Viernes, 02 Diciembre 2016 00:00 Mundo

El 6 de enero de 1959 llegó victorioso a la ciudad de Santa Clara tras derrotar a Batista

En su recorrido fúnebre vitorean a Fidel

La urna con las cenizas de Fidel Castro es conducida a través de Santa Clara. La ciudad es una parada estratégica antes de llegar a Santiago de Cuba.
La urna con las cenizas de Fidel Castro es conducida a través de Santa Clara. La ciudad es una parada estratégica antes de llegar a Santiago de Cuba. Foto: AFP

Las cenizas de Castro serán depositadas el 4 de diciembre en el cementerio Santa Ifigenia en Santiago de Cuba, donde descansan los restos de José Martí, héroe de la independencia.

Agencias AFP y Prensa Latina

La caravana con las cenizas de Fidel Castro llegó ayer a la ciudad de Santa Clara, donde reposan los restos del comandante ‘Che’ Guevara, en una de las escalas más emblemáticas de su viaje de cuatro días a través de Cuba, que recorre a la inversa la histórica ruta de la Revolución Cubana.

Cubierta por la bandera de Cuba, la urna de cedro con las cenizas del líder revolucionario partió desde el miércoles de La Habana sobre un armón adornado con flores blancas que transporta un vehículo militar y se dirige hacia Santiago, en el oriente de la isla, donde sus restos serán sepultados el domingo, tras un viaje que recorrerá 13 de las 15 provincias del país.

“Yo soy Fidel”, “Todos somos Fidel” y “¡Vida Fidel!”, gritaban miles de cubanos, que se apostaron en las calles para despedir al hombre que los gobernó por casi medio siglo, y que falleció el pasado viernes a los 90 años. Muchos se emocionaban hasta el llanto.

Santa Clara es la ciudad donde está sepultado su compañero de armas y amigo Ernesto ‘Che’ Guevara, a quien Castro conoció en 1955. El argentino conquistó esa ciudad en diciembre de 1958, después de una fuerte batalla.

Luego de pocas horas, Fulgencio Batista dejaba el Gobierno y huía de la isla. Treinta años después de su muerte en Bolivia en 1967, el icónico ‘Che’ fue enterrado con honores en una ceremonia en Santa Clara, encabezada por el revolucionario cubano.

Viaje a los orígenes

El último viaje de Fidel Castro está cargado de simbolismo. En 1959 un enérgico líder guerrillero de 32 años salió, con el resto de sus compañeros, desde Santiago de Cuba hacia La Habana, donde proclamó el triunfo de la Revolución que derrocó al dictador Fulgencio Batista.

La madrugada del 6 de enero de 1959 llegó victorioso a Santa Clara  donde expresó: “Ya no venimos nosotros a hablarle al pueblo; venimos a que el pueblo nos hable a nosotros”. Es por esto que su trayectoria tiene rostros como los del 59, pero estos del siglo XXI son a ratos los del silencio, del espontáneo saludo militar de quien rinde cortesía al jefe guerrillero.

“La gente ha sufrido la pérdida, pero todo el mundo está normal”, expresó Alberto Rodríguez, trabajador de planificación urbana, desde una silla cerca del Parque Vidal de Santa Clara. “Poco a poco la gente se acostumbra a que ya no existe, pero se mantienen las mismas ideas”.

En los próximos dos días la caravana cruzará las localidades de Sancti Spiritus, Camagüey y Holguín hasta llegar a Santiago de Cuba, donde reposará  desde el 4 de diciembre, en el cementerio Santa Ifigenia, junto al héroe nacional José Martí. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO