Miércoles, 30 Noviembre 2016 00:00 Mundo

El presidente Rafael Correa asistió a la ceremonia oficial

Las cenizas de Fidel inician su peregrinación

Las cenizas de Fidel inician su peregrinación
Foto: AFP

Dirigentes mundiales, delegaciones extranjeras y diversas personalidades estuvieron ayer en La Habana para participar en las honras fúnebres en homenaje al Comandante Fidel Castro. Los ausentes fueron los principales jefes de Gobierno europeos. Los restos del líder revolucionario serán llevados hoy en una masivo recorrido de 4 días hasta su lugar de descanso final en Santiago de Cuba, el próximo domingo.

Agencias AFP y Prensa Latina

La Habana.-

Una multitud paciente despedía a Fidel Castro por segundo día consecutivo ayer en un homenaje en La Habana, al que se suman líderes africanos y de la izquierda latinoamericana, mientras representantes de Europa y Estados Unidos asisten con bajo perfil.

Hijos espirituales de la Revolución cubana, los mandatarios de Venezuela, Nicolás Maduro y de Bolivia, Evo Morales, fueron los primeros en rendir tributo frente a la foto de un Fidel con barba negra, fusil al hombro y mochila de guerrillero, adornada con medallas y flores blancas.

Desde el lunes, cientos de miles de cubanos pasan por la Plaza de la Revolución en La Habana, donde está la imagen del líder que murió el viernes pasado a los 90 años y que apoyó los movimientos progresistas en América, envió tropas a África y desafió, como pocos, a Estados Unidos en plena Guerra Fría.

Criticado con igual pasión, sobre todo por la mano dura con la que sofocó cualquier brote de disidencia en la isla, el gobierno de Fidel y el de su hermano Raúl, quien lo sustituyó en el poder en 2006, apoyaron los procesos de paz con las guerrillas en Colombia. “Seguimos de pie, seguimos juntos hoy más que nunca junto a Fidel”, declaró Maduro a su llegada ayer a la capital cubana.

Las cenizas

Los homenajes fúnebres a Castro se extenderán hasta el domingo próximo, cuando sus cenizas serán llevadas al cementerio de Santiago de Cuba donde están enterrados los restos de José Martí, héroe de la independencia.

“Fidel era un hombre muy poderoso por su pensamiento, sabía mucho y ayudaba a los otros países”, según Andrés Cabrales. A los 76 años, este exguerrillero de la

Revolución exhibe orgulloso algunas medallas en el pecho.

Las cenizas de Castro reposan en una urna de madera de color café que fue exhibida la noche del lunes por la televisión estatal.
Raúl Castro y altos dirigentes del Partido Comunista honraron su memoria en la sala Granma del Ministerio de las Fuerzas Armadas, al costado de la Plaza de la Revolución, adonde acudieron ayer.

El respeto que domina las manifestaciones por la muerte del dirigente solo fue roto por cubanos anticastristas que festejan en Miami y las declaraciones del presidente electo estadounidense Donald Trump, quien lo calificó de ‘dictador brutal’.

El conocido ‘balserito’ Elián González, que en el 2000 fue centro de una ácida disputa entre Cuba y Estados Unidos por su custodia, dijo que la respuesta a Trump se la está dando la multitudinaria presencia de cubanos en los funerales.

“Yo no creo que tantas personas podrían llorar a alguien que, como él dice, es un dictador... Las personas lo que le están dando aquí es amor”, afirmó.

“Fidel alentaba con sus palabras; en el futuro tendrán más vigencia sus enseñanzas”, fue parte del mensaje emitido por Elián González quien asistió a los funerales en compañía de su padre Juan Miguel González.

Europeos ausentes

La ceremonia de masas en memoria de Fidel Castro, a la que fueron invitados líderes y personalidades del mundo entero, estaba prevista para  las 19:00 hora cubana (00:00 GMT). Este acto cerró los homenajes en La Habana. Hoy comenzará una caravana con los restos del líder fallecido, que recorrerá 13 de las 15 provincias antes de su llegada a Santiago de Cuba.

Además de Maduro y Morales, la izquierda latinoamericana estuvo representada por los presidentes de Ecuador, Rafael Correa y de Nicaragua, Daniel Ortega. También asistieron los mandatarios de Colombia, Juan Manuel Santos y de México, Enrique Peña Nieto.

Correa viajó acompañado de una delegación oficial y de Ernesto Samper, secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

En su cuenta de Twitter, Correa escribió el lunes: “Murió Fidel. Murió invicto, solo los años lo pudieron derrotar. No hay hombre ni acción trascendente que no tenga contradictores y Fidel y su revolución trascendieron su espacio y su tiempo. ¡Hasta la victoria siempre, Comandante!”.

El gobierno ecuatoriano resaltó el legado del líder revolucionario.

Samper lamentó la muerte de Castro e hizo un llamado a la unión de los pueblos de América ante un sombrío futuro que calificó como “vientos fríos que vienen del norte”. En contraste, pocos líderes de otras partes del mundo llegaron a La Habana para despedir a uno de los hombres más influyentes y controvertidos del siglo XX.

El presidente Barack Obama, que propulsó el histórico acercamiento de Estados Unidos y Cuba tras más de medio siglo de enemistad, estuvo representado por suasesor adjunto de Seguridad, Ben Rodhes.

Tampoco asistió ni su homólogo francés, François Hollande, ni el ruso, Vladimir Putin.

África por su parte estuvo presente con los dirigentes de Zimbabue, Robert Mugabe; de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang; y de Sudáfrica, Jacob Zuma.

Acudieron además el rey emérito de España Juan Carlos, el excanciller alemán Gerhard Schröder y los vicepresidentes de Irán y China.“No podíamos quedarnos lejos sin venir a decir: ‘Hasta pronto camarada, hasta pronto querido hermano’”, declaró Mugabe, de 92 años y quien está en el poder hace casi 4 décadas. (I)

DATOS

Fidel Castro falleció la noche del pasado viernes en La Habana a los 90 años, una década después de delegar el poder a su hermano Raúl por motivos de salud.

El sábado su cuerpo fue incinerado y este lunes y martes sus cenizas fueron exhibidas en La Habana. Ayer tuvo lugar un acto de masas con presencia de mandatarios internacionales.

Desde hoy y hasta el 3 de diciembre, dentro de los nueve días de luto que ha decretado el gobierno cubano, las cenizas de Castro viajarán desde la capital hasta Santiago de Cuba, su provincia natal, haciendo el recorrido inverso al de la Caravana de la Libertad de 1959, que realizó el Ejército Rebelde después del triunfo de la Revolución cubana.

A su llegada a Santiago habrá un “acto de masas” en la Plaza Antonio Maceo de esa ciudad y la ceremonia de inhumación se efectuará al día siguiente en el cementerio de Santa Ifigenia, también en Santiago.

El funeral será el 4 de diciembre.

Con motivo del fallecimiento del líder cubano también se posponen un mes los actos y desfiles militares previstos para el 2 de diciembre con motivo del 60º aniversario del desembarco de los expedicionarios del yate Granma en Cuba, uno de los hitos que marcaron el inicio de la Revolución en el país caribeño.

Un día después de anunciar su fallecimiento, el presidente Raúl Castro rindió homenaje a su hermano en una ceremonia privada. Acompañado de los máximos dirigentes del Partido Comunista de Cuba, el mandatario guardó un minuto de silencio frente a la urna y firmó después un juramento de lealtad a la Revolución que encabezó junto con su hermano en 1959. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense