Pequeña industria vs. pymes

| 08 de Febrero de 2017 - 00:00

Se puede apreciar en la campaña electoral, que el deseo de eliminar desempleo es común entre los candidatos, pero lamentablemente las propuestas no se ajustan a la realidad.

Actualmente la definición de pyme (pequeña y mediana empresa) se establece como empresas que venden hasta $ 2 millones al año y con este erróneo concepto se pretende fijar una política de crédito que estimule el empleo y que ayude al desarrollo de los ‘emprendimientos’, pero en pymes está incluido el comercio, que sí puede llegar a vender $ 2 millones al año, pero nunca una pequeña industria puede alcanzar esa cifra estratosférica para quienes dan valor agregado a su producción, como es el caso de la pequeña industria.

Es necesario definir legalmente qué se entiende por pequeña industria y por mediana industria, que son empresas de trabajo intensivo, por lo tanto, de pequeña inversión que genera mucho empleo, es decir: hay que definir cuál es el monto de inversión fija en equipos y maquinarias, excluidos terrenos y construcciones por cada puesto de trabajo generado. Mi propuesta al respecto es que la pequeña industria se defina como la empresa que transforma materia prima en productos intermedios o finales con una inversión en activos fijos excluidos terrenos y construcciones de $ 1.000 por cada empleo generado; y mediana industria en el mismo concepto con el doble de monto $2.000.

Por ejemplo, una empresa que tiene maquinaria y equipos por $ 50.000 debería tener más de 50 empleados, para que pueda ser considerada pequeña industria; y más de 25 empleados para que sea considerada mediana industria. Con esta definición la política industrial, unida a una política económica como la que en muchos aspectos la ha tenido el actual Gobierno, permitiría estimular la generación de empleo, si los créditos se orientan de acuerdo a la definición con tasas de interés preferenciales y plazos adecuados para la inversión industrial.

Por ejemplo, un crédito de 6 meses para el comercio es suficiente plazo, pero un crédito de 2 años para crear una industria es plazo insuficiente, porque no puede recuperar la inversión en menos de 5 años.

Señor Director, espero contribuir con estos planteamientos y entregar mi experiencia como exdirigente de la pequeña industria a nivel local, nacional e internacional.


Atentamente


Ing. César Frixone Franco