Lunes, 30 Enero 2017 00:00 Cartas al director

Carta abierta al señor Guillermo Lasso sobre su aspiración a eliminar la Ley Orgánica de Comunicación

Cartas al Director

Su idea no solo que me parece descabezada, sino que evidencia sus irresponsables intenciones en este intento de llegar a la Presidencia de la República del Ecuador. Si bien, en su caso, en año electoral, de crisis global y de bombardeo de los más grandes medios de comunicación contra el actual régimen, puede ser una buena estrategia de campaña lanzar propuestas así de polémicas para circular su nombre en el espacio público; usted está jugando con la voluntad de los ecuatorianos. Es necesario que tenga clara la diferencia sustancial que existe entre libertad y libertinaje, ya que este último no es conveniente para la mayoría de quienes se encuentran en condiciones poco favorables en nuestra sociedad. La ley que usted aspira a eliminar no fue concebida de la noche a la mañana; más bien surgió gracias a la tenacidad de organizaciones, comunidades y pueblos que han luchado por más de 30 años, en condiciones de desigualdad, por la democratización de la palabra en nuestro país y en América Latina. Esta Ley no pertenece a un movimiento político, a un grupo de asambleístas o a un presidente, sino más bien a todos los ecuatorianos. En una sociedad que aún adolece de desigualdades, la idea de libertad no es concebible sin responsabilidad, sin respetar derechos y obligaciones. Para esto se requiere establecer un conjunto de garantías que deben estar amparadas en leyes, normas y en una determinada institucionalidad que, gracias a la Ley que usted aspira a eliminar, hoy existen. En Ecuador necesitamos límites y equilibrios en el escenario de la comunicación, este no puede ser acaparado por los poderes económicos y políticos de nuestro país, es un espacio que nos pertenece a todos, esa es la esencia del derecho y la democracia. Señor Lasso, es evidente que no comprende que los medios de comunicación son el principal recurso político y cultural, tanto así que, cuando prevalecen los medios privados comerciales, lo que atenta contra la libertad de expresión y la diversidad cultural es justamente la concentración de un solo sector en el espacio comunicacional.

Andrés Groner

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense