que en el traslado de las FARC a los campamentos donde entregarán las armas “no ha habido ningún inconveniente de seguridad”, lo que muestra “que el proceso está sólido”.

En una rueda de prensa que ofreció en forma conjunta con el general Pérez Aquino, Calarcá dijo que en los campamentos los guerrilleros no han podido construir sus sitios de alojamiento porque no han llegado los materiales de construcción, mientras que en otros se han presentado problemas con los servicios de salud y suministro de agua potable.

“No planeamos eso, pensábamos que no se iba poner en riesgo la salud de nuestras mujeres”, dijo, y aseguró que a pesar de los inconvenientes las FARC cumplirán su parte.

Según registros del MM&V, en la etapa final de las negociaciones de paz entre la guerrilla y el gobierno, que tuvieron como sede La Habana, y en los dos meses que llevan de implementación los acuerdos, nacieron 66 niños en los campamentos de las FARC y 80 guerrilleras están embarazadas.

Tantos los recién nacidos como las mujeres gestantes recibirán atención especial en los puntos de desarme, los cuales dejarán de funcionar a finales de junio próximo.

Además de los 6.300 combatientes que se concentrarán en los 26 campamentos habilitados en varias regiones del país, las FARC tienen unos 6.000 milicianos que se acercarán a esos sitios a entregar su armamento, aunque no necesariamente se quedarán a vivir allí. Los que sí lo harán son los guerrilleros encarcelados que sean indultados y queden en libertad.

El MM&V está investigando cuatro incidentes que podrían constituir violaciones del cese bilateral del fuego, entre ellos el caso de un microchip y un micrófono que aparecieron en equipos de las FARC y que tendrían como finalidad espiar a esa guerrilla. (I)

-------------------------

Odín Sánchez: "Pasé mi secuestro en la profundidad de la selva"

El excongresista colombiano, Odín Sánchez, quien fue liberado el jueves por el Ejército de Liberación Nacional (ELN) tras 10 meses en poder de esa guerrilla, dijo que vivió la mayoría de su secuestro en la profundidad de la selva, bajo el espeso follaje de los árboles.

“Eso es el cuarto mundo. Nunca veía el sol ni la luna ni las estrellas”, dijo Sánchez, quien un día después de su liberación narró su odisea a periodistas de varios medios en su casa de Quibdó, la capital del noroccidental departamento de Chocó.

Según su relato, solo vio la luz del día cuando los ocho guerrilleros que lo custodiaban lo sacaron de la profundidad de la selva para conducirlo al corregimiento donde el jueves pasado lo entregaron a una misión humanitaria del Comité Internacional de la Cruz Roja.

Sánchez aseguró que diariamente dormía en un toldillo de dos por tres metros, con un plástico como “colchón”. A las 16:00 acababa su día y tenía que armar su pequeña tienda de campaña.

Dijo que sus peores momentos en la selva fueron cuando tenía que ir al baño. “No podía avanzar más de 30 segundos con los pantalones abajo porque el ataque y la furia de los mosquitos era una cosa impresionante y el dolor me duraba una o dos horas”, sostuvo.

El excongresista aseguró que la firmeza del gobierno colombiano al condicionar su liberación al inicio de los diálogos formales con el ELN fue “fundamental” para que esa guerrilla pusiera fin a su secuestro.

Reiteró que su plagio fue extorsivo porque el ELN recibió un dinero a cambio de su liberación, aunque aseguró desconocer cuánto pagó su familia a ese grupo insurgente.

Odín Sánchez se intercambió en abril de 2016 por su hermano Patrocinio, quien había sido secuestrado por el ELN en agosto de 2013 y quien se encontraba muy enfermo.  Los dos pertenecen a un poderoso grupo político del departamento de Chocó.

El 27 de julio de 2011, Odín fue condenado a 9 años de cárcel y a pagar 11 mil salarios mínimos por sus nexos con grupos paramilitares, pero solo cumplió una parte de la condena. (I)

El excongresista Odín Sánchez fue liberado por la guerrilla ELN. Foto: AFP

Etiquetas:

ENLACE CORTO
Lectura estimada:
Contiene: palabras
Modificado por última vez:
Viernes, 03 Febrero 2017 23:41