Viernes, 24 Marzo 2017 00:00 Cartas al director

El Macrilasso

Cartas al Director

“Niños bonitos, llorones, acostumbrados al show, al teatro y a la calumnia...” El Universo. Lunes 20 de febrero/17.  Son las expresiones del Alcalde de Guayaquil al día siguiente de la primera vuelta, refiriéndose por supuesto a los dirigentes de la unidad CREO-SUMA, luego de unos días ‘mandó’ al banquero a hablar con Cynthia para que vaya a pelear los votos de las bases socialcristianas en Guayas, donde por supuesto que Lenín ganó con el 36% y a su vez la candidata socialcristiana sacó el 28% y 20% el banquero, es decir, Cynthia gana por una no despreciable cantidad de 100.000 al banquero.

Como buen político y curtido en estas lides, el Alcalde sabe que no solo hay que arremangarse las mangas de la camisa para el show (lo de niños bonitos y llorones, ya lo sabemos), si no que hay que despejarse de la mentalidad del ‘rico bueno’ que lo ha obligado a rifar grandes avances de la patria, como la educación y salud, como compromiso para congraciarse con el ex-MPD y PK, sin tener el olfato político que la cantidad de votos que le pueden proporcionar los traidores a mi general son insignificantes en comparación con sus aliados naturales de la derecha.

A pesar de lo expresado por el Alcalde en Radio Sucre el miércoles 22 de marzo, para ir marcando la cancha antes de que el ‘agua se ensucie’, de que el banquero es un “promotor de un capitalismo salvaje” lo que nos convertiría en poco tiempo -un año le tomó a la derecha Argentina- al retroceso de los avances sociales del pueblo y de la sociedad en su conjunto, como dice el presidente argentino: ‘Les quitamos los subsidios para que se den cuenta de que siguen siendo pobres’; en otras palabras: si gana el banquero, estamos ad portas de un Macrilasso.

Para terminar el análisis con que comienza esta carta, resta el teatro y la calumnia, dice el bocón que manda al carajo al CNE, haciéndose el bien parado y que es muy macho y bacán; aquí en Guayaquil los llamamos lamparosos, ya que con el primer amague de la Policía sale soplado -se lo ve en las imágenes de la TV-. Ya el ‘Rafa’ lo ‘invitó’ y se hizo el desentendido; su bravuconada es parte de su estado mental de lo que dice el burgomaestre del puerto: Niño bonito y llorón, acostumbrado al show, al teatro y a la calumnia.

Este remedo de ‘macho’, acostumbrado a la traición, hizo ‘salir’ y caer en desgracia a su excoideario de Avanza y lo tildó de ‘borrego de Troya’, el cual lo desenmascaró revelando que se lamía las orejas por que el ‘Rafa’ lo nombre Ministro de Trabajo. En lo que sí ha tenido éxito el bocón es en dividir y sacar traidores por arte de magia, y al ideólogo del ‘borrego de Troya’ ahora se lo ve entusiasmado recorriendo las calles de su natal Ibarra. Así es el recorrido de este lengualarga, quien una vez quiso que ‘Cacho’ Vera lo apadrinara para saludar a Fidel. Menos mal que no se dio, si no el ‘Cacho’ hubiera estado arrepentido de haberle presentado al Comandante a un traidor y agente de la gusanera de Miami.

Ing. Salomón Fuentes Vidal, Esp.

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense