Martes, 18 Octubre 2016 00:00 Mundo

3 reos fueron decapitados y 7 quemados vivos

Guerra entre presos deja 18 muertos en Brasil

Reclusos de la penitenciaría de Cascavel, en Paraná, cuando se amotinaron en 2014.
Reclusos de la penitenciaría de Cascavel, en Paraná, cuando se amotinaron en 2014. Foto: AFP

La Policía detalló que los enfrentamientos se dieron tras concluir una tregua para la convivencia entre las bandas.

Agencia AFP

Una guerra entre bandas rivales se cobró ayer la vida de 8 presos en una cárcel del estado brasileño de Rondonia (noroeste), un día después de que otro motín en Roraima (norte) dejara 10 muertos. La policía detalló que unos fueron decapitados, y otros, quemados vivos.

Según las autoridades, los hechos ocurridos en el centro penitenciario de Porto Velho están relacionados con lo acontecido la víspera en la prisión rural de Monte Cristo de Boa Vista, la capital de Roraima, donde inicialmente se habían reportado 25 fallecidos.

“Hubo 10 muertos y no 25; 7 de ellos carbonizados y otros 3 decapitados”, manifestó la encargada de prensa del gobierno de Roraima, Jessica Laurie, quien precisó que  8 presos también resultaron levemente lesionados.

Laurie confirmó que los eventos de ayer están relacionados con los del domingo en Roraima. “La facción del crimen organizado PCC (Primer Comando de la Capital) dio la orden de matar a los miembros de la facción rival CV (Comando Vermelho) en todas las prisiones del país”.

Según el diario local Folha de Boa Vista, los presos estaban armados con cuchillos y palos de madera.

Los bandos enfrentados fueron las facciones de narcotraficantes Comando Vermelho, que tiene su base principal en Río de Janeiro, y Primer Comando da Capital, que opera en São Paulo.

Las autoridades sospechan que todo ocurrió luego de que concluyera un acuerdo de paz entre las facciones enemistadas que permitía la convivencia, reportó el diario El País.

Tras el accidente que tiene conmocionado a todo Brasil, los sindicatos aprovechan para recordar que el verdadero culpable son las deficiencias del sistema penitenciario brasileño que alberga, según cálculos de la secretaría de Justicia en 2014, a 622.000 personas (en su mayoría varones y de raza negra).

“Por desgracia, esto solo refleja el desinterés del gobierno”, denunció Joana D’Arc Moura, vicepresidenta del Sindicato de Agentes Penitenciarios da Roraima. (I)

ENLACE CORTO

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense