Martes, 01 Noviembre 2016 00:00 Cartas al director

El mágico Alberto Spencer marcó goles hasta después de muerto

Cartas al Director

Este 3 de noviembre se cumplen 10 años de la muerte del anconeño Alberto Spencer Herrera (nacido el 6 de diciembre de 1937), el más grande futbolista ecuatoriano y uno de los mejores del mundo. Máximo anotador de la Copa Libertadores con 54 tantos, récord aún no superado.

El 24 de junio de 1959 se inauguró el estadio Modelo Guayaquil. ‘Cabeza mágica’, como lo llamábamos, anotó al arquero Walter Taibo el primer gol de la historia de ese escenario cuando reforzó a Barcelona, que empató a dos tantos con el Huracán, de Buenos Aires. Antes de marcharse a Peñarol convirtió 101 goles en Ecuador. Se estima que marcó 600 goles en su fulgurante carrera.

El 6 de noviembre de 2006, después de 47 años de haberse inaugurado el estadio Modelo Guayaquil, el cadáver de Spencer se despidió de este escenario marcando goles; pues sí, luego de haber sido velado en el coliseo Voltaire Paladines Polo, los aficionados llevaron el féretro a que  diera la vuelta olímpica en la cancha de fútbol que lo lanzó a la fama. Cuando ingresó en los arcos, gritaban emocionados: gol, gol…

¡Hasta de muerto, Alberto convirtió goles! Es una tradición guayaquileña pasear al féretro por los lugares donde el personaje vivió sus mejores momentos. No podía dejarse de cumplir con nuestro bienamado Alberto.      

Lic. César Burgos Flor

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense