Jueves, 05 Enero 2017 00:00 Mundo

México perderá 2.800 empleos con la suspensión del proyecto

Donald Trump promueve políticas proteccionistas en EE.UU.

Operarios trabajan en la línea de montaje de autos Ford en una planta en Cuautitlán, México.
Operarios trabajan en la línea de montaje de autos Ford en una planta en Cuautitlán, México. Foto: Bloomberg

Las presiones del presidente electo en la industria automotriz obligaron a Ford a desinvertir en una nueva planta. Reembolsará los recursos al estado mexicano.

Agencias AFP y Prensa Latina

Washington.-

La cancelación de la planta que Ford construía en México es el primer golpe proteccionista de Donald Trump contra su vecino antes de entrar a la Casa Blanca con la promesa de cambiar la relación comercial bilateral.

Si bien el director ejecutivo de Ford, Mark Fields, dijo a CNN que la empresa “no hizo un trato con Trump”, la impresión es que busca mantener buenas relaciones frente a la nueva administración. “Obviamente no es una buena noticia para nosotros”, dijo el ministro de Economía mexicano, Ildefonso Guajardo.

Desde su campaña presidencial, Trump criticó el proyecto de Ford. Y el republicano amagó con imponer 35% de aranceles a los autos producidos en México y renegociar o retirarse del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) con Canadá y México.

Trump agradeció a Ford en Twitter y advirtió que “esto solo es el comienzo; aún falta más”.

Según Juan Francisco Torres, analista de la firma Hogan Lovells, parecería que la única prioridad de Trump es “cumplir con la premisa electoral de no permitir que salgan empleos de Estados Unidos”.

Para Raymundo Tenorio, director del programa de economía del Tecnológico de Monterrey, la decisión de Ford puede ser una muestra de la era proteccionista que se vislumbra cuando asuma Trump el 20 de enero. Una muestra de ello es que también amenazó a General Motors con imponerle un impuesto por fabricar su modelo Chevy Cruze en México y comercializarlo en EE.UU.

“El gobierno republicano y Donald Trump están dispuestos a negociar cualquier tipo de incentivos (fiscales) para que las empresas se queden en Estados Unidos” y no con “castigos”, asegura.

México perderá ingresos

La nueva planta de Ford estaba aprobada desde 2015 y le tomó un año de negociaciones al director de la firma en México, Gabriel López, para obtener la sede, en el norteño San Luis Potosí, por encima de Estados Unidos, Brasil y Argentina.

López aseguró al gobernador de San Luis Potosí, Juan Carreras, que la automotriz reembolsará los recursos que otorgó el estado mexicano para construir la planta.

Según medios locales, San Luis Potosí donó un terreno de 280 hectáreas para la realización del proyecto. Además, invirtió en obras de adecuación de suelo, redes de agua, construcción de oficinas y de vías de acceso.

Ford, la primera automotriz que llegó a México en 1925, había planeado una inversión de $ 1.600 millones y generar unos 2.800 empleos directos. La planta debía iniciar sus operaciones en 2018.

En su lugar, Ford invertirá $ 700 millones en los próximos cuatro años para crear 700 empleos en Estados Unidos, mientras que el modelo Focus que debía ser producido en San Luis Potosí será hecho en una planta ya existente en Hermosillo (noroeste de México). Además de nuevos empleos, México perderá ingresos fiscales y entre 12 y 14 fabricantes de autopartes han visto esfumarse su negocio, dice Raymundo Tenorio. (I)

-----------------------

Aeade expresa preocupación

GM también tiene presencia en Ecuador

Las fábricas de automóviles de Omnibus BB y General Motors (GM) operan en  Ecuador desde 1975 y 1980 respectivamente, según los registros de la Superintendencia  de Compañías.

Omnibus BB y GM fabrican y ensamblan ómnibus para pasajeros, así como  construyen todo tipo de vehículos y toda clase de transportes livianos, pesados remolques, semi-remolques y toda clase de transportes para pasajeros.

Tiene un capital suscrito de $ 127’549.480. Es una inversión externa directa y sus principales  accionistas son Chipper Investments LLC, con  un capital de $ 966.187; General Motors Laam Holdings LLC, con $ 51’127.824; Minida LLC, con $ 966.187; Shatzi LLC, con $966.189, todas ellas de origen  norteamericano.

Las empresas Royal Blue Bristol S. A., con $ 9’513.914; Unimark Fiduciaria Sociedad Anónima, con $ 6’378.113, las dos de  origen costarricense.

General Motors del Ecuador S.A. tiene  una inversión de $ 14’141.029 y el Instituto de Seguridad Social de  las Fuerzas Armadas de Ecuador (ISSFA), un capital nacional de $ 43’490.037.

Daniel Espinosa, vicepresidente de la Asociación de Empresas Automotrices del Ecuador (Aeade), señala que las declaraciones de Trump son alarmantes y han influenciado drásticamente en planes de inversión en la industria automotriz.

“Se espera un remezón que afectará negativamente la comercialización de unidades en el continente”. (I)   

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Twitter

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense

 

Twitter ET