Martes, 01 Noviembre 2016 00:00 Mundo

El 11 de noviembre será el próximo encuentro

4 puntos fijan la agenda de diálogos en Venezuela

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro (der.), estrecha la mano al portavoz de la MUD, Jesús Torrealba.
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro (der.), estrecha la mano al portavoz de la MUD, Jesús Torrealba. Foto: AFP

El Vaticano, la Unasur y una delegación internacional auspician las negociaciones entre el Gobierno y la oposición.

Redacción y Agencias AFP y Prensa Latina

El Gobierno venezolano y el ala más moderada de la oposición fijaron una agenda para avanzar en los diálogos que iniciaron este fin de semana, en Caracas, con el propósito de solucionar la crisis política y económica del país.   

Los delegados de ambas partes anunciaron la madrugada de ayer, que instalaron cuatro mesas de negociaciones auspiciadas por el Vaticano, la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y una delegación internacional, encabezada por los expresidentes José Luis Rodríguez Zapatero (España), Martín Torrijos (Panamá) y Leonel Fernández (República Dominicana).

El anuncio se dio al término de la reunión, en el Museo Alejandro Otero (MAO) de La Rinconada, en Caracas, que sostuvieron ambas partes en medio de tensiones por la suspensión del referendo revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro. Sin embargo, establecieron premisas para avanzar en cuatro temas: Paz y justicia, reparación de las víctimas y reconciliación, lo económico y social, y, la coordinación del ambiente previo al cronograma electoral.  

Por su parte, el secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús Torrealba, advirtió que “de gestos concretos del Gobierno dependerá que este diálogo tenga continuidad. Que se haya abierto este diálogo no quiere decir ni de lejos que se va a paralizar la lucha”. La liberación de opositores encarcelados y la reactivación del referendo o elecciones anticipadas son algunas de las principales peticiones de la MUD.

El enviado del Vaticano, Claudio María Celli, informó que el próximo 11 de noviembre será el nuevo encuentro de la mesa general de diálogo.

La reunión supone el primer paso para “desarmar el odio”, en palabras del presidente Nicolás Maduro, quien se dio un apretón de manos con el secretario ejecutivo de la MUD, Jesús Torrealba, como símbolo de paz.

El presidente se mostró conciliador y expresó su compromiso con la instancia. “Hay que tener gran paciencia, estar dispuestos a escuchar y ojalá ser escuchados y buscar puntos de encuentros en función de los intereses de la mayoría del país. Asumo el compromiso profundo con el proceso, haremos el esfuerzo de avanzar de manera sostenida”.

Por otra parte, uno de sus principales partidos opositores, Voluntad Popular, de Leopoldo López, se marginó del proceso por estimar que “no están dadas las condiciones”, al igual que otras 14 agrupaciones de la coalición.

Según la firma Venebarómetro, Maduro tiene el 76,4% de impopularidad y casi el 70% está a favor de revocar su mandato, que concluirá en enero de 2019.

Los mediadores coordinarán las mesas de trabajo

Claudio María Celli, enviado del Vaticano, leyó una declaración conjunta en la que se explica que estas mesas de trabajo estarán coordinadas por los mediadores de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y de la Iglesia.

José Luis Rodríguez Zapatero será el encargado de coordinar la mesa ‘Paz, respeto al estado de derecho y a la soberanía nacional’. Mientras que, el mismo Celli dirigirá la que tratará sobre ‘Verdad, justicia, derechos humanos, reparación de víctimas y reconciliación’.

La tercera mesa, sobre el tema ‘económico social’, estará bajo la coordinación de Leonel Fernández, expresidente de República Dominicana, y la mesa sobre ‘Generación de confianza y cronograma electoral’, estará al frente Martín Torrijos, exmandatario panameño.

En cada una habrá un representante del Gobierno venezolano y uno de la oposición, con sus respectivos asesores técnicos. Por el Gobierno, la delegación está integrada por el alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez; la canciller venezolana, Delcy Rodríguez; el exembajador ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Roy Chaderton; y el diputado por el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Elías Jaua.

Mientras que por la oposición asistirán el secretario general de la autodenominada Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús Torrealba; el representante de Avanzada Progresista (AP), Henri Falcón; el alcalde de Primero Justicia (PJ), Carlos Ocariz; y el vocero de Un Nuevo Tiempo (UNT), Timoteo Zambrano, expulsado de la alianza opositora en días pasados, detalló el portal venezolano Telesur.

Las marchas se mantienen

Jesús Torrealba, secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD),  anunció que, pese a las conversaciones la oposición mantendrá su ofensiva y el Parlamento se dispone a declarar a Maduro en “abandono” del cargo, acusándolo de la crisis y de incumplir sus funciones, en una sesión a la que fue llamado a comparecer el martes.

Un juicio político no está previsto en la Constitución y, en todo caso, la justicia declaró en “desacato” a la Asamblea Nacional, por lo que sus decisiones son consideradas nulas. La semana pasada, Maduro amenazó con encarcelar a opositores si lo enjuiciaban.

El conflicto de poderes que estalló tras el triunfo de la oposición en los comicios legislativos del 6 de diciembre implica una treintena de sentencias de nulidad de la justicia contra el Parlamento, marchas y contramarchas y una incendiaria retórica de insultos y amenazas mutuas.

Torrealba confía en que los buenos oficios del Vaticano son entonces clave. “Es urgente que haya un árbitro confiable porque la pelea es extremadamente desigual, con referí es peligrosa, sin referí es suicida”.

Por su parte, el excandidato presidencial Henrique Capriles, anunció: “A Maduro no le creo ni los buenos días, son unos diablos capaces de todo, pero sí confío en el papa Francisco”.

Líderes y organismos internacionales, como la Unión Europea (UE), también respaldan la necesidad de un diálogo entre ambas partes.  

En la tarde, Maduro recibió, en el palacio presidencial de Miraflores, al subsecretario estadounidense de Estado para Asuntos Políticos, Thomas Shannon, quien viajó a Caracas para transmitir el apoyo de Washington al diálogo. (I)

DATOS

En marzo de 2016, la oposición, agrupada en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), aceptó la primera reunión exploratoria en República Dominicana.

Este diálogo fue acompañado por la Unasur y participaron los expresidentes José Luis Rodríguez Zapatero, de España; Martín Torrijos, de Panamá; y Leonel Fernández, de República Dominicana.   

Desde que Nicolás Maduro asumió la presidencia de Venezuela en 2013 hizo más de 30 llamados al diálogo.

Meses antes el dirigente de Voluntad Popular, Leopoldo López, impulsó el plan denominado ‘La Salida’, para derrocar al jefe de Estado, por medio de acciones violentas que dejaron 43 personas muertas, más de 800 heridos y destrozos en el patrimonio público. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO
Lectura estimada:
Contiene: palabras
Modificado por última vez:
Lunes, 31 Octubre 2016 21:24

Banner

Últimas noticias

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense