Miércoles, 01 Febrero 2017 00:00 Mundo

El régimen planea otro incremento en noviembre

Gobierno argentino eleva hasta 148% tarifas de luz

El año pasado, los argentinos participaron en protestas contra el alza de las tarifas eléctricas.
El año pasado, los argentinos participaron en protestas contra el alza de las tarifas eléctricas. Foto: AFP

Las facturas eléctricas sufrieron un aumento promedio del 400% el año pasado. El alza regirá desde febrero.

Marcelo Izquierdo, corresponsal en Buenos Aires

“¿Por qué le mentís a la gente Daniel? No vamos a devaluar, ni ajustar, ni sacar los subsidios (a los servicios públicos). No tenemos previstos tarifazos. No vamos a echar a nadie de su trabajo. ¿En qué te convirtieron Daniel?”.

La frase la pronunció Mauricio Macri durante el debate televisivo del 15 de noviembre de 2015 antes de las elecciones que poco después ganaría el entonces candidato de la alianza conservadora Cambiemos, Daniel Scioli, el postulante del ‘kirchnerismo’ derrotado por apenas 2,68 puntos. El mismo con quien hace 20 años compartía fiestas y una amistad cimentada en el ‘jet set’ argentino.

Un año y dos meses después de su asunción, Macri ya hizo todo lo que aseguró que no iba a hacer. Y por partida doble: su Gobierno acaba de anunciar un nuevo ‘tarifazo’ en las facturas eléctricas que habían sufrido un aumento promedio del 400% el año pasado. El aumento regirá en las empresas Edenor y Edesur, es decir, los usuarios de la ciudad de Buenos Aires y el conurbano, los más favorecidos por los subsidios a los servicios públicos aplicados durante el ‘kirchnerismo’ y donde vive un tercio de la población total del país. Ahora el incremento será algo más ‘moderado’, entre el 60% y 148%, en un país que en 2016 tuvo una inflación superior al 40%.

El anuncio fue hecho este martes por el ministro de Energía, el exCeo de Shell, Juan José Aranguren, en una rueda de prensa en el Ministerio de Economía. El aumento, según afirmó, será variable y ascendente, de acuerdo al nivel de consumo de cada usuario.

Los aumentos se verificarán en dos tramos, en febrero y marzo, para que “la incidencia del incremento no afecte tanto los bolsillos” este mes -que empieza hoy- cuando la mayoría de los argentinos que pueden sortear la crisis salen de vacaciones en el verano austral.

Pero mientras cientos de miles de argentinos copan las playas de la costa Atlántica o distintos sitios turísticos del país, un ejército de 13 millones de pobres cuenta monedas para hacer frente a lo que se viene.

La factura promedio mensual para usuarios residenciales con consumos de hasta 150 kWh al mes pasará de $ 131 pesos ($ 8,10 en enero) a  211 pesos ($ 13,18 al mes).  En concreto, un alza del 61%, desdoblada en el próximo bimestre.

Pero el aumento será mayor en los usuarios que consuman entre 150 kWh y 300 kWh al mes. En ese caso, la factura promedio pasará de 237 pesos ($ 14,81) en enero a unos 420 pesos ($ 26,25) mensuales con un aumento del 77 por ciento.

Y hay más: los usuarios con consumos de hasta 600 kWh por mes abonarán una tarifa más abultada: de los 618 pesos actuales ($ 38,62) a los 1.175 pesos ($ 73,43) por mes. El incremento es del 90%.

La elevación será incluso mayor para el segmento de usuarios con mayor consumo (de hasta 1.500 kWh mensuales). La factura  pasará de 1.418 pesos ($ 88,62 en enero) a 3.524 pesos ($ 220,25). Se trata de un aumento de 148%.

“Queremos que en la tarifa se recupere el costo de generación”, dijo el ministro.

Pero el “tarifazo” no se detendrá. El Gobierno ya planea otro aumento en el servicio eléctrico en noviembre próximo, después de las cruciales elecciones de medio término de octubre. Y a mediano plazo, los técnicos del ministerio ya esbozan otro incremento para febrero de 2018.

El ‘tarifazo’ que Macri prometió que jamás aplicaría, aún no se detiene. (I)

---------------------------

El Día de la Memoria no se moverá

Macri anula decreto sobre los feriados

El presidente Mauricio Macri anuló el decreto 52/17 -publicado el lunes pasado- que determinaba la movilidad del feriado del 2 de abril (Día del Veterano y los Caídos en las Islas Malvinas), así como también el 24 de marzo (Día nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia) y el 20 de junio (Pase a la Inmortalidad del Gral. Manuel Belgrano).

La decisión del Gobierno implicará dar marcha atrás con una medida que desató el repudio de los organismos de Derechos Humanos, cuestionamientos entre aliados de Cambiemos y, sobre todo, una ‘rebelión’ de gobernadores -encabezada por Mario Das Neves, en Chubut- e intendentes del peronismo, que en los últimos días decidieron dar asueto a los empleados públicos de sus distritos.

Fuentes allegadas a la Casa Rosada, dejaron trascender -el sábado- que el presidente “escuchó las distintas voces y opiniones”, que se alzaron en contra de la iniciativa y por eso decidió publicar este lunes 30 de enero un nuevo decreto, que corrige el texto del lunes pasado.

Cabe recordar que, la semana pasada, tanto los intendentes de Río Grande como Ushuaia -Gustavo Melella y Walter Vuoto respectivamente-, se pronunciaron en contra de la medida y habían garantizado la ‘inamovilidad’ para el 2 de abril, efectiva en ambas ciudades.

También los organismos de Derechos Humanos La Matanza, Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, entre otros referentes pidieron mantener el feriado del 24 de marzo en la misma fecha del último golpe de Estado y dijeron que el decreto es una ‘provocación’. Políticos y periodistas de distintos ámbitos coincidieron en la solicitud y en reiterar la marcha anual en el Día de la Memoria, Verdad y Justicia. (I)

ENLACE CORTO