Martes, 29 Agosto 2017 00:00 Mundo

EE.UU. advierte que la decisión afectará la cooperación de su Gobierno

Crisis en Guatemala por expulsión de funcionario

La Nobel Rigoberta Menchú (centro) participa en una manifestación a favor de Iván Velásquez en Guatemala.
La Nobel Rigoberta Menchú (centro) participa en una manifestación a favor de Iván Velásquez en Guatemala. Foto: AFP

La Corte de Constitucionalidad bloquea la salida de Iván Velásquez. Las Naciones Unidas piden respeto.

Redacción y Agencia AFP

Guatemala.-

La expulsión de un funcionario de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) desató una batalla política y la protesta social contra el jefe de Estado en Guatemala.

El presidente Jimmy Morales ratificó su decisión de declarar persona non grata al jefe de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), Iván Velásquez, que lo investiga por irregularidades financieras en el manejo de su campaña presidencial en 2015.

“Confirmo mi decisión plena de declarar persona non grata a Velásquez en su calidad de comisionado de la Cicig”, dijo Morales, quien aseguró que ningún tribunal nacional puede interferir en sus decisiones de política exterior, como hizo la Corte de Constitucionalidad (CC), máxima instancia judicial del país, al amparar a Velásquez y cancelar su expulsión.

Para fundamentar la salida del país, el gobernante citó artículos de la Constitución guatemalteca y de la Convención de Viena sobre la prohibición a los diplomáticos de inmiscuirse en asuntos internos del Estado, pero no detalló las causas específicas de la decisión.

Francisco de Mata, presidente de la CC, informó que la determinación de suspender la medida de expulsión de Velásquez se dio al acoger un amparo presentado por el ciudadano Álvaro Montenegro junto con el abogado Elvyn Díaz, quienes temían la expulsión del colombiano.

Velásquez es titular de la Cicig desde 2013. Esta entidad adscrita a la ONU destapó en abril de 2015, con la fiscalía, un fraude en las aduanas, que obligó a renunciar al entonces presidente Otto Pérez, ahora en prisión preventiva.

La medida de expulsión fue emitida después de que el viernes Velásquez y la fiscal general, Thelma Aldana, iniciaran el trámite para retirar la inmunidad a Morales, con el fin de investigarlo por presuntas transacciones ilegales en el partido FCN-Nación (derecha), que lo llevó al poder en 2015.

Además, un hijo y un hermano de Morales están a la espera de un juicio oral y público por fraude en el Registro de la Propiedad. Ambos procesos judiciales son liderados por Velásquez y la fiscal general, Thelma Aldana.

Ante eso Morales, quien la mañana del domingo, a través de su cuenta de Twitter, publicó un video en el que declara persona non grata a Iván Velásquez y le ordenó salir del país.

Sin embargo, el canciller de Guatemala, Carlos Raúl Morales, se negó a ejecutar la expulsión de Velásquez, por lo que a su vez fue destituido; en su lugar quedó Sandra Jovel.

Según una investigación del Ministerio Público, la ahora canciller tuvo una orden de captura en 2016, emitida por la justicia guatemalteca ante la presunta adopción irregular de un bebé en 2010. Fue acusada de los delitos de falsificación de documentos y de falsedad ideológica.

Rechazo generalizado

La decisión de Morales generó una ola de protestas y la renuncia de funcionarios. Entre los ministros que dejaron su puesto se encuentra la ministra de Trabajo y Previsión Social, Aura Leticia Teleguario; la ministra de Salud, Lucrecia Hernández Mack, así como los viceministros de esas áreas.

La procuradora general de la Nación, Annabella Morfín, representante legal del Estado, también pidió al presidente dar marcha atrás “en aras de la gobernabilidad y para garantizar la paz social en el país”.

Aunque el mandatario aseguró que su decisión no afecta en nada las relaciones internacionales de Guatemala, el embajador de Estados Unidos, Todd Robinson, afirmó que la expulsión de Velásquez podría afectar la ayuda que este país centroamericano recibe del Gobierno estadounidense.

En declaraciones al diario Prensa Libre, Robinson calificó la decisión como lamentable y añadió que Washington tendrá que revisar la asistencia económica que brinda a Guatemala. Sin embargo, no fue una reacción aislada. A Estados Unidos se sumó la Unión Europea (UE), cuyos embajadores en el país centroamericano expresaron su total respaldo al comisionado de la ONU.

Paralelamente, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, dijo que estaba “profundamente afectado” por la decisión de Morales y reiteró su “plena confianza” al comisionado, según un comunicado emitido por su portavoz, Stephane Dujarric.

Velásquez “ha trabajado incansablemente para promover una cultura que haga cumplir la autoridad de la ley y rechace la corrupción”, precisó una nota de la ONU.

Entre las voces que se han sumado al apoyo a Velásquez está la Premio Nobel de la Paz 1992, la líder indígena Rigoberta Menchú.  

Decenas de manifestantes, con tambores y silbatos, se concentraron el domingo frente a la sede de la Cicig, la CC y el Palacio Nacional, con el fin de exigir la renuncia de Morales y respaldar al exmagistrado colombiano. (I)

29-08-17-Guatemala-1 29-08-17-Guatemala-2 29-08-17-Guatemala-3 29-08-17-Guatemala-4 29-08-17-Guatemala-5 29-08-17-Guatemala-6 29-08-17-Guatemala-7 29-08-17-Guatemala-8

ENLACE CORTO

Twitter

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense

 

Twitter ET