Viernes, 18 Agosto 2017 00:00 Mundo

La iniciativa incluye un cambio de régimen para las Fuerzas Armadas

Bachelet propone tres reformas para pensiones

Trabajadores protestan contra el Administrador del Fondo de Pensiones (AFP) en Santiago.
Trabajadores protestan contra el Administrador del Fondo de Pensiones (AFP) en Santiago. Foto: AFP

La presidenta sugirió un aumento de cinco puntos en la cotización previsional y del 20% en los pagos a jubilados.

Alejandro Tapia, corresponsal en Santiago

Desde hace un año y en parte debido a las masivas marchas convocadas por el Movimiento No Más AFP (Administradoras de Fondos de Pensiones, privado), las jubilaciones se han transformado en un tema de importante interés entre los chilenos.

Así, las pensiones han estado al tope de la agenda política, ya que muchos se han dado cuenta de que al momento de retirarse del campo laboral recibirán pensiones muy por debajo de lo estimado.

De hecho, entidades como la Fundación Sol calculan que el 90% de los chilenos que cotiza en las AFP reciben pensiones inferiores a $230, por lo que quienes han marchado en las calles han propuesto un sistema de reparto solidario con participación tripartita (Estado, trabajadores y empresarios).

En medio de este ambiente, en su momento la presidenta Michelle Bachelet se comprometió a hacerse cargo de este tema y días atrás anunció tres propuestas: un aumento de cinco puntos en la cotización previsional, un alza de 20% en las pensiones para el 90% de los jubilados y un cambio de régimen en esta materia para las Fuerzas Armadas.

Así, Bachelet les dio 45 días a sus ministros para proponer una modificación al sistema previsional de los militares, que se jubilan con pensiones más altas que el promedio de los ciudadanos chilenos.

“Este es un nuevo paso en la construcción de un sistema de seguridad social más robusto y sustentable. Sé que esta propuesta puede parecer excesiva para algunos y poco audaz para otros”, dijo la Mandataria al momento de informar sobre su reforma previsional. El eje central de esta propuesta es que ese 5% de cotización adicional sea de cargo del empleador y se aplicará de manera gradual de aquí al año 2023.

Ese 5% estará dividido en dos: un 3% ingresará a una cuenta de ahorro personal y el otro 2% estará destinado a un Fondo de Ahorro Colectivo. Los analistas calculan que el efecto que tendrá la conformación de este ente de ahorro colectivo las pensiones se incrementarán en un 20%. Además, se calcula que producto de la reforma podrían mejorar en hasta 50% las futuras pensiones de quienes comiencen ahora con el ahorro colectivo.

De acuerdo con los cálculos del Ministerio de Hacienda, el costo fiscal de la reforma será de 1.500 millones de dólares, aproximadamente el 0,5% del Producto Interno Bruto. “Vamos a tener un sistema adicional, que es este nuevo ahorro colectivo”, explicó el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés. Y en cuanto a las Fuerzas Armadas, Bachelet se comprometió a corregir lo que calificó como “distorsiones” en las pensiones de los militares. Pero no todos están de acuerdo. “Preocupa la creación de un monopolio estatal para las nuevas cotizaciones”, afirmó Cristián Rodríguez, gerente general de la AFP privada Habitat, citado por el diario La Tercera.

Para una mayoría creciente de la ciudadanía, lo que finalmente entregan estas AFP cuando se jubila  (a los 65 años en el caso de los hombres y a los 60 en el caso de las mujeres chilenas) sencillamente no alcanza para el diario vivir. Por ejemplo, si un docente obtuvo un sueldo promedio de unos 1.200 dólares y cotizó en una AFP parte importante de su vida, podría terminar recibiendo apenas 200 dólares. Por una ley que data de la era de Pinochet, los chilenos deben destinar el 10% de su renta para las pensiones en una AFP.

La discusión sobre el sistema de pensiones se ha convertido en uno de los principales temas de la actual contienda presidencial, con miras a las elecciones presidenciales de noviembre. El ex Presidente Sebastián Piñera (2010-2014, derecha), actual favorito para regresar a La Moneda según las encuestas, también presentó su propuesta para los jubilados días atrás. “No es un buen proyecto (el de Bachelet)”, ha dicho. De esta manera, propuso que “los empleadores aportarán un 4% adicional al ahorro previsional de sus trabajadores, que va a complementar el 10% que hoy aportan los trabajadores, lo que significará un incremento de 40% de las pensiones de todos los chilenos”.

A su vez, Alejandro Guillier, uno de los dos candidatos presidenciales de la Nueva Mayoría, la alianza de Bachelet, señaló que su propuesta apunta a un sistema mixto, tripartito y solidario, en que el que se aumente la Pensión Básica Solidaria en un 20% y se amplíe el tope para acceder al fondo de ahorro colectivo, alcanzando los mil dólares. También, la candidata presidencial del Frente Amplio (izquierda), Beatriz Sánchez, ha planteado sacar a las AFP privadas del sistema de previsional chileno. Para eso, señaló que “tendría que llegar al 8% o 9% del gasto del PIB, pero como sería paulatino de aquí a 100 años, partiríamos del 4% que ya el estado pone”(I)

ENLACE CORTO

Twitter

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense

 

Twitter ET