Lunes, 25 Septiembre 2017 00:00 Mundo

A 318 aumenta el número de víctimas del sismo en México

Personal de rescate trabaja el 21 de septiembre de 2017 en la búsqueda de supervivientes tras el fuerte terremoto en México del martes 19 de septiembre.
Personal de rescate trabaja el 21 de septiembre de 2017 en la búsqueda de supervivientes tras el fuerte terremoto en México del martes 19 de septiembre. Foto: AFP

Socorristas locales e internacionales desplegaban su máximo esfuerzo para encontrar a más supervivientes.

AFP

En la Ciudad de México suman 180 personas muertas, en Morelos 73, en Puebla 45, en el estado de México 13, en Guerrero seis y una en Oaxaca, señaló el coordinador nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente.

El gobierno de la ciudad, por su parte, confirmó que de los 180 muertos en la capital del país, 119 son mujeres y 61 son hombres, entre ellos, 28 menores de edad. La cifra de fallecidos podría subir con el pasar de las horas.

El total de personas rescatadas con vida permanece en 69. Las autoridades también dijeron que 37 personas se encuentran hospitalizadas, 14 de ellas en estado grave pero sin peligro de muerte, mientras las labores de búsqueda siguen en siete de los 38 edificios caídos.

Según reportes de la Alcaldía de la capital mexicana, en al menos tres puntos de la ciudad han detectado con tecnología de punta a personas. Existen esperanzas en la escuela en la que murieron 19 niños y donde podría quedar una persona, un edificio de departamentos del sector Tlalpan y en tres construcciones del barrio Del Valle.

En el céntrico sector Roma-Condesa los rescatistas también mantenían la esperanza.

“La consigna es ubicación, búsqueda y rescate de personas con vida. Todavía tenemos esperanza de seguir rescatando a más, tenemos nueve el día de hoy y de ninguna manera vamos a meter maquinaria pesada”, dijo a la prensa el alcalde de la capital.

Psicosis en la población

El temor se ha apoderado de las redes sociales, en las que se alerta que las autoridades están prestas a echar a andar las máquinas pesadas para remover los escombros. “No hay ninguna instrucción, ninguna intención ni ninguna forma de que se pare en este momento la búsqueda de las personas”, recordó el ministro de Gobernación (Interior), Miguel Osorio.

Pero el pánico por momentos se apodera de las calles. En una fábrica textil, en el centro de la ciudad y colapsada desde sus cimientos, la agencia AFP constató una gresca entre un centenar de enfurecidos civiles que acusaban a policías de querer remover escombros cuando aún podría haber al menos un hombre en el sótano.

Al final se retiró la maquinaria y los rescatistas empezaron a picar en el piso. En otros puntos de rescate, periodistas constataron que los trabajos continuaban y no se observaba presencia de máquinas para remover escombros, salvo las que retiraban los que han ido acumulando los mismos rescatistas en zonas aledañas a los derrumbes.

El protocolo posterior a sismos marca que las posibilidades de sobrevivencia de una persona atrapada en escombros llegan a su límite a las 72 horas, pero en otros desastres la resistencia humana ha superado expectativas, como en el terremoto de 1985 que dejó más de 10.000 muertos en Ciudad de México. La angustia y la expectativa persistían en un edificio de departamentos de Tlalpan, donde los rescatistas acumulan más de 72 horas en busca de vecinos.

“Hay una mujer (...) maestra, que vive en aquel extremo del edificio y hay cuatro topos (rescatistas) ahí”, dijo a periodistas Paula Martínez, una brigadista.

“Donde están los (rescatistas) japoneses especializados, hay otra mujer, todavía no han tenido contacto físico con ella pero ya contacto auditivo”, agregó. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO