Jueves, 29 Septiembre 2016 00:00 Mundo

El presidente Santos presentará el lunes un paquete de leyes para aplicar los acuerdos de paz

El desarme de las FARC está condicionado a una ley de amnistía

Militantes de las FARC en su campamento de El Diamante, departamento de Caquetá, Colombia.
Militantes de las FARC en su campamento de El Diamante, departamento de Caquetá, Colombia. Foto: AFP

La concentración de las tropas insurgentes en 27 zonas del país iniciará cuando el Gobierno suspenda las órdenes de captura y los procesos de extradición.

Rafael Croda, corresponsal en Bogotá

Este lunes 3 octubre, cuando Colombia amanezca, como se espera, con una victoria del ‘Sí’ al Acuerdo Final de Paz en el plebiscito del domingo, la guerrilla de las FARC y el gobierno comenzarán el complejo proceso de implementación de ese pacto y la solución de controversias que aún persisten sobre algunos plazos.

Esto, porque los tiempos de la desmovilización establecidos en los acuerdos suscritos el pasado lunes por el presidente Juan Manuel Santos y el comandante en jefe de las FARC, Timoleón Jiménez, ‘Timochenko’, todavía no están sincronizados con lo que ocurre en el terreno.

Según los acuerdos, la concentración de las tropas de las FARC en 27 zonas donde se verificará el cese al fuego debería comenzar este sábado primero de octubre.

Pero tanto el gobierno como esa guerrilla dan por hecho, sin que hasta ahora lo hayan hecho explícito, que carece de sentido comenzar el desplazamiento de las bases guerrilleras a esas zonas en vísperas del plebiscito en el que los colombianos decidirán si respaldan o rechazan los acuerdos de La Habana, sede de los diálogos de paz.

Ni el gobierno ha exigido a las FARC iniciar la concentración en los puntos de verificación ni ese grupo insurgente se moverá de sus actuales posiciones sino hasta que los colombianos hayan dicho mayoritariamente ‘Sí’ a lo negociado por esa guerrilla y el gobierno.

Las FARC tampoco comenzarán su desplazamiento y el desarme mientras no esté lista una ley de amnistía que cobije a los guerrilleros que no hayan cometidos delitos de lesa humanidad y crímenes de guerra durante el conflicto. O, cuando menos, mientras el gobierno no suspenda las órdenes de captura y los procedimientos de extradición contra integrantes de ese grupo armado.

Según los acuerdos de paz, tanto estos, como el día ‘D’ --que es el que marca el arranque de la implementación de todo lo pactado--, entran en vigencia el día de la firma. Es decir, están vigentes desde el pasado lunes 26 de septiembre, cuando eso ocurrió en Cartagena.

Así lo ratificó ayer el jefe del equipo de negociadores del gobierno, Humberto de la Calle, quien dijo que los plazos contemplados en el pacto que puso fin la guerra con las FARC ya están corriendo.

 En cambio, el jefe de los negociadores de esa guerrilla, Iván Márquez, afirmó que las tropas insurgentes esperan que el Congreso apruebe la ley de amnistía para comenzar a concentrarse en las 27 zonas del país donde una misión de Naciones Unidas verificará el cese definitivo del fuego y comenzará a recibir las armas de las FARC.

El comisionado de Paz, Sergio Jaramillo, señaló que, al margen de las diferentes interpretaciones, las tropas de la guerrilla ya se están preagrupando.

Sólo en los Llanos del Yarí, donde la semana pasada se realizó la X Conferencia de las FARC, hay unos 3.000 guerrilleros concentrados, y desde allí harán sus desplazamientos a las zonas de verificación en coordinación con las Fuerzas Militares, sus antiguos enemigos en el campo de batalla y las cuales, ahora, deberán brindarles seguridad.

Lo que es un hecho es que el lunes, una vez que los acuerdos hayan superado sin contratiempos por el veredicto de las urnas, el presidente Santos presentará al Congreso un paquete de leyes necesarias para implementar la paz en terreno y entre las cuales estará, en primer lugar, la de amnistía.

Este paquete de iniciativas de ley tendrá carácter prioritario y urgente y se espera su aprobación en cuestión de semanas.

El presidente del Congreso, senador Mauricio Lizcano, dijo que la ley de amnistía estará lista antes de finalizar el mes de octubre.

Fuentes del gobierno colombiano consultadas por EL TELÉGRAFO dijeron que esperan que las FARC acepten iniciar la concentración de sus tropas y el desarme cuando el presidente Santos pida la suspensión de órdenes de captura y los procedimientos de extradición contra los guerrilleros sin delitos graves, lo que podría ocurrir el mismo lunes.

Si esto resulta como lo esperan los funcionarios del equipo de paz del gobierno, las FARC podrían iniciar su concentración y desarme la próxima semana.

Según el acuerdo de paz, el día D+1 (el martes) un delegado del gobierno y uno de las FARC debieron haber entregado a la misión de Naciones Unidas las coordenadas de la ubicación de las unidades de la Fuerza Pública y de esa guerrilla para que se adopten las medidas necesarias para que posibiliten los desplazamientos de las estructuras de las tropas insurgentes.

Y el día D+5 (el sábado, según el acuerdo, pero el cual en realidad entrará en vigencia la próxima semana o incluso en algunos días más) se iniciará el tránsito de los guerrilleros hacia las zonas de concentración y el transporte del armamento individual.

Este procedimiento deberá finalizar, a más tardar, el día D+30, es decir, a finales de octubre o principios de noviembre.

La recolección y almacenamiento en contenedores del armamento individual de las FARC lo hará la misión de Naciones Unidas en tres fases que concluirán el día D+90, el día D+120 y el día D+150.

A más tardar en seis meses deberá concluir el proceso de extracción de las armas de las 27 zonas de concentración. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO
Lectura estimada:
Contiene: palabras
Modificado por última vez:
Miércoles, 28 Septiembre 2016 19:05

Banner

Últimas noticias

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense