Jueves, 17 Agosto 2017 00:00 Mundo

Las delegaciones reciben asesoramiento del sector privado empresarial

Estados Unidos pide ajustes, no cambios cosméticos al TLCAN

El Puente Internacional de Comercio Mundial ubicado entre Nuevo Laredo (México) y Laredo (Texas, EE.UU.) es uno de los más modernos e importantes.
El Puente Internacional de Comercio Mundial ubicado entre Nuevo Laredo (México) y Laredo (Texas, EE.UU.) es uno de los más modernos e importantes. Foto: eluniversal.com.mx

La primera ronda de negociaciones empezó ayer en Washington. Canadá y México defienden los elementos del acuerdo que consideran clave para sus economías.

Redacción Mundo y Agencia AFP

Washington.-

Las renegociaciones en Washington sobre el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) iniciaron ayer con una cubetada de agua fría para los representantes de los gobiernos de México y Canadá. Estados Unidos  aclaró que el acuerdo es un fracaso para los intereses de su país y que no quiere cambios cosméticos ni modernización, sino ajustes que repercutan de manera positiva en los estadounidenses y permitan cumplir con las promesas de campaña del presidente Donald Trump.  

Robert Lighthizer, el representante de Comercio Exterior y jefe negociador de Trump,  aprovechó el discurso inaugural de la primera ronda de conversaciones para quejarse del déficit comercial en México y recalca que, en sus 23 años en marcha, el TLC “ha destruido 700.000 empleos”.  

“Básicamente pensamos que el tratado ha fallado a muchos estadounidenses y debemos mejorarlo”.

De acuerdo con el diario El País de España los papeles están claramente repartidos. Nadie ha llegado a esta cita con tanto sentimiento de víctima como Estados Unidos y nadie ha mostrado tanto temor a las futuras reglas de juego del TLC como México, para quien el tratado que entró vigor en 1994 supuso una revolución económica.

Canadá, menos vulnerable que el socio del sur ante las filias y fobias de Trump, también es consciente de su dependencia de la economía : las exportaciones a EE.UU. suponen casi la mitad de su actividad económica.

Washington critica la pérdida de empleos de calidad por el cierre de fábricas que se instalaron en México para aprovechar la mano de obra barata.  

“Muchos que perdieron trabajos encontraron nuevos, pero ganan el 20% menos, mientras que en México los salarios han caído el 9% desde el TLCAN, por lo que los mexicanos no puedan comprar más bienes estadounidenses”, dijo esta semana a periodistas el congresista demócrata Tim Ryan.

México descarta recesión si EE.UU. abandona el TLCAN

“El TLCAN está a prueba”, afirmó el ministro de Economía Ildefonso Guajardo, representante de México durante la primera ronda de renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que integra  junto con Estados Unidos y Canadá.

“El proceso que inicia hoy no se trata de ver hacia el pasado, sino de ver hacia el futuro”, dijo, instando a “no romper aquello que ha funcionado”.

Por su parte, el líder del influyente Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón, negó un impacto negativo en el crecimiento mexicano por la tensión política con Trump, que quiere acabar con el TLCAN y construir un muro fronterizo.

Catañón aclaró: “No (lo creo), tenemos opciones. Cualquiera de los tres países puede levantarse de la mesa. Es lo propio de cualquier negociación y hay que contemplarlo...(Pero) México tiene opciones para continuar con su apertura. Como estrategia de país tenemos que optar también por la diversificación”, apuntó.

En ese sentido, Castañón recordó que México cuenta con tratados de libre comercio con 44 países y consideró “importante” terminar la negociación con Europa, reforzar la Alianza del Pacífico y abrir espacios a través del TPP 11 (Acuerdo  Transpacífico de Cooperación Económica).   

El TLCAN ha sido muy beneficioso para México, que desde su firma en 1994 multiplicó exponencialmente sus ventas a EE.UU., adonde envía el 80% de sus exportaciones, en particular bienes manufacturados y productos agrícolas.

Pero Washington cuestiona el déficit de su balanza comercial con su vecino del norte, que pasó de un excedente de $ 1.300 millones a un déficit de $ 64.000 millones.

Castañón dijo que el déficit expresa las realidades de ambas economías y llamó a “disminuirlo con una cooperación mayor” y más comercio. “Por eso el énfasis que estamos dando en transferencia tecnológica y cadenas de valor, servicios financieros”.

Sobre la pérdida de puestos de trabajo, uno de los temas álgidos con Estados Unidos, que deplora la partida de empresas estadounidenses a México para aprovechar la mano de obra barata, Castañón abogó por más inversión. “El empleo se genera con inversión. Si podemos tener en los tres países inversión y empleo, estaremos resolviendo el problema de fondo”.

El presidente del máximo órgano de empresarios en México descartó  que ese país corra riesgo de recesión si Estados Unidos abandona el TLCAN a impulso de Donald Trump, pero instó a diversificar sus socios comerciales.  

Canadá, por su parte, llamó a hacer más “progresista” el acuerdo, con provisiones sobre trabajo, género y poblaciones autóctonas. “Tenemos un poderoso interés compartido en llegar a acuerdos mutuamente beneficiosos”, dijo la ministra canadiense de Exteriores, Chrystia Freeland.   

Las mesas de negociaciones

En esta primera ronda llegó a Washington un equipo de 75 negociadores por parte de Canadá y 30 de México. Las conversaciones, informalmente, llevan meses, pero esta semana es la puesta de largo, que vendrá seguida de otra ronda en la nación latina y una tercera en Toronto.

Las mesas de negociación que permanecerán abiertas hasta el domingo revisarán los 30 capítulos del TLCAN.

El equipo de Estados Unidos está conformado por: Robert Lighthizer; John Melle, jefe negociador, y Steven Vaught, asesor general. La representación de México estuvo encabezada por Guajardo; Kenneth Smith, jefe del equipo negociador, y Juan Carlos Baker, subsecretario de Economía para Comercio Internacional, mientras que por Canadá participaron Freeland y Steve Verhuel, jefe del equipo de negociaciones.

Cada una de las delegaciones es asesorada por el sector privado, que para el caso de México está conformado por el Consejo Coordinador Empresarial que encabeza

Juan Pablo Castañón y exfuncionarios  como Herminio Blanco, secretario de Comercio en la presidencia de Carlos Salinas de Gortari. Además, en Washington hay 150 empresarios por parte de México. (I)

DATOS

El Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), en vigor desde el 1 de enero de 1994, implica una vasta zona de libre comercio de 478 millones de habitantes integrada por Estados Unidos, México y Canadá.  

A pedido del presidente estadounidense, Donald Trump, desde el 16 al 20 de agosto se desarrollará la primera ronda de renegociaciones del acuerdo, en Washington. La segunda ronda será el 10 de septiembre, en México.

Canadá parte de una situación más ventajosa que México. El déficit comercial de EE.UU. con aquel país fue, en 2016, de 10.958 millones de dólares (mdd); mientras el de México fue de 64.354 millones, según la Oficina de Censo de EE.UU.

El déficit con México es el cuarto más elevado por detrás del que posee con China (-347,016), con Japón (-68,810) y con Alemania (-64,736).  

Desde 1994 a 2016, el comercio con Estados Unidos se ha quintuplicado, pasando de 110,337 mdd a 523,758 mdd el año pasado. Actualmente, México es el tercer socio comercial de Estados Unidos con un 14,4% del comercio total, solo superado por China (15,9%) y Canadá (15,0%).  

¿De qué se queja Trump? Sobre todo de un rubro, el de maquinaria y equipo de transporte. Solo ese capítulo significó un déficit de 81.332 mdd en 2016. Cualquier reforma del TLCAN en este sector podría cambiar de manera sustancial la estructura de la industria automotriz en Norteamérica.

El otro gran rubro deficitario para Estados Unidos es el de manufacturados misceláneos (muebles y camas, instrumentos médicos, ropa) con 15,756 mdd, seguido de alimentos y animales vivos (-5,377 mdd).  

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Twitter

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense

 

Twitter ET