Sábado, 30 Septiembre 2017 00:00 Mundo

Pollos y gallinas, las aves expiatorias

La comunidad judía celebró el Yom Kipur, día santo del año

Un hombre judío ultraortodoxo, con movimientos con un pollo sobre las cabezas de sus familiares, realiza la ceremonia de Kaparot en el barrio Beit Shemesh, en el oeste de Jerusalén.
Un hombre judío ultraortodoxo, con movimientos con un pollo sobre las cabezas de sus familiares, realiza la ceremonia de Kaparot en el barrio Beit Shemesh, en el oeste de Jerusalén. Foto: AFP
Redacción y Agencia AFP

Jerusalén.-

Israel se detuvo totalmente ayer para celebrar el Yom Kipur, el día más importante del calendario judío, marcado por un ayuno, mientras que los Territorios Palestinos estaban sometidos a un cerco para evitar atentados.

El Yom Kipur es el día judío del arrepentimiento, considerado el más santo y solemne del año. Su tema central es la expiación y la reconciliación. La festividad inició ayer al caer la tarde y se terminará hoy con la aparición de las primeras estrellas.

Pero, el día anterior los judíos realizaron el Karapot, un ritual de expiación que consiste en hacer círculos con un pollo o gallina viva sobre la cabeza de una persona con la creencia de que sus pecados pasarán al animal. Durante el Yom Kipur los judíos no pueden trabajar, ni utilizar la electricidad, ni los autos. El día es consagrado al ayuno y la plegaria, no hay tráfico aéreo, ni emisiones televisivas, ni de radio.

Tradicionalmente es el día de mayor afluencia en las sinagogas y con motivo de esta conmemoración el Ejército israelí cerró el paso a los Territorios Palestinos hasta hoy.

La Policía mantiene un gran dispositivo de seguridad en la ‘Ciudad Vieja’ de Jerusalén y en el Muro de Lamentaciones, lugar sagrado de los judíos, donde se esperan a miles de visitantes durante el ayuno. (I)

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Twitter

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense

 

Twitter ET