Lunes, 23 Enero 2017 00:00 Mundo

Los ingresos tributarios son 6,3 puntos porcentuales inferiores

El 10% de españoles tiene la mitad de la riqueza del país

Una indigente pide caridad en una calle de la capital española, Madrid.
Una indigente pide caridad en una calle de la capital española, Madrid. Foto: rtve.es

La Oxfam denuncia que la diferencia entre ricos y pobres en España ha crecido 20 veces más que la media europea.

Gorka Castillo. Corresponsal en Madrid

Si América Latina es la región más desigual del planeta, España es el país más desequilibrado de Europa. Solo Chipre le disputa hoy la corona de tal dudosa reputación.

Por poner un ejemplo: solo 3 españoles acumulan en sus manos el mismo capital que 14 millones de ciudadanos, una cifra que emborrona el optimismo mostrado por el gobierno ibérico sobre su gestión de la crisis y desdeña las alabanzas realizadas por organismos como el Fondo Monetario Internacional (FMI) o la Comisión Europea por las efectividad de las reformas emprendidas.

Esta es la principal conclusión del informe Una economía para el 99% elaborado por la organización humanitaria Intermón Oxfam sobre el reparto de la riqueza en España y el mundo. Se trata de un detallado estudio donde se destaca que la brecha entre ricos y pobres siguió ampliándose durante 2016 pese al crecimiento del 3% experimentado por la economía española tras casi una década de continua recesión.

En concreto, el 10% de españoles con mayor patrimonio acumula el 56,2% de la riqueza total del país y solo el 1% de los ciudadanos ricos amasan el 27,4% del patrimonio nacional. Con estas cifras en la mano, el investigador principal de este informe, Íñigo Macías, criticó con dureza que “la crisis no ha afectado a todos por igual, ni la reciente recuperación está generando las mismas oportunidades” y pidió medidas correctoras inmediatas, no ya para sacar de la vulnerabilidad económica a miles de personas, sino “para evitar que la desigualdad siga creciendo”.

El pasado año surgieron 7 mil nuevos millonarios en España, a razón de 20 al día, a costa de que el 30% más pobre redujera su renta un 33%, según destaca Oxfam. En este sentido, mientras que las 3 personas más acaudaladas del país —el fundador de la transnacional textil Inditex, Amancio Ortega; su hija Sandra y el presidente de la cadena de supermercados Mercadona, Juan Roig— aumentaron su patrimonio un 3% en 2016, el sector social más vulnerable vio desplomarse su riqueza un 33,4% con lo que aumentaron sus deudas.

Con todos estos datos sobre la mesa y la comparativa respecto a la evolución de la desigualdad registrada en la Unión Europea durante la última década, Oxfam denuncia que en España ha crecido 20 veces más que la media europea. “Y el incipiente crecimiento económico español no es inclusivo porque sigue beneficiando esencialmente a quienes más tienen”, sostuvo Macías esta misma semana.

Uno de los principales rasgos de esta desigualdad se encuentra en la elevada tasa de desempleo. Así, el informe denuncia que la disminución del paro laboral en los últimos años estuvo acompañada de la creación de trabajos precarios y temporales.

La consecuencia, según la Organización no gubernamental (ONG), es que los salarios del 10% de la población con peor remuneración se han recortado un 27,8% desde el comienzo de la crisis y que, en la actualidad, 13 de cada 100 trabajadores se encuentran en riesgo serio de caer en la pobreza.

En cambio, las retribuciones del 10% más rico apenas se han reducido el 0,6% desde 2008. Algo que provoca una situación paradójica: un directivo de una gran empresa gana hoy en España 96 veces más que cualquiera de sus empleados.

La situación se agrava en el caso de las mujeres, ya que el porcentaje de trabajadoras pobres es del 12,2%, el segundo más alto de los países comunitarios. Por ello, Intermón Oxfam reclama que el salario mínimo debería incrementarse hasta los mil euros (€), en lugar de los € 707 actuales.

El sistema fiscal español es, de largo, la causa principal de este problema. En concreto, el informe recuerda que pese a aplicarse tipos impositivos similares a los de la media comunitaria, los ingresos tributarios son 6,3 puntos porcentuales inferiores. Una diferencia que relacionan con la evasión de capitales a paraísos fiscales que, en los primeros 6 meses del pasado año, se triplicó respecto al mismo período en 2015.

Además, como desveló el director general de la organización en España, José María Vera, las grandes corporaciones influyen en la política económica del gobierno “para mantener una fiscalidad dócil para sus intereses mientras se incrementan las cargas recaudatorias sobre las familias”.

La reacción de sectores cercanos al gobierno contra este desfavorable estudio sobre su modelo tributario y distributivo no ha tardado en llegar. Ayer, bajo el título “Desmontando a Intermón Oxfam” varios analistas descalificaron a la Organización no gubernamental con epítetos como “populista” y denunciaron que sus dirigentes cobran sueldos “millonarios que incluso superan al del presidente del gobierno, Mariano Rajoy”. (I)

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Twitter

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense