Miércoles, 25 Enero 2017 00:00 Mundo

Los activistas acusan a régimen de Al-Sisi de coacción

La primavera árabe de Egipto se eclipsó

Un egipcio sostiene un retrato del presidente Abdel Fatah Al-Sisi en una marcha en la plaza Tahrir en El Cairo.
Un egipcio sostiene un retrato del presidente Abdel Fatah Al-Sisi en una marcha en la plaza Tahrir en El Cairo. Foto: AFP

A 6 años del derrocamiento de Hosni Mubarak, la población aún espera cambios. El país soporta una crisis económica.

Redacción y Agencia AFP

El Cairo.-

Hace seis años los egipcios cambiaron el curso político y social de su país en solo 18 días.

La plaza Tahrir o de la Liberación de El Cairo fue el epicentro de las revueltas ciudadanas donde los manifestantes pedían -desde el 25 de enero de 2011- la caída de Hosni Mubarak, el hombre que dirigió durante tres décadas el país más poblado del mundo árabe.

La presión social tuvo efecto y el dictador dejó el poder el 11 de febrero de 2011. Sin embargo, la pulsación por el cambio fue pasajera y hoy al cumplirse seis años de la llamada “revolución egipcia” el país continúa sumergido en una ola de violencia.

La nación solo vivió dos años con un gobierno elegido democráticamente hasta el golpe de Estado de Abdel Fatah Al-Sisi en 2013, actual gobernante.  

La lucha es ahora por la ‘supervivencia’

En un país sumido en una crisis económica, la frustración acompaña día a día a los egipcios que, sin libertades civiles, son pesimistas sobre el futuro.

“La situación es desoladora”, suspira Esraa Abdel Fatah, al pasar por la plaza Tahrir, escenario de aquella revuelta que vio a miles de egipcios acampar para obtener la partida de Mubarak. El dictador fue condenado a cadena perpetua por ordenar la represión policial que causó 800 muertes en las protestas que terminaron con su derrocamiento.

“Estoy triste por la sangre derramada en vano”, lamenta esta activista, de 38 años, en referencia a los centenares de manifestantes muertos por la represión a la revuelta.

La juventud que participó en la revuelta está hoy desilusionada, como Ahmed, farmacéutico de 32 años. “Es un combate diario para nuestra supervivencia”, lamenta este padre de familia que hoy busca emigrar a cualquier precio. “La lucha por la democracia y los derechos humanos se ha transformado en un combate diario por encontrar productos básicos para mi familia”.

Hace meses los egipcios enfrentan la inflación y escasez de productos de primera necesidad. Una tendencia agravada por las medidas de austeridad adoptadas por el gobierno para obtener un préstamo de $ 12.000 millones del Fondo Monetario Internacional (FMI).

“Antes estaba dispuesto a morir por este país, ahora solo quiero irme”, afirma Ahmed.

“Hay mucha ira contenida en la gente” debido a la situación económica, señala la politóloga May Mugib. “Los egipcios están cansados luego de una revuelta que no tuvo los resultados esperados”, explica.

Pero junto con la economía, la represión y la violencia de las fuerzas de seguridad del Estado a los opositores y manifestantes son los grandes problemas del país. Tras la revolución parecía que el  país árabe quería hacer borrón y cuenta nueva respecto a las prácticas de la dictadura de Mubarak. Sin embargo, activistas denuncian que el país árabe volvió al pasado en su versión más brutal.

El régimen de Al-Sisi, exjefe del Ejército, es acusado por sus detractores de cerrar el paréntesis democrático abierto con la revuelta de 2011. Al-Sisi, investido presidente tras destituir en 2013 a su predecesor Mohamed Mursi, no tolera ningún tipo de oposición.

Los meses que siguieron a la destitución de Mursi, las autoridades persiguieron a sus partidarios islamitas, los Hermanos Musulmanes, quienes fueron declarados terroristas por el gobierno. Una de las más brutales respuestas del gobierno en este sentido se la conoce como la Masacre de Rabaa, que el 14 de agosto de 2013 se cobró 817 vidas y 4.000 heridos.

Los líderes de los Hermanos Musulmanes, la mayoría, fueron arrestados y condenados, entre ellos su guía supremo, Mohamed Badía, y el expresidente Mursi.

Desde entonces, las autoridades egipcias han reprimido a los líderes, miembros y simpatizantes de la agrupación y han incautado de todos sus bienes, así como de las empresas de sus integrantes. Egipto fue el segundo país, después de Túnez, en sumergirse en el movimiento ciudadano de la llamada Primavera Árabe, las protestas que desembocaron en 2011 y sacudieron a regímenes de Oriente Medio por un cambio hacia la democracia. El movimiento siguió su paso por Libia, Yemen y Siria. (I)

CRONOLOGÍA

La revuelta del 25 de enero de 2011 terminó con 30 años de régimen de Hosni Mubarak, el primer dirigente de Egipto que ha sido sometido a juicio en la historia del país árabe. Estas son las fechas clave de los acontecimientos.

Revuelta (25/01/2011)
Comienzan las manifestaciones contra Hosni Mubarak. Igual a lo sucedido en Túnez, que obligó a huir al presidente Zine Ben Ali.

Marea humana (01/02/2011)
Más de un millón de manifestantes salen a las calles en el país. Una marea humana se congrega en la plaza Tahrir de El Cairo.

Renuncia (11/02/2011)  
Mubarak dimite y entrega el poder al Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas, dirigido por el mariscal Husein Tantaui.    

Elecciones (28/11/2011)
Primera fase de las elecciones legislativas que se extienden hasta enero. Los islamitas ganan casi dos tercios de los escaños.

Presidente (30/06/2012)
Mohamed Mursi es elegido con el 51,73% de los votos y se convierte en el primer presidente elegido por sufragio libre en Egipto.  

Golpe (03/07/2013)
Luego de masivas protestas que reclaman la partida de Mursi, el Ejército lo destituye y lo detiene. Denuncia un golpe de Estado.

Represión (14/08/2013)
Las fuerzas de seguridad desalojan a simpatizantes de Mursi de las plazas de El Cairo. Más de 700 personas mueren en unas horas.

Reforma (08/06/2014)
Abdel Fatah Al-Sisi es elegido presidente con el 96,9% de los votos tras eliminar a la oposición. Impulsa la nueva Constitución.

Parlamento (10/01/2016)
El nuevo Parlamento, elegido en 2015, celebra la sesión inaugural. Fue la primera sesión de la cámara desde su disolución en 2012.  

Devaluación (03/11/2016)
El Banco Central decide flotar la libra egipcia, una medida que provoca una fuerte devaluación frente al dólar. (I)

ENLACE CORTO