Caricaturas de antaño

- 26 de septiembre de 2017 - 00:00

Recordar la niñez; cuando nuestro mayor trabajo era comer toda la comida, hacer los deberes y dormir temprano.

Todos tenemos algún recuerdo de las caricaturas animadas que veíamos en esa época como la tan recordada Tom y Jerry.

Un gato y un ratón, ’amigos’ inseparables, que siempre veíamos en guerra, uno por querer comérselo y el otro siempre armando un plan con astucia para salir a la cocina y robar algún alimento y no ser atrapado por Tom.

¿Lo recuerdan? Cómo era de interesante el contenido que transmitían a todos los niños y adultos sacando casi siempre una sonrisa.

El gallo Claudio. El galán y soltero del gallinero, admirado por todas las gallinas. Con su inolvidable palabra “digo”, su ‘marca registrada’ en su forma de hablar.

Había una gallina especial, la Srta. Prissy, la cual hacía de todo para conseguir marido, era la burla de todo el gallinero porque a su edad aún no tenía pollitos; pequeña, delgada y con unos pequeños lentes, no perdía la esperanza de encontrar a su gallo y dejar atrás su condición de solterona.

Bugs Bunny, el Conejo de la Suerte, conocido en algunos países también como Serapio; siempre hacía que te dieran ganas de comer zanahorias cuando lo veías. Con su famosa frase: “¿Qué hay de nuevo viejo?” y su gran astucia, siempre nos hacía sonreír cuando se las ingeniaba para no ser cazado en el bosque. (O)

Samantha Jijón Gagliardo

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: