Viernes, 01 Septiembre 2017 00:00 Mundo

Estados Unidos ordena el cierre del consulado de Rusia en San Francisco

Explosiones químicas alarmaron a Houston

Una mujer es evacuada en una canoa de una zona anegada a causa de la tormenta Harvey en Houston, Texas.
Una mujer es evacuada en una canoa de una zona anegada a causa de la tormenta Harvey en Houston, Texas. Foto: AFP

Las inundaciones causadas por la tormenta Harvey generaron problemas en plantas industriales. Autoridades descartaron peligro de toxicidad. Donald Trump donará $1 millón para reconstrucción.

Agencia AFP

Washington.-

El riesgo de polución química se cernía ayer en el área del sur de Estados Unidos, azotada por la tormenta Harvey, tras explosiones en una fábrica cerca de Houston, cuarta mayor ciudad del país y epicentro del desastre, donde las inundaciones comenzaban a retroceder.

Casi una semana después de que Harvey impactó en la costa estadounidense del Golfo de México como huracán de categoría 4, funcionarios y voluntarios luchaban ayer por rescatar a las víctimas de inundaciones, que dejaron 33 muertos y causaron decenas de miles de millones de dólares de daños.

El vicepresidente Mike Pence visitó Texas ayer para evaluar los destrozos causados por la tormenta.

Aunque las aguas empezaron ayer a descender en Houston, dando algo de alivio a sus 2,3 millones de habitantes, una preocupante humareda se produjo luego de una serie de explosiones ocurridas durante la noche en una planta química inundada en Crosby, a 40 kilómetros al noreste de la metrópoli.

El grupo francés Arkema, que opera esta fábrica de peróxidos orgánicos usados en la elaboración de plásticos y productos farmacéuticos, alertó de este peligro por el corte de electricidad, que impide la adecuada refrigeración de materiales “altamente inflamables”.

Como precaución, las autoridades ordenaron la evacuación de los residentes en 3 kilómetros alrededor de  las instalaciones.

Pero la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA) descartó por el momento señales de toxicidad peligrosa en la humareda, tras recibir información de una aeronave en la zona. “No hay concentraciones preocupantes por los materiales tóxicos reportados”, indicó en un comunicado.

La Casa Blanca anunció que pedirá al Congreso fondos de emergencia para financiar la recuperación de infraestructura en los estados de Texas y Luisiana, devastados por Harvey, y cifró en 100.000 el número de hogares afectados.

“Vamos a tener daños en infraestructura pública”, advirtió Tom Bossert, asesor de seguridad interna, y debido a ello el Gobierno preparará una solicitud adicional de fondos al Congreso.

Bossert no especificó cuánto dinero será solicitado, pero podría tratarse de miles de millones de dólares, lo que agregaría presión a las finanzas, ya de por sí ajustadas.

La firma Enki Research estimó que el daño de Harvey puede ubicarse entre los $ 75.000 millones y $ 48.000 millones.

La Casa Blanca también anunció que Donald Trump donará personalmente $ 1 millón para ayudar en los esfuerzos de reconstrucción.

Cierre de consulado

En otro tema, el Gobierno de EE.UU. ordenó ayer el cierre del Consulado de Rusia en San Francisco y de 2 anexos diplomáticos, uno en Washington y otro en Nueva York, antes del 2 se septiembre.

Moscú denunció el hecho como una escalada en las relaciones bilaterales.

La medida responde a la decisión del Kremlin de reducir drásticamente el personal de las representaciones diplomáticas estadounidenses en Rusia. (I)

ENLACE CORTO

Twitter

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense

 

Twitter ET