Sábado, 09 Septiembre 2017 00:00 Mundo

El presidente Jimmy Morales sobrevuela zona afectada

Guatemala reportó 4 heridos y 3.518 viviendas dañadas tras el terremoto

Una adulta mayor y un niño caminan por un sector afectado por el sismo, en el municipio guatemalteco de Tacaná, departamento de San Marcos, frontera con México.
Una adulta mayor y un niño caminan por un sector afectado por el sismo, en el municipio guatemalteco de Tacaná, departamento de San Marcos, frontera con México. Foto: AFP
Redacción y Agencia AFP

El fuerte sismo que se sintió la noche del jueves en México también afectó Guatemala. Las autoridades de este país reportaron que alcanzó una magnitud de 6,7 en la escala de Richter y dejó al menos 4 personas heridas y 81 damnificados por daños en sus viviendas.

El secretario de la estatal Coordinadora para la Reducción de Desastres (Conred), Sergio Cabañas, dijo en rueda de prensa que 2 menores heridas fueron trasladadas a un hospital con fracturas, mientras que a los otros dos lesionados se los atendió en el lugar.

Según el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh), el temblor pudo sentirse en los departamentos de Guatemala, Retalhuleu, Escuintla, San Marcos, Suchitepéquez, Totonicapán, Sololá, Santa Rosa, Izabal, Baja Verapaz, El Progreso, Escuintla, Chimaltenango y Quiché.

El terremoto fue calificado como el mayor sismo registrado en los últimos 100 años en México y el más poderoso en Guatemala desde 1976, cuando un movimiento telúrico de 7,5 grados dejó 25.000 muertos y pérdidas millonarias.

Cabañas detalló que 81 personas quedaron damnificadas al registrarse daños de diferente magnitud en sus viviendas, que los obligaron a abandonarlas, mientras que 3.518 están afectadas por otros problemas como falta de electricidad o servicio de agua.

En 6 de los 22 departamentos del país se registran daños por el terremoto: San Marcos, Huehuetenango, Quiché, Quetzaltenango, Totonicapán y Suchitepéquez.

El presidente guatemalteco Jimmy Morales tenía previsto sobrevolar ayer las poblaciones más afectadas de Guatemala para evaluar los daños.

Tacaná, con una población que no sobrepasa los 10.000 habitantes, fue una de las zonas más golpeadas en este país.

“Ya no puedo estar aquí porque da miedo”, señaló Keily, quien junto con su esposo y 2 hijos se trasladarán a la casa de su abuelo, en un barrio cercano.

Desde el ingreso al poblado, ubicado  175 km al oeste de Ciudad de Guatemala, se puede observar la destrucción que causó el temblor de tierra.

La municipalidad de Tacaná ha contabilizado ocho viviendas en alto riesgo, 182 con daños severos, 20 con leves y 44 con moderados.

Varios deslaves en la carretera y el muro de una escuela completamente destruido son algunas de las secuelas del terremoto que provocó terror entre los habitantes de esta localidad, muchos dedicados a la siembra de papa y maíz.

En el corazón del pueblo, que cuenta con una minoría de pobladores indígenas mayas-mam, se observan grietas en el templo católico y la casa parroquial, que también funciona como centro de atención para los migrantes que se dirigen a México para poder llegar a Estados Unidos.

El sacerdote local, el italiano Angelo Esposito, de 44 años, relató que el edificio sufrió severos daños tras el potente temblor y que, por poco, queda atrapado en su interior. “Yo pensaba que me iba a morir, pero la mano de Dios me quiso tener todavía con vida”, relató el religioso, con 6 años de misión en Tacaná. (I)

ENLACE CORTO

Twitter

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense

 

Twitter ET