Lunes, 11 Septiembre 2017 00:00 Mundo

Gran Bretaña reducirá la inmigración europea

Gran Bretaña piensa implementar nuevos controles fronterizos y así  los ciudadanos europeos deberán mostrar su pasaporte al ingresar al país.
Gran Bretaña piensa implementar nuevos controles fronterizos y así los ciudadanos europeos deberán mostrar su pasaporte al ingresar al país. Foto: bbc.com
Leonardo Boix, corresponsal en Londres

El Gobierno británico planea disminuir el número de inmigrantes poco cualificados provenientes de la Unión Europea (UE) tras el Brexit, al implementar un programa inmigratorio más selectivo, una medida que fue duramente criticada por grupos defensores de derechos humanos y de los migrantes.

Documentos secretos a los que accedió el periódico The Guardian indicaron que Gran Bretaña pondrá fin al libre movimiento de personas a partir de marzo de 2019, e implementará un plan nacional más estricto basado en las necesidades económicas y sociales del país.

Los informes del Ministerio del Interior revelaron que a partir del Brexit, el acceso a puestos de trabajo para sectores que no enfrentan escasez de empleados será reducido significativamente.

La BBC indicó que aunque los documentos aún no fueron autorizados oficialmente por los ministros, conforman la base del programa de gobierno tras el Brexit.

Un portavoz del Ministerio del Interior aclaró que las autoridades trabajarán en propuestas para establecer un nuevo sistema de inmigración “que devuelva el control fronterizo al Reino Unido”.

Por su parte, un vocero de Downing Street, la residencia oficial en Londres de la primera ministra Theresa May, reiteró esta semana que los derechos incondicionales de los ciudadanos de la UE para vivir y trabajar en el Reino Unido finalizarán el día que el país abandone el bloque comunitario.

Al respecto, el Congreso de Sindicatos británicos (TUC), que agrupa los principales gremios de trabajadores públicos en Gran Bretaña, indicó que los planes secretos del gobierno llevarán a empleadores a explotar a inmigrantes y reducirán la oferta laboral”.

La administración de Theresa May indicó que mantendrá su objetivo de reducir los niveles de migración neta al país, de los 250.000 casos en 2016 a menos de 100.000, a pesar de reiterados pedidos de la oposición laborista y de parlamentarios conservadores para abandonar esos planes por completo. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Twitter

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense

 

Twitter ET