Lunes, 11 Septiembre 2017 00:00 Mundo

Irma deja a oscuras y bajo el agua a Miami y gran parte del sur de Florida

En un principio el fenómeno natural tenía categoría 4, pero en el transcurso de las horas descendió a la 3.
En un principio el fenómeno natural tenía categoría 4, pero en el transcurso de las horas descendió a la 3. Foto: AFP

Tres muertes se produjeron por accidentes automovilísticos debido a la fuerza del viento. Los ecuatorianos residentes en la zona se resguardaron en sus casas.

Redacción Mundo

Imparable en su paso, el huracán Irma llegó la mañana de ayer a los Cayos del estado de  Florida, en Estados Unidos. Tres personas murieron a causa de accidentes automovilísticos provocados por los fuertes vientos y lluvias intensas, informó la agencia AFP.

Una oficial de policía falleció en un choque frontal cerca de la ciudad de Sarasota, en la costa oeste de Florida. Mientras que el otro conductor también murió, indicó el alguacil del condado de Hardey, Arnold Lanier.

La otra víctima mortal es un automovilista que perdió la vida cerca de Key West, en el archipiélago de los Cayos, el primer territorio de la Florida golpeado por Irma.

La mujer policía “había estado trabajando en un refugio durante la noche e iba a su casa a recoger algunos víveres” cuando tuvo el accidente en la mañana, indicó el alguacil Lanier.

La carretera estaba “mojada y ventosa”, agregó, al señalar que la policía Julie Bridges, de 42 años, era madre de un hijo y trabajaba para el condado hace 13 años.

El otro conductor, un oficial de una correccional que se dirigía al trabajo en un vehículo particular, también murió, añadió Lanier.

La tercera persona muerta era un hombre cuyo deceso ocurrió el sábado cerca de Key West, cuando su camión impactó contra un árbol, señaló en un comunicado el alguacil del condado de Monroe.

Al principio el huracán Irma tenía categoría de intensidad 4; horas más tarde descendió a grado 3, pero sigue siendo una tempestad extremadamente peligrosa para los próximos días, informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés). En Cuba tocó tierra como huracán de categoría 5 con vientos de 257 kilómetros por hora (km/h).

A las 18:00, Irma se encontraba a 55 km al sur de Naples, sobre la costa oeste de Florida, con vientos máximos de 195 km/h y se desplazaba a 19 km/h con dirección norte, según el NHC, que advirtió contra la inminencia de marejadas en Naples y Marco Island.

En Miami más de 6,3 millones de personas recibieron la orden de evacuación. Varias zonas de esa ciudad están inundadas, reportó AFP.

 Dos grúas de construcción colapsaron en el centro de Miami por la fuerza de los vientos, según residentes y fotos publicadas en las redes sociales, que confirmaron uno de los principales temores de las autoridades, donde hay alrededor de 25 grúas de más de 200 metros de altura y con contrapesos de entre 3,6 y 4,5 toneladas.

Además observaban que el verdadero peligro de Irma es la ‘marea de tormenta’, un aumento repentino del nivel del mar que cae como una pared de agua sobre la costa. Esto podría afectar severamente las ciudades más grandes del oeste de Florida, como Naples, Fort Myers y Tampa.

Según el Servicio Meteorológico de Estados Unidos (NWS, por sus siglas en inglés), la marea provocada por el huracán podría alcanzar los 4,5 metros de altura, dependiendo de la configuración del litoral.

La marea no crece por las lluvias torrenciales que acompañan al huracán, sino por los fuertes vientos que elevan el nivel del mar de forma anormal ante la depresión.

El huracán dejó hasta el momento al menos 25 muertos, además de cuantiosas pérdidas materiales, tras su paso por el Caribe.

Ecuatorianos están a salvo

A la espera de que Irma llegara al centro del estado de Florida, previsto para la madrugada de hoy, los habitantes de las zonas residenciales se mantenían resguardados en sus hogares.  Es el caso de la ecuatoriana Ximena Rueda, oriunda de Otavalo, quien habita varios años en la ciudad Titusville. Hasta ayer ella y su familia llevaban 24 horas encerrados en su vivienda. Lo hicieron como medida de protección por la caída de cables eléctricos, pese a que el huracán aún no había llegado.

Rueda contó que las autoridades  enviaban constantemente alertas con la información del trayecto del huracán. En similares circunstancias se encontraba Gabriela Mesías, originaria de Quito y que reside en la ciudad de Orlando. Tenía tres días encerrada con su familia y otros amigos de origen mexicano.

Mesías informó que en el condado de Miami Dade se declaró el toque de queda para que las personas no salieran de sus hogares o refugios. Además se cortó el servicio de energía eléctrica y había problemas de abastecimiento de agua potable. Los sectores de Miami Beach, Brickell y Biscayne estaban completamente inundados, indicó. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Twitter

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense

 

Twitter ET