Martes, 18 Octubre 2016 00:00 Mundo

Ankara notifica su ingreso al ataque

Irak desplaza a 80.000 soldados en Mosul para atacar al EI

Miles de peshmerga, fuerza kurda de Irak, avanzan unos 25 kilómetros al este de Mosul para ingresar a la ciudad bastión del Estado Islámico.
Miles de peshmerga, fuerza kurda de Irak, avanzan unos 25 kilómetros al este de Mosul para ingresar a la ciudad bastión del Estado Islámico. Foto: AFP

Los kurdos y el Ejército marchan en tierra; EE.UU. lo hace desde el aire.

Redacción y Agencias AFP y Prensa Latina

Mosul.-

Los miembros de las fuerzas iraquíes avanzaron ayer hacia la ciudad de Mosul. Este es el primer paso de una ofensiva para recuperar la mayor ciudad bajo el poder del Estado Islámico (EI) desde la que Abu Bakr al Bagdadi proclamó su califato hace 2 años.

Antes del amanecer del lunes, el primer ministro iraquí, Haidar al-Abadi, anunció que la operación del ejército tendría una envergadura sin precedentes. Su último gran despliegue militar lo efectuó después de la invasión liderada por Estados Unidos en 2003.          

Más allá de los retos que afrontan los líderes de este despliegue, lo que se juega en esta batalla es el futuro del propio país; la capacidad de los iraquíes para mantenerse unidos por encima de las diferencias sectarias y de los intereses de las naciones vecinas que los patrocinan (la coalición internacional liderada por Estados Unidos y que integran 65 países).

Por su parte, el mayor Salam Jassim, un comandante de las fuerzas especiales de élite de Irak, detalló que más de 80.000 soldados están involucrados, incluyendo ingenieros y apoyo logístico internacional.

Los kurdos evitan los explosivos

A la salida del sol, cientos de soldados kurdos, conocidos como peshmergas, avanzaban ayer en camiones con armas y vehículos blindados. Sin embargo, su movimiento se vio frenado por las trampas explosivas y bombas de carretera.

El Estado Islámico fortaleció sus líneas de defensas dentro de la ciudad, erigiendo muros de hormigón y excavando zanjas. Mientras los kurdos se desplazan hacia el este de la ciudad, las unidades del ejército y la policía iraquíes hicieron un empuje desde el sur.

El diario The Washington Post publicó que se cree que aún existe entre 1,2 y 1,8 millón de civiles atrapados en la ciudad. Además de los peshmerga, se desplazan por tierra los combatientes tribales sunitas, las milicias chiíes y las unidades antiterroristas de élite.   

Desde el cielo es la coalición liderada por Estados Unidos la que despliega el apoyo. Por su parte, el secretario de Defensa, Ashton B. Carter, indicó en un comunicado el domingo que “los Estados Unidos y el resto de la coalición internacional están dispuestos a apoyar” el esfuerzo.

Añadió que “estamos seguros de que nuestros socios iraquíes prevalecerán contra nuestro enemigo común y liberarán a Mosul y al resto del país del odio y la brutalidad del Estado Islámico”. Aunque el primer ministro iraquí, Haidar al-Abadi, se comprometió a tener la ciudad de nuevo bajo el control del gobierno a finales de este año, el comandante Jassim recalcó que no es muy segura esta posibilidad, sobre todo por las trampas explosivas a la que se enfrentan los comandos.

Turquía interviene en la operación

Recep Tayyip Erdogan, presidente turco, afirmó que su país jugará un papel en la ofensiva iraquí respaldada por Estados Unidos para recuperar la ciudad de Mosul de los yihadistas, y consideró impensable que Ankara permanezca al margen.

Las relaciones entre Ankara y Bagdad se tensaron en los últimos días mientras parecía que Turquía era mantenida al margen de los intensos preparativos para la ofensiva de Mosul.

En diciembre de 2015, el Ejército turco estableció una base en Bashiqa, unos 15 kilómetros al noreste de Mosul, a la que envió unos 150 militares y dos docenas de tanques. Según una publicación del diario español El País, Ankara instruyó allí a 3.000 hombres, tanto peshmerga adscritos al Gobierno Regional del Kurdistán iraquí (KRG) como a fuerzas suníes comandadas por Atheel al Nujaifi, exgobernador de Mosul, enfrentado al Gobierno prochií de Bagdad y al que ahora protege el presidente kurdoiraquí Masud Barzani.

La agencia destacó que de estos tres millares de combatientes 1.500 turcos participan en la presente ofensiva contra el Estados Islámico en Mosul y el resto espera en la retaguardia.

La idea de Turquía y del KRG es que las tropas de Nujaifi -árabes suníes- sean las que penetren en la ciudad para evitar una confrontación sectaria. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO
Lectura estimada:
Contiene: palabras
Modificado por última vez:
Lunes, 17 Octubre 2016 19:52

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense