Lunes, 03 Octubre 2016 20:28 Mundo

La noticia fue opacada por la muerte en un accidente automovilístico de Bruno Huck, exyerno de Estela de Carlotto

Abuelas de Mayo recuperan al nieto N°121

La presidenta y vicepresidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto y Rosa Tarlovsky, respectivamente.
La presidenta y vicepresidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto y Rosa Tarlovsky, respectivamente. Foto: Archivo

Maximiliano Menna Lanzilotto, de 40 años y médico de profesión, recobró su identidad. Es el hijo menor de Ana María Lanzilotto y Domingo Menna, ambos desaparecidos durante la dictadura.

Marcelo Izquierdo, corresponsal en Buenos Aires

Las Abuelas de Plaza de Mayo anunciaron el hallazgo del nieto número 121. Pero la noticia quedó pronto opacada por la trágica muerte en un accidente automovilístico del exyerno de la presidenta de ese organismo de derechos humanos, Estela de Carlotto.

La entidad suspendió incluso la rueda de prensa convocada ayer para hacer el anuncio oficial en su sede de Buenos Aires. “A causa del fallecimiento de un familiar de la titular de Abuelas, Estela de Carlotto, ocurrido en (la ciudad de) La Plata, informamos que se suspende la conferencia de prensa”, indicó un comunicado.

La víctima del accidente fue identificada como Bruno Ernesto Huck, de 45 años, exesposo de Claudia Carlotto, titular de la Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad (Conadi) e hija de la reconocida activista. El hombre circulaba en su automóvil en las avenidas 7 y 32 y perdió el control del vehículo que terminó en una fuente de esa ciudad, capital de la provincia de Buenos Aires, 60 kilómetros al sur de la capital de la república argentina.

El nuevo nieto recuperado es Maximiliano Menna Lanzilotto, de 40 años y médico de profesión. Es el hijo menor de Ana María Lanzilotto y Domingo Menna, ambos desaparecidos. Su tía, Alba Lanzilotto, fue incluso secretaria de Abuelas. Es el segundo nieto recuperado este año después de José Luis Maulín Pratto, en junio.

Menna fue uno de los máximos dirigentes del Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT), brazo político del guerrillero Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP). “Lo que él vive es jodido, se enteró de que no era quien era (el lunes). Es muy fuerte y yo tengo que respetar el proceso que está viviendo y que no es nada fácil”, dijo su hermano biológico y sacerdote salesiano, Ramiro Menna Lanzilotto.

El lunes, después de una búsqueda que duró 40 años, Ramiro encontró a su hermano, el nieto 121 recuperado por las Abuelas de Plaza de Mayo de los más de 500 bebés robados durante la dictadura.

Ramiro, quien integra el Frente Riojano de Organizaciones Populares, tenía dos años cuando sus padres fueron secuestrados en la localidad de Villa Martelli, periferia norte de la capital, el 19 de julio de 1976, en un operativo en el que cayó muerto el líder del ERP, Roberto Santucho.

Ambos fueron llevados a Campo de Mayo, una estructura militar que funciona en la periferia oeste de la capital del país y que sirvió como campo de tortura y exterminio de opositores al régimen. Ramiro fue entregado a un juzgado y un mes después recuperado por sus tíos. Sus padres fueron torturados y están desaparecidos. Ana María estaba entonces embarazada de 8 meses.

El nuevo nieto recuperado vive en la ciudad de Buenos Aires. “Solo sé que tiene dos hijos, es pelado y con barba igual que yo”, dijo Ramiro, de 42 años. Ambos hermanos aún no se reencontraron. Sus abuelos no viven.

“Mi hermano es un nieto de (la provincia de) La Rioja”, noroeste del país, “hijo de una mujer de los llanos y de un educador muy conocido” en su distrito y militante del Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT), indicó Ramiro, quien vive en la ciudad riojana de Chepes. (I)

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense