¡Qué descaro!

| 23 de Febrero de 2017 - 00:00

Ante el desenmascaramiento de los ‘actores políticos’ que participaron como ‘contrincantes’ en las elecciones del 19 de febrero, lo que acontece ahora nos confirma a quién sirven. Sí, a los Isaías. Y a toda la banca nacional. Se repartieron entre todos ellos qué papel representar: los Gutiérrez, el tema del fraude electoral, bien aleccionados por la Colombia de Uribe, a quien luego del ataque a Angostura fueron a ponerse a su servicio, traidores.

Los socialcristianos-Madera de Guerrero -que son la misma cosa- con Lasso, CREO-SUMA, se pusieron en el papel de Montescos y Capuletos defendiendo su honor, para una vez vencidos en la contienda, los unos, ponerse nuevamente a su ‘servicio’ como si nada; luego de haberse dicho vela verde y haberse sacado los cueros al sol. Pero así son, priman más los intereses que cada grupo económico tiene que sacarle al país, que la ¿dignidad? Buen cierre de telón para Nebot, se lo merece. Guayas le dijo No al socialcristianismo y a MdG. Los otros como actores extras, o de relleno, algunos solo tramoyistas, debían seguir el guion al pie de la letra; los directores de la obra son poderosos.

Pero lo inaudito de toda esta trama es el papel del alcalde de Quito que ha permitido que el partido al que se alió haga y deshaga de la ciudad, y que él, Mauricio Rodas, el alcalde que no ha dado ninguna información sobre los negocios del Cabildo con la Odebrecht; los Quitocables, la ruta Guayasamín, que no ha aclarado a la ciudad la participación de su asesor Mauricio Terán en la Alcaldía y muchos otros chanchullos más que nos debe a los quiteños y quiteñas, le exija al CNE que publique los resultados -que ya están claros- porque, según él, es “inaceptable el plazo para dar los resultados”; eso sí es un descaro inaceptable. Por supuesto que está en juego mucho.

Sin Lasso en el poder, que no llegará, ¿quién les perdonará a los Isaías y quien tapará todo acto de corrupción de sus aliados? Ni el asesoramiento que tuvieron Lasso, Viteri y Nebot desde la derecha venezolana, colombiana, argentina -y la gringa que no deja de inmiscuirse en todo- hará posible que asciendan, si hay segunda vuelta; más aún con el terrible lavado facial del director de campaña y gente de CREO al insultar a Manabí. Mi solidaridad y amor por esa tierra y gente maravillosas. (O)

Analucía Sosa