Lunes, 18 Septiembre 2017 00:00 Mundo

De los 30 heridos solo uno permanece hospitalizado

Dos detenidos tras atentado terrorista en Londres

Un equipo forense de la policía revisa una casa en Stanwell, cerca de Londres, donde vivió el atacante.
Un equipo forense de la policía revisa una casa en Stanwell, cerca de Londres, donde vivió el atacante. Foto: AFP

La ministra del Interior, Amber Rudd, informó que Reino Unido redujo el nivel de alerta terrorista de crítico a grave.

Leonardo Boix, corresponsal en Londres

Una segunda persona fue arrestada este fin de semana en conexión con el atentado terrorista del viernes pasado en un vagón del metro de Londres, el quinto ataque en lo que va del año en el país, informó ayer Scotland Yard (Policía Metropolitana de Londres).

El sábado por la noche, un hombre de 21 años fue detenido en el barrio de Hounslow, en el oeste de la capital británica. Horas antes -por la mañana- otro joven de 18 años también fue arrestado, en el puerto de Dover (sur de Inglaterra).

Desde este puerto salen los ferris que cruzan el Canal de la Mancha hacia Francia y Bélgica, como también otros destinos en Europa. Ambos se encuentran bajo custodia policial.

Hasta ayer, las autoridades habían hablado con un centenar de testigos y  examinado más de 180 vídeos y fotografías para tratar de esclarecer lo ocurrido en Parsons Green.

El atentado del viernes

El último atentado ocurrió en la mañana del viernes cuando un explosivo casero detonó en un vagón de la línea District en la estación de Parsons Green que se dirigía al centro de la ciudad, provocando heridas a unas 30 personas, algunas de ellas con quemaduras leves, aunque no hubo ningún muerto.

De los 30 heridos, solo uno permanece internado en un hospital.

El explosivo casero estaba dentro de un balde de plástico y este en una bolsa de supermercado, del que se veían salir algunos cables. De acuerdo a los peritos forenses, la bomba contaba con un temporizador que no funcionó correctamente.

El grupo Estado Islámico se atribuyó de inmediato la autoría del ataque, aunque la Policía británica todavía no ha confirmado esta versión.

La alerta de terrorismo es grave

La ministra del Interior, la conservadora Amber Rudd, informó ayer que Reino Unido redujo el nivel de alerta terrorista de crítico a grave.

El nivel grave, el segundo más alto de una escala de cinco, significa que un ataque terrorista es altamente probable.

La alerta por terrorismo en el Reino Unido fue elevada el viernes a “crítica”, que implica que un atentado es “inminente”. Es decir, se puso automáticamente en práctica la llamada operación Temperador, que autoriza a los soldados a prestar ayuda a la Policía para reforzar la seguridad en numerosos lugares importantes del país.

En contexto, tras el atentado Rudd especificó en la BBC que el atacante del viernes “no fue un lobo solitario”, y que habría contado con ayuda de otras personas.“Por ahora no hay evidencia para indicar que el Estado Islámico estuvo detrás del hecho. Pero a medida que el caso avanza y seguimos investigando, nos aseguraremos de saber quién radicalizó al atacante”.

En tanto, este fin de semana agentes de la unidad antiterrorista de Scotland Yard seguían requisando una vivienda en la localidad de Sunbury-on-Thames, en el condado inglés de Surrey, aparentemente donde habría vivido el atacante.

El operativo contaba con la colaboración de peritos forenses.

La propiedad pertenece a una pareja de ancianos que crió a cientos de niños, muchos de ellos refugiados de países de Medio Oriente como Siria e Irak.  

Ronald Jones, de 88 años, y su esposa Penélope Jones, de 71, fueron incluso honrados por su labor y cuidado de niños vulnerables, al recibir en 2010 de manos de la reina Isabel II de Inglaterra el título honorífico de Miembros del Imperio Británico.

La pareja fue trasladada a la vivienda de unos amigos mientras se realizaban los allanamientos, en tanto que las casas vecinas fueron evacuadas por razones de seguridad.

Alison Griffiths, una amiga de la pareja de ancianos, dijo que los Jones albergaban actualmente a dos jóvenes, de 18 y 21 años, que vivían en la casa. “Los Jones son grandes pilares de esta comunidad. Ellos están haciendo una labor que muy pocos hacen”, continuó la mujer.

Por su parte, la ministra del Interior en la sombra, la laborista Diane Abbott, expresó serias preocupaciones por una falta de recursos y financiamiento a la Policía británica tras un aumento de atentados terroristas en el país.  

Abbott dijo que las políticas de ajuste y reducción al presupuesto de los policías por parte del actual gobierno conservador “posiblemente ponen en riesgo la habilidad policial para responder a la amenaza terrorista”.

Sin embargo, Rudd dijo que la Administración que encabeza la primera ministra Theresa May “está determinada a que los servicios de seguridad y la Policía cuenten con los recursos adecuados”.

La ministra del Interior anunció al respecto que el Gobierno británico destinará 24 millones de libras esterlinas (33 millones de dólares) adicionales para que la Policía pueda realizar operativos antiterroristas en el país. (I)

ENLACE CORTO

Twitter

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense

 

Twitter ET