Lunes, 09 Enero 2017 09:45 Mundo

Huelga de trabajadores del metro provoca el caos en Londres

arias personas hacen cola en la estación de autobús Victoria, en el centro de la capital británica.
arias personas hacen cola en la estación de autobús Victoria, en el centro de la capital británica. Foto: AFP
Agencia AFP

Millones de londinenses tuvieron que echarse a andar este lunes o buscar medios alternativos de transporte debido a una huelga de los trabajadores del metro contra los recortes de empleos.

"Es un auténtico dolor de cabeza", dijo Ross Kemp, trabajador en el sector financiero, mientras esperaba un autobús en la estación King's Cross, asegurando que sentía "poca simpatía" por los empleados en huelga.

Con una fina lluvia, la gente esperaba bajo las marquesinas a autobuses que no se detenían porque iban demasiado llenos. Otros le echaban más valor y se veían muchas más bicicletas que de costumbre, además de más calzado deportivo para afrontar largas caminatas en una gran ciudad en la que se pueden recorrer 10 kilómetros sin abandonar el centro.

El metro de Londres es el más viejo del mundo -abrió en 1863- y registra cada año 1.340 millones de viajes.

Una semana difícil 

El paro del metro de este lunes inaugura una semana difícil que continuará con una huelga -martes, el miércoles y el jueves- de Southern Rail, la compañía ferroviaria que transporta a cientos de miles de personas a Londres desde los suburbios del sur, y otra -miércoles y jueves- del personal de cabina de Brisith Airways.

Fiona Stockwell, otra pasajera de King's Cross, explicó que tuvo que madrugar más de lo normal para evitar la hora punta -entre las 8 y las 9, aproximadamente: "y no me hizo muy feliz", aseguró.

"Tenemos que adaptarnos a las nuevas tecnologías", añadió Stockwell, refutando a los empleados del metro que se quejan del cierre de los puntos de venta y atención al público y su sustitución por maquinas dispensadoras.

Diez de las 11 líneas de metro se vieron afectadas por esta huelga de 24 horas decretada por RMT, el Sindicato nacional de empleados de transporte ferroviario y marítimo.

La huelga era solo de empleados de las estaciones, y no de los conductores de trenes, por lo que las pocas estaciones que llegaron a reunir el personal necesario para abrir atrajeron a miles y miles de personas. Como la de Clapham Junction, uno de los principales nudos ferroviarios de Londres, que tuvo que ser evacuada y cerrada por su saturación. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Twitter

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense