Jueves, 12 Enero 2017 19:19 Mundo

Cuba considera como un paso importante la decisión migratoria de Obama

Cuba considera como un paso importante la decisión migratoria de Obama
Foto: Prensa Latina
Redacción Web

Cuba recibió con agrado el histórico cambio de la política migratoria de los Estados Unidos hacia la isla caribeña, tras la firma de un acuerdo entre ambos países que entró en vigor desde la tarde de este jueves.

En la declaración del gobierno cubano se puntualiza que "su implementación y la de otras políticas provocó crisis migratorias, secuestros de naves y aeronaves y la comisión de delitos, como el tráfico de emigrantes, la trata de personas, el fraude migratorio y el uso de la violencia con un impacto extraterritorial desestabilizador creciente sobre otros países de la región, utilizados como tránsito para llegar a territorio estadounidense".

La decisión del presidente Barack Obama de eliminar esa política implica que Estados Unidos no apoyará las salidas ilegales vía marítima y se compromete a devolver a Cuba a todas las personas que sean interceptadas en esos hechos o a quienes penetren a la Base Naval de Guantánamo.

El acuerdo, que está dirigido a garantizar una migración regular, segura y ordenada, elimina la comúnmente conocida política de 'pies secos-pies mojados' y el programa de admisión provisional (parole) para profesionales cubanos de la salud, que Washington aplicaba en terceros países.

Cuba formalizó esta propuesta por primera vez en el año 2002, pero fue rechazada por el gobierno del entonces presidente George W. Bush. No obstante, volvió a presentar un nuevo proyecto en 2009, el cual fue actualizado en 2010 y reiterado más recientemente en 2015.

Las relaciones migratorias han estado caracterizadas desde la Revolución de 1959 "por la aplicación de políticas agresivas en esta materia por sucesivas administraciones estadounidenses,que alentaron la violencia, la migración irregular y el tráfico de personas, causando numerosas muertes de inocentes", describe el comunicado.

Asimismo, el texto detalla que la política de 'pies secos-pies mojados' provocó una violatoria a los acuerdos migratorios entre Cuba y los Estados Unidos en 1994 y 1995, y era el estímulo a la emigración irregular, al tráfico de emigrantes y a las entradas irregulares a los Estados Unidos desde terceros países de ciudadanos cubanos que viajaban legalmente al exterior, debido a que eran admitidos automáticamente en su territorio. Esto confería un trato preferencial y único que no recibían personas ciudadanas de otros países, por lo que también era una incitación a las salidas ilegales. (I)

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Twitter

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense