Sábado, 01 Octubre 2016 00:00 Mundo

Los brasileños van mañana a las urnas a elegir alcaldes, en un clima tenso por la destitución de la presidenta Dilma Rousseff

La violencia marca las elecciones en Brasil

José Gomes da Rocha (centro), asesinado el jueves pasado, era el favorito para ganar la alcaldía de Itumbiara.
José Gomes da Rocha (centro), asesinado el jueves pasado, era el favorito para ganar la alcaldía de Itumbiara. Foto: mendoza.post

20 candidatos fueron asesinados en los últimos cuatro meses. Las autoridades vinculan los crímenes a bandas parapoliciales que extorsionan a políticos y disputan el poder con narcotraficantes.

Pablo Giuliano. Corresponsal desde Sao Paulo, Brasil

Unos 114 millones de brasileños están convocados para elegir alcaldes y concejales mañana, en las elecciones municipales teñidas de episodios de violencia, como el asesinato de unos 20 candidatos en los últimos cuatro meses y el clima electoral controvertido porque hace apenas un mes fue destituida Dilma Rousseff de la presidencia.

Habrá elecciones en los 5.568 municipios de Brasil y el foco estará en la sobrevida del Partido de los Trabajadores (PT), que luego de haber estado 13 años en el poder  puede sufrir el peor revés en dos décadas, en el marco del asedio judicial a sus dirigentes, que denuncian un clima de persecución al tándem Poder Judicial-Medios de comunicación.

En las grandes ciudades, hay posibilidad de segunda vuelta, marcada para el 30 de octubre.

La joya de la corona en juego es la ciudad de Sao Paulo, metrópoli más importante del país, corazón financiero de esta nación continental en manos de Fernando Haddad, del PT, quien marchó cuarto en todas las encuestas y confía en revertir el voto. Este viernes estuvo en una caravana con el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien está sometido a juicio por denuncias de corrupción.

El líder en las encuestas es el millonario publicista Joao Doria, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), una suerte de mini Donald Trump que quiere privatizar todos los bienes públicos, incluso los corredores de autobuses, con un discurso de la “antipolítica”.

Doria fue apoyado en forma discreta por el expresidente Fernando Henrique Cardoso, quien apareció dos segundos en un comercial televisivo. El presidente Temer, surgido de su traición a Rousseff, no es reivindicado por ningún candidato. En Sao Paulo, su candidata, Marta Suplicy, se quejó de que la agenda neoliberal de Temer le ha quitado votos en las periferias.

En Río de Janeiro domina las encuestas el obispo evangelista Sergio Crivella, del Partido Republicano, y en segundo lugar para la segunda vuelta se disputan el ticket Joao Paulo, que responde a Temer, y el trotskista Marcelo Freixo, de Socialismo y Libertad (PSOL).

Pero la campaña electoral también está teñida de violencia del crimen común, narcotraficantes, milicias paramilitares y ajustes de cuentas se metieron de lleno. Y por eso el gobierno anunció que movilizará 25.000 militares para ayudar a custodiar los locales de votación.

Al menos 20 candidatos a alcaldes y concejales fueron asesinados en Brasil desde junio, cuando terminaron los registros de postulaciones “existe un crecimiento de la demanda por soldados porque generalmente el pedido lo hacían unos 300 municipios y ahora contabilizamos 408”, dijo el ministro de Defensa, Raúl Jungmann.

Por su parte, el presidente del Tribunal Superior Electoral (TSE), Gilmar Mendes, afirmó que las autoridades “tienen preocupación por el alto grado de violencia”.

Esta semana se registraron tres atentados, el candidato a alcalde del municipio brasileño de Itumbiara José Gomes da Rocha, estado de Goiás, fue asesinado por un hombre,  empleado municipal, que disparó varios tiros contra la camioneta que llevaba al dirigente. Además, mató al guardaespaldas e hirió en el abdomen al vicegobernador de Goiás, José Eliton.

Gomes da Rocha, conocido como Ze Gomes y militante del Partido Laborista Brasileño (PTB), fue cuatro veces diputado federal, una vez diputado regional y electo como alcalde de Itumbiara por dos mandatos, entre 2005 y 2012. Pero el asesino, que murió ante la reacción policial, era un empleado del área de salud de la intendencia y había iniciado un juicio laboral por horas extras no reconocidas. El aspirante era uno de los políticos más ricos del país y para su candidatura de este año declaró ante la Justicia electoral un patrimonio de 110 millones de reales (unos $ 34,1 millones), formado mayoritariamente por haciendas.

Otro miembro del PTB, Julio Maia Pereira, candidato a concejal de Cuiabá, capital de Mato Grosso, conocido como “Julio da Power”, fue herido en un ataque a disparos por una persona que viajaba en una moto, pero el padre del político falleció al recibir seis tiros.

El lunes, en Río de Janeiro, fue asesinado a balazos Marcos Vieira de Souza, presidente de la escuela de samba Portela, quien era candidato a concejal por el Partido Progresista: la principal hipótesis de la policía es que haya sido víctima de las milicias parapoliciales que le disputan poder y negocios a los narcotraficantes en las favelas de Río. (I)

DATOS

Un total de 144’088.912 ciudadanos están habilitados para votar. El voto es obligatorio para las personas de 18 a 70 años que saben leer y escribir; es opcional para los de 16 a 18 años (1,61% del total), los mayores de 70 (7,87%) y los analfabetos (4,85%).

En las localidades con menos de 200.000 electores, la contienda se resolverá mañana  por voto mayoritario simple.

Una segunda vuelta se realizará el 30 de octubre solo en ciudades con más de 200.000 electores en las que ningún candidato haya obtenido el 50%+1 de los votos. En Brasil hay 92 ciudades con ese número de empadronados.

El mayor distrito del país es Sao Paulo, la capital del estado homónimo y mayor centro industrial de América Latina, con 12 millones de habitantes y 8,9 millones de electores.

ENLACE CORTO

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense