Jueves, 23 Marzo 2017 00:00 Cartas al director

Noticias de la pobreza y de la riqueza

Cartas al Director

El pasado 8 de marzo -¡Día Internacional de la Mujer!-, el mundo supo de la muerte de 40 niñas encerradas en condiciones de miseria en el hospital La Asunción, de Guatemala, quemadas en protesta por maltratos y abusos sexuales. La televisión se llenó de imágenes de madres pobres, desgarradas por el dolor.

Solo cinco días después, en Adis Abeba, capital de Etiopía, 62 personas fallecieron tras el colapso de una montaña de basura en un vertedero en las afueras de la capital, donde escarbaban para hallar con qué sobrevivir y solo encontraron la muerte.

La extrema pobreza ya no es noticia cotidiana en los medios de comunicación, excepto si alcanza estas características infernales.

El equilibrio informativo se da cuando la extrema riqueza celebra sus propios espectáculos. Como el que se presenta cada año en Davos, en los Alpes suizos, donde se congrega, para “encontrar la mejor manera de ‘reformar el capitalismo’, hacer que la globalización funcione y revivir a la clase media, lo más exclusivo de la oligarquía mundial”, 3.000 políticos, economistas, empresarios, filántropos y celebridades en el Foro Económico Mundial (FEM), cuya membresía corporativa cuesta $ 673.000 y la asistencia de cada ejecutivo $ 20.000, mientras que el destacado hotel Seehof cobra algo más de $ 150 por su cena estándar.

Esto durante la programación oficial. Para esparcimiento de los asistentes, el hotel Belvedere ofreció este año barmans especialmente contratados para la ocasión para mezclar sus cocteles, así como cocineros, camareros, porteros, personal de servicio y recepcionistas para atender a los líderes mundiales, empresarios y celebridades, que incluyeron a la estrella del pop Shakira y al famoso chef Jamie Oliver.

El año anterior, David Cameron, ex primer ministro de Reino Unido, pudo divertirse informalmente con Bono, Leonardo DiCaprio y Kevin Spacey, en la fiesta organizada por Jack Ma, el hombre más rico de China, mientras otra empresa de Silicon Valley pagó 6.000 libras esterlinas para lograr una breve reunión con el presidente de Estonia, y otro establecimiento voló desde Nueva Inglaterra con langostas y comida mexicana para una empresa que se reunía con un político de ese país.

El FEM también analiza la concentración de la riqueza. Cifras que, apenas enunciadas, comienzan a desactualizarse a velocidades escalofriantes. Hace medio año, 26 de septiembre 2016, se anunció (diario colombiano El Espectador) que 62 personas -¡el mismo número de fallecidos en la catástrofe etíope!- poseían tanta riqueza como la mitad de la población mundial, 3.600 millones de personas. Hoy, seis meses después, solo ocho hombres igualan esa riqueza: Bill Gates, Amancio Ortega, Warren Buffet, Carlos Slim, Jeff Bezos, Mark Zuckerberg, Larry Ellison y Michael R. Bloomberg.

Ellos o sus voceros, la élite: jefes de Estado, directivos de fondos de inversión multimillonarios, la cúspide que domina el mundo, el capital financiero, sus bancos y sus banqueros y sus arcas sagradas, sus paraísos fiscales. (O)

Alfonso Monsalve Ramírez
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense