Martes, 22 Agosto 2017 00:00 Mundo

Londres propondrá a Bruselas ampliar la unión aduanera temporalmente

El 'Brexit' duro ofrece ventajas a Reino Unido

Cientos de contenedores desembarcan a diario en el puerto de Londres.
Cientos de contenedores desembarcan a diario en el puerto de Londres. Foto: Archivo

La eliminación de las tarifas y barreras comerciales en Reino Unido producirán $ 174.470 millones anuales al país.

Leonardo Boix, corresponsal en Londres

Gran Bretaña se beneficiará con  135.000 millones de libras (147.700 millones de euros / 174.470 millones de dólares) al año en caso de eliminar las tarifas comerciales tras la salida de la Unión Europea (UE).

De acuerdo con un documento elaborado por un grupo de 16 economistas pro salida de la UE, “Economists for Free Trade” (Economistas por el Libre comercio), entre los que figuran exasesores del Gobierno y académicos, el país obtendría multimillonarias ganancias en caso de un llamado ‘Brexit duro’.

El informe ‘From Project Fear to Project Prosperity’ (Del Proyecto Miedo al Proyecto Prosperidad) concluyó que erradicar las tarifas y barreras comerciales por parte de este país, bien dentro de acuerdos comerciales o de manera unilateral, ayudaría a generar un impulso anual estimado en 135.000 millones de libras (147.700 millones de euros / 174.470 millones de dólares) a la economía nacional.

Además señaló que esa opción favorecerá al país antes de que exista un acuerdo recíproco, ya que eliminará las barreras comerciales para la UE y el resto del mundo.

El documento se publicará en otoño de este año, pero los autores del mismo indicaron que irán difundiendo antes capítulos del informe para dar a conocer posibles beneficios para la economía del país.

Patrick Minford, principal responsable del texto y profesor de ciencias económicas de la Universidad de Cardiff, sostuvo que un ‘Brexit duro’ -sin acceso al mercado único ni a la unión aduanera- es “económicamente muy superior al (’Brexit’) suave”, ya que permitirá al Reino Unido cerrar acuerdos comerciales sin restricciones.

Minford cree además que “la solución ideal” sería llegar a acuerdos comerciales con bloques económicos, entre los que incluye a la UE. En todo caso, Bruselas no negociará los acuerdos comerciales con Londres hasta que antes no se resuelvan temas clave como la llamada ‘factura del divorcio’, el estatus de tres millones de europeos en Reino Unido y la frontera entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda.

“Los que apoyan el ‘Brexit’ suave dicen que preservaría los empleos, pero lo que realmente quieren decir es que se mantendrían los trabajos existentes, frenando la competitividad en el país y en el extranjero”, afirmó el economista pro-Brexit.

Según Minford, al abortar la competitividad se reducen los empleos a largo plazo. “La competitividad incrementa la productividad y con ello el empleo, ya que pagar salarios altos por una mayor productividad hace que el trabajo sea atractivo”, continuó.

El autor del informe criticó la posición sobre el ‘Brexit’ que mantiene el ministro de Finanzas británico, Philip Hammond, pues cree que tratar de seguir dentro del mercado común ‘arroja por la borda la libertad que tanto ha costado conseguir frente a la normativa de la UE’.

Y sostuvo que Gran Bretaña cuenta con una economía “lo suficientemente flexible para lidiar con los desafíos”. Por el contrario, los detractores de un ‘Brexit’ duro sostienen que la opción propuesta por el grupo Economistas por el Libre comercio equivaldría a un ‘suicidio económico’.

La legisladora laborista Alison McGovern, que hace campaña contra un ‘Brexit’ duro, opinó que la propuesta del informe equivale al “suicido económico y no a la prosperidad”. “Ningún Gobierno responsable tocaría este documento como fuente de ideas para nuestras futuras políticas comerciales”, sostuvo la diputada opositora.

Por su parte, la economista Monique Ebell, del Instituto Nacional de Investigaciones Sociales y Económicas, afirmó que el profesor Minford “ignora décadas de evidencia acerca de cómo funciona realmente el comercio”.

Las investigaciones de Ebell indican que si Reino Unido abandona el mercado común europeo pero logra cerrar acuerdos unilaterales con grandes economías desarrolladas como Estados Unidos, Canadá o China, solo recuperará un tercio de la reducción en torno al 20% o  30% de pérdidas totales de comercio por haber abandonado la UE.

El Gobierno británico confirmó que planea dejar la unión aduanera pues, como miembro del bloque, eso le imposibilita fraguar acuerdos comerciales con otros países.

Sin embargo, la semana pasada el Ejecutivo reveló que Londres propondrá a Bruselas ampliar la unión aduanera temporalmente una vez ejecutado el ‘divorcio’ en sus próximas negociaciones con los 27.

Al respecto, un portavoz del Gobierno británico dijo que el Reino Unido “mantendrá una relación profunda y especial” con el bloque una vez que abandone la Unión.

“Al abandonar la UE seguiremos creciendo al mantener una relación profunda con el bloque, al tiempo de abrazar al mundo entero como una nación independiente, abierta y comercial”, concluyó el vocero. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Twitter

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense

 

Twitter ET