Viernes, 04 Noviembre 2016 00:00 Mundo

El ambiente político de su niñez influyó en Hillary

La candidata presidencial, Hillary Clinton, sube a su avión para dirigirse a otra actividad de campaña.
La candidata presidencial, Hillary Clinton, sube a su avión para dirigirse a otra actividad de campaña. Foto AFP

De padre republicano y madre demócrata, Clinton creció en medio de dos ideologías. Sus amigos dicen que no cambió.

AFP

La casa de ladrillos de dos pisos en la que creció la candidata demócrata Hillary Clinton sigue en pie en una esquina del suburbio Park Ridge, en Chicago.

Cerca se puede leer un letrero que dice ‘Rodham Corner’, un recordatorio del lugar en la historia que ocupa este pequeño poblado cercano al aeropuerto O’Hare.

Este es un lugar que impactó y definió la juventud de Hillary Rodham (nombre de soltera), antes de que fuera a la universidad, se casara con Bill Clinton y se convirtiera en 2016 en la primera mujer   candidata a la presidencia de Estados Unidos.

“Mi infancia en 1950 y los sucesos políticos de 1960 despertaron en mí un sentido de obligación hacia mi país y mi vocación de servicio”, escribió Clinton en 2003 en sus memorias ‘Living History’.

En el período posterior a la Segunda Guerra Mundial, Park Ridge, suburbio de población blanca, republicano y conservador, fue el centro del mundo de la exsenadora.

Ernest Ricketts, quien fue compañero desde el kínder hasta el bachillerato, señaló que su recuerdo favorito era caminar a casa desde la escuela con Hillary y las muchas ocasiones que teníamos para conversar. “Ella siempre estaba muy interesada en los eventos actuales, estaba interesada en la historia”.

Los críticos de Clinton frecuentemente la acusan de inconsistente y de cambiar sus creencias según el sentido de los vientos políticos.

Pero su niñez en el suburbio de Park Ridge ofrece una pista sobre la visión del mundo de Clinton, que evolucionó a través de discusiones y debates entre aquellos que estaban de ambos lados del espectro ideológico.

Su padre creía en un gobierno pequeño

El padre de Clinton, Hugh Rodham, fue un republicano incondicional. Dueño de una mercería e hijo de una familia de clase trabajadora, creía en un gobierno chico, en la responsabilidad individual y en el trabajo.

Dorothy Rodham, madre de Hillary, era una demócrata. Abandonada por sus padres siendo niña se vio obligada a trabajar a los 14 años. Ella fue quien imprimió en su hija un sentido de solidaridad por las personas atrapadas en circunstancias ajenas a su control.

En la mesa familiar, los padres debatían frecuentemente estos temas, y su joven hija se mostraba políticamente en el medio.

“Crecí en un tira y afloja entre los valores de mis padres y mis propias creencias políticas, que reflejan ambas partes”, escribió Clinton en sus memorias.

La madre de la demócrata fue una lectora voraz y alentó de la misma manera la curiosidad intelectual de su hija. “La progenitora de Hillary fue una enorme influencia”, manifestó Judy Osgood, una amiga de la infancia.

Los padres de Hillary animaron a su hija a pensar en ir más allá de lo que en ese tiempo se esperaba de las jóvenes. La apoyaron para seguir sus intereses intelectuales, así como practicar deportes, una actividad dominada por los hombres.

La infancia de su madre la inspiró a trabajar en política

“Saber de la infancia de mi madre despertó en mí una fuerte convicción de que todos los niños merecen una oportunidad para vivir con todo el potencial que Dios nos ha dado”, dijo Clinton en sus memorias.

Otra gran influencia en su infancia fue el ministro Don Jones, religioso que le expuso los temas sociales de la época, al llevarla con el grupo de jóvenes de la iglesia a un discurso de Martin Luther King Jr. sobre derechos civiles en Chicago.

Clinton mantuvo lazos con Jones hasta su muerte en 2009 y lo consideró como una gran influencia. También mantiene el contacto con  sus amigos de la infancia en Park Ridge.

“Ella es en mucho la misma persona, especialmente con todos los amigos del bachillerato”, indicó Mike Andrews, quien asistió al Maine South High School con Clinton.

Pero permanecer durante décadas en el ojo público, así como varias polémicas en las que se ha visto envuelta, incluido el caso de su servidor privado de correo electrónico cuando era secretaria de Estado, afectó la imagen de la candidata demócrata, también en la ciudad donde creció.

A principios de este año, en su primera visita a Park Ridge en más de una década, Clinton encontró a cientos de simpatizantes, pero también protestas.

“Tradicionalmente, este ha sido un pueblo republicano, y hay personas aquí que son acérrimos republicanos”, indicó entonces Teresa Nuccio, una antigua residente.

“Ser de Park Ridge no significa necesariamente que todos te van a apoyar”, reconoció la demócrata que  este 8 de noviembre se enfrentará por la presidencia estadounidense al republicano Donald Trump. (I)  

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense