Domingo, 05 Febrero 2017 00:00 Mundo

Gran Bretaña enfrenta un mayor aumento de la desigualdad

Torres de viviendas sociales, donde viven personas de escasos recursos, se observan delante de edificios de la City de Londres.
Torres de viviendas sociales, donde viven personas de escasos recursos, se observan delante de edificios de la City de Londres. Foto: Getty

El creciente índice inflacionario -del 1,6% anual- y la desaceleración en el mercado laboral están golpeando cada vez más a las familias humildes del país.

Leonardo Boix, corresponsal en Londres

Gran Bretaña enfrenta el regreso a un período de amplias desigualdades sociales, inflación y descontento social, parecido al del gobierno de Margaret Thatcher durante los años 80 y 90, tras una caída en los estándares de vida de los británicos.

De acuerdo con un informe del ‘tanque de ideas’ Fundación Resolución, el creciente índice inflacionario y la desaceleración en el mercado laboral están golpeando cada vez más a las familias humildes del país.

La entidad alertó de un menor poder adquisitivo de los británicos, en gran medida debido a un congelamiento de los salarios, recortes de subsidios, aumento del precio del combustible y una caída en el valor de la libra esterlina desde el referéndum de junio pasado por el Brexit.

La baja de la libra provocó que las importaciones británicas sean más costosas, y en algunos productos ese aumento de precios fue pasado a los consumidores.

El índice inflacionario, del 1,6% anual, es el más elevado desde hace dos años.

La Fundación Resolución indicó que el actual Parlamento es el que menos medidas ha tomado en cuanto a los estándares de vida de los británicos más humildes desde mediados de los años 60, y tan malo como en los primeros años del gobierno de Thatcher.

Desde que se registró en Reino Unido un fuerte aumento de la desigualdad social a comienzos de los años 80 -un período marcado por un alto índice de desempleo, cierre de fábricas y rebajas de impuestos para los más ricos, del 83% al 60%- ese índice permanece relativamente estable.

Pero el ‘tanque de ideas’ pronosticó que entre este año y 2020, cuando se esperan las próximas elecciones generales, los ingresos para los británicos de menos recursos se reducirán en 2%.

Ese porcentual se compara con 4% durante el último ciclo parlamentario, y 1% entre 2005 y 2010, este último el período de mayor recesión en Gran Bretaña desde los años 30.

“En los últimos años, Gran Bretaña había registrado un ‘mini-boom’ en los estándares de vida de la población. Pero ese boom se está desacelerando rápido a medida que aumenta la inflación, se paraliza la producción y se detiene el crecimiento del empleo”, afirmó Torsten Bell, director de la Fundación Resolución.

“El ajuste tras la crisis financiera de 2008-2009 tendió a afectar en mayor grado a las familias más ricas. Pero ahora los más afectados son los hogares de medianos y bajos recursos con hijos”.

De acuerdo a Bell, dicha situación podría dejar a Reino Unido “en una situación muy grave en cuanto a los estándares de vida”, con una desaceleración de los salarios y los mayores niveles de desigualdad desde los años de Margaret Thatcher.

La entidad destacó que mientras que los ingresos para las familias más pobres caerán, en el caso de los británicos más ricos aumentarán hasta en 5% para los próximos cuatro años.

Además, advirtió que los recortes de hasta 12.000 millones de libras esterlinas ($ 15.120 millones) para el estado de bienestar y subsidios golpearán a los más vulnerables de la sociedad.

“La votación para abandonar la Unión Europea no parece por ahora haber tenido un impacto en la macroeconomía o el sector de empleo, pero ha empeorado los índices inflacionarios e incrementado las chances de que siga en aumento para los próximos años”, señaló el reporte.

“Todas las mediciones económicas muestran aumentos en los niveles de desigualdad social en Reino Unido para los próximos cuatro años, y se pronostica un récord de desigualdad para 2020-2021. Esto muestra un cambio radical en las tendencias de los últimos 20 años, cuando los niveles de desigualdad no habían mostrado demasiados cambios”.

De acuerdo al informe, aún persisten muchas desigualdades sociales entre el sureste rico de Inglaterra, y las zonas empobrecidas al norte del país.

Por ejemplo, en promedio aquellos que viven en el sudeste inglés suelen ganar hasta un 20 o 30% más que aquellos que viven en el norte de Inglaterra, en Gales o Irlanda del Norte.

Tras la publicación del documento, el laborista John McDonnell, ministro de Hacienda en la oposición, afirmó que el reporte de la Fundación Resolución es “muy condenatorio”.

“El laborismo le exigió al Gobierno cuando anunció su presupuesto financiero de otoño poner fin a los recortes injustos para subsidios de desempleo, mientras daba alivios impositivos a una minoría rica, pero el ministro de Economía, Philip Hammond, eligió seguir con las medidas de su predecesor”, destacó McDonnell.

“Está cada vez más claro que las familias trabajadoras serán obligadas a pagar por un Brexit conservador que beneficiará a los ricos y no al resto de la sociedad, mientras el país enfrenta el mayor aumento de desigualdad social desde Margaret Thatcher”. (I)

DATOS     

Según un informe reciente de la BBC, la pobreza alcanza a 13 millones de personas, 20% de la población, y uno de cada tres niños, cuatro millones en total, están dentro de este 20%.

Desde 2010 se ha disparado el número de demandantes de ayuda en los bancos de alimentos, que han pasado, según este mismo informe, de 40.000 usuarios en 2010 a más de un millón en 2016.

700.000 personas trabajan con contratos de ‘cero horas’, que no garantizan ni un salario mínimo.

Quienes viven en el sudeste inglés ganan 30% más que los que viven en el norte.     

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Twitter

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense